Open top menu
BARRIO OBRERO, DECLARADO DE UTILIDAD PÚBLICA

El jueves 16 de noviembre el Consejo Deliberante declaró la utilidad pública de Barrio Obrero y 3 asentamientos más, donde viven casi 6 mil familias que hace años exigen la expropiación de los territorios recuperados por los vecinos y vecinas y el acceso a servicios básicos. 
Lila Calderón, referente de Barrio Obrero y militante del Movimiento Popular La Dignidad, habló con el Enredando las Mañanas sobre la alegría de esta conquista que permite estar un paso más cerca de la expropiación definitiva de los terrenos. "Un día histórico para todos nosotros, para una lucha que lleva más de 8 años", expresó.

Entrevista completa:


Seguir Leyendo
UN GRITAZO CONTRA EL ADULTOCENTRISMO

Este jueves por la tarde, niños y niñas, junto a organizaciones sociales y de derechos humanos, se concentrarán en la Plaza Congreso para denunciar la exclusión de sus voces en la Cuarta Conferencia Mundial de la OIT realizada durante estos días en Buenos Aires y que tendrá como eje fundamental del debate al llamado trabajo infantil. Para analizar el contexto del reclamo y el por qué resulta central el protagonismo de las niñas y niños en este tipo de instancias, desde el Enredando las Mañanas dialogamos con Santiago Morales, integrante de La Miguelito Pepe, y compartimos un texto de invitación al gritazo escrito por María, de la Asamblea R.E.V.E.L.D.E. de Villa Soldati.

Podrías contarnos lo que están preparando en torno a la próxima asamblea de la OIT respecto del llamado trabajo infantil

Este es un movimiento que tiene más de treinta años, y que viene preparando, discutiendo y construyendo una mirada del mundo desde la niñez, que es completamente distinta a la versión hegemónica con la cual pensamos un conjunto de cosas. También es una versión del mundo que surge de lxs chicxs y a su vez de Latinoamérica. Esto lo planteo porque estamos cruzados por dos sistemas de opresión además del capitalista, que es el del colonialismo y el adultocentrismo, y que nos afectan a la hora de pensar cómo vamos a desarrollar nuestras acciones como educadores o como adultos. En particular esta semana, del 14 al 16 de noviembre, tiene lugar la Cuarta Conferencia Mundial de la OIT [Organización Internacional del Trabajo], donde se va a tratar específicamente el tema del trabajo infantil. Y como la convención de los derechos del niño establece el derecho a opinar y ser escuchados en los temas que a los chicos afectan, quisieron participar. No resulta en ningún punto raro que uno quiera ejercer un derecho, sin embargo, la OIT les negó la participación a los chicos, alegando razones de seguridad. Es decir, para evitar algún tipo de imprevisto que pueda llegar a poner en riesgo a los chicos, les prohibimos la participación. Y eso es central, porque es el mensaje, el eje a partir del cual se estructura el carácter adultocentrico de la sociedad. Un paternalismo, que bajo el manto de la protección prohíbe al otro participar, opinar, dar cuenta de sus voces, hacer la vida propia, desde luego no negando la necesidad de cuidado, de la relación que se da intergeneracional. Ante este hecho, la Asamblea Revelde, una organización de chicos y chicas de 9 a 17 años, junto a otras organizaciones de chicos y chicas y con el acompañamiento del movimiento latinoamericano proponen un gritazo en el Congreso, para que se escuche su voz. Porque si la OIT, que pertenece a la ONU, que ha impulsado la convención, niega un derecho de ellxs, entonces lo van a tener que hacer escuchar de otra manera.
El gritazo va a ser una concentración propuesta para las 5 de la tarde de este jueves 16 de noviembre, en la plaza Congreso. La intención es reunirnos, encontrarnos, hacer algunas actividades artísticas junto con los niños, niñas y adolescentes que vengan. Escuchar también qué es lo que tienen para decir los chicos y las chicas. Van a venir representantes de Paraguay y Bolivia, de organizaciones de niños y niñas, para poner en juego su opinión sobre el tema.

¿Cómo es esto de acompañar a las pibas y pibes trabajadores en este caso? ¿Cuál sería el piso para poder pensar que un pibe trabaja y no es una situación de explotación?

En primer lugar, una aclaración necesaria: desde la Miguelito Pepe, a partir del trabajo que desarrollamos acá en Buenos Aires, no estamos acompañando organizaciones de niños, niñas y adolescentes trabajadores. De hecho, los chicos y las chicas se reconocen como chicos del pueblo, tomando la propia historia del movimiento político y social, del movimiento obrero y de la niñez en Argentina. Pero esto es muy importante porque cuando nosotros nos acercamos a los chicos y empezamos a nombrar el tema del trabajo en el barrio, lo que pasó es que las familias pensaron que nosotros éramos agentes del Estado que queríamos penalizarlos, perseguirlos porque estaban con hijos que trabajaban. Nosotros estábamos lejos de eso, más bien pensábamos lo contrario, valorábamos la dignidad y el esfuerzo. En medio de esa situación fue que el mismo proceso nos llevó a modificar un poco aquello que teníamos pensado como proyecto.
Lo que es bien importante señalar, sobre todo en el contexto argentino, es que uno no puede pensar retroceder en materia de derechos. Hoy el trabajo infantil está prohibido. Si uno plantea que se regule el trabajo infantil, nos parece que en algún punto puede llegar a ser regresivo. Lo que creemos fundamental es empezar a señalar una diferencia entre lo que es el trabajo y lo que es el empleo. En una sociedad capitalista el empleo lleva de por sí la relación de dependencia con la otra persona, y los niños, niñas y adolescentes, por una relación biológica, y por una cuestión social y cultural, están en desventaja ante esa relación, en general son más vulnerables a ser explotados de una manera mayor. Pero no todo trabajo es explotación, eso es algo que para cualquier persona que lo piensa en un adulto, es evidente. Ahora cuando pensamos en los niños, como tenemos incorporado el concepto de trabajo infantil que los organismos internacionales han producido, justamente para generar esta confusión, nos parece que todo trabajo es igual a explotación. Y en realidad el trabajo, para quienes pensamos la historia desde lo material, es lo que nos vuelve humanos, es lo que nos permite avanzar en nuestro propio proceso de crear tecnologías, desarrollar nuestras fuerzas como sociedad. Ahora, lo que nos mata es la explotación, en cualquiera de sus formas. Nosotros pasamos por alto el trabajo de las niñas y niños actores, eso es un trabajo, pero ¿por qué se le quita el valor de trabajo a la actuación porque lo hace un niño? Eso es un trabajo, y nadie dice que por estar actuando está siendo explotado. Ahora si tiene que trabajar 12 horas a lo largo de todo el día, por supuesto que entra en situación de explotación.

También uno tiene el recuerdo de nuestros propios padres, que han laburando desde los 8, 9 años y nos han contado esas historias. Esto es algo que se puede trasladar a muchísima otra gente, en los ‘40 o ‘50 arrancar laburando desde muy chiquitos era algo común. Lo que está pasando es que hoy el tipo de laburo al que acceden los chicos es a cartonear o a laburos muy de mierda en general.

Esto que vos decís me permite ser claro en el mensaje. Una cosa es un chico de 14 años que trabaja dos horas por semana, en una feria, junto a su familia. Y otra cosa es un chico de 7 años que está en un taller sometido a una práctica de esclavitud. Para estos organismos internacionales, todo eso es trabajo infantil y todo eso está prohibido. Lo que nosotros señalamos es el porcentaje menor de chicos y chicas, ¿en qué sentido? La mayoría de los chicos trabajan producto de la necesidad de salir adelante con su familia. Por supuesto que vos le decís a cualquier persona: ¿vos qué preferís, trabajar o no trabajar? Y yo prefiero no trabajar, prefiero estar haciendo las cosas que me generan placer, y el trabajo no siempre me genera placer. Ahora vos que preferís, ¿desayunar mañana o no desayunar mañana? Cuando esa situación se pone desde los pies de los chicos, y se empieza a leer el mundo desde los pies de los chicos, y se deja de lado el niño ideal que nos ha vendido la Convención de los Derechos del Niño y la mirada europea, un niño que solamente se dedica a jugar y estudiar, ese niño no existe en América Latina, o existe en las clases medias acomodadas y en los sectores más ricos, que tienen otras dificultades. Pero los pibes y las pibas de nuestros barrios son pibes y pibas que tienen que asumir responsabilidades porque no les queda alternativa. Cuidan a sus hermanos, hacen las compras, resuelven la casa, limpian, ordenan, son parte de la economía familiar. Nosotros no estamos planteando que los chicos deben ser empleados por empresas que los van a explotar, ese fue el debate que tuvimos hace pocos meses en torno al proyecto neoliberal de la “secundaria del futuro”, que querían incluir a los chicos en las multinacionales. Lo que estamos queriendo plantear es la necesidad de valorar esas prácticas comunitarias en las cuales los chicos indefectiblemente son parte. Y nuestra mirada, muchas veces de clase media y profesional, no nos permite advertir el carácter persecutorio, criminalizante y estigmatizante que tiene el planteo de que “el niño no debe trabajar”.

También resulta contradictorio que un pibe no pueda trabajar, pero sí pueda ser penalizado (en relación a la baja de la edad de punibilidad)

En oportunidad de la marcha que tuvo lugar a fines de enero de este año, pidiendo justicia por Luciano Arruga, desde la Asamblea -que participa hace varios años de esta movilización- llevaron un texto leído al finalizar la marcha, donde planteaban exactamente esto, desde su lugar. Quieren meternos en la cárcel desde más chicos, pero nos tienen impedidos de trabajar si queremos o si necesitamos. Y por supuesto que hay un carácter desigual por detrás de la necesidad de que un chico trabaje para poder alimentarse. Por supuesto, si un chico deja de ir a la escuela porque tiene que trabajar, es una situación de explotación, sin lugar a dudas. El tema es que se da una confusión perfecta y perversa donde eso se vuelve difuso, y el mensaje es univoco para los chicos. Los chicos tienen que crecer con la culpa de estar trabajando, y eso es una culpa de clase. Y eso es algo que tenemos que empezar a problematizar, que un chico viva y crezca con la culpa de tener que trabajar, porque no debería, pero lo necesita, es una carga más que le ponemos encima en lugar de poder valorar la acción concreta que lleva adelante para poder superarse a sí mismo, y obtener los recursos desde la comunidad que el Estado no les da. Y nosotros no negamos la absoluta responsabilidad del Estado en esto, lo que pasa es que si nosotros seguimos exigiendo al Estado, que lo hacemos por supuesto, pero si solo nos quedamos con exigirle al Estado que redistribuya la riqueza para que los chicos no necesiten trabajar y desaparezca la explotación, en el medio se nos va muriendo la humanidad, porque siguen siendo explotados los chicos. Y para dar cuenta de la hipocresía de estos organismos, UNICEF dice que desde hace varios años está creciendo en el mundo la cantidad de niños que no ingresan a la escuela primaria, el 1% de la población mundial tiene el 99% de las riquezas, y la OIT dice que paulatinamente el trabajo infantil está decreciendo en el mundo. Esto es una ridiculez, es una tomada de pelo, y es perverso porque lo que hacen es ocultar, a través de las construcciones estadísticas que hacen, las gravísimas situaciones de explotación a las que las empresas que ellos mismos protegen, someten a nuestros chicos. Dar la discusión sobre esto no quiere decir que permitamos la explotación, quiere decir que valoremos a nuestros pibes y señalemos claramente donde está la explotación, porque hay explotadores. El problema no es de los chicos que estén trabajando, el problema es de los explotadores que se aprovechan de los chicos. En tal caso, tenemos que poder acompañar a nuestros pibes en los barrios, para que entiendan que no tienen que vivir con culpa si están trabajando, y que tienen que seguir en la escuela, y que tenemos que poder brindarles un futuro que no esté siempre cercano a la calle o a la marginalidad, que es lo que necesita el sistema para poder seguir reproduciéndose en sus lógicas de desigualdad y exclusión. Este mecanismo perverso lleva a los chicos a las cárceles desde más pequeños, pero al trabajo desde más grandes. Entonces la franja de la adolescencia, vital en el desarrollo del ser humano, queda a merced de la trata, del narcotráfico, de la droga, del meterse en ciertos mercados ilegales que son los que le permiten acceder a lo que necesitan, a lo que quieren, a lo que desean. Porque no hay que perder de vista que el deseo esta cruzado en esta situación.
El gritazo es este jueves 16 de noviembre, de 17:00 a 19:00 horas, en la Plaza Congreso. Nos vamos a juntar allí para gritar muy fuerte y que la OIT escuche aquello que quiso negar, que son las voces de los chicos, y lo que los chicos tienen para decir, que es un mensaje claro contra la explotación y contra el adultocentrismo que les niega la palabra.

INVITACIÓN AL GRITAZO, por María de la Asamblea REVELDE

Mi nombre es María, tengo 16 años, soy de la Asamblea REVELDE de Buenos Aires, y este 14 de diciembre estaremos cumpliendo 3 añitossss💖 de mucha lucha, desacuerdos, viajes a otros países, a otras provincias, de muchas risas, mucha afirmación y de feminismo también!

Los días 14, 15 y 16 la OIT (Organización Internacional del Trabajo) va a estar haciendo su IV Conferencia para la erradicación sostenida del trabajo infantil. Nuevamente están vulnerando nuestro derecho a ser escuchadxs, porque no permitirán el ingreso de cualquier niño, niña y adolescente, o sea, de cualquier persona menor de 18 años por cuestiones de "seguridad", cosa que no entendemos, porque nosotrxs no somos peligrosxs.

En conjunto con la Miguelito Pepe estamos organizando un Gritazo ¿En qué consiste el gritazo? En gritar para que los derechos de ningún niño, niña y adolescente sea vulnerado otra vez. Porque no queremos que nuestras voces sean apagadas por personas adultistas, porque lo soportamos todos los días en la escuela, en nuestras casas y decimos ¡basta! Por eso el gritazo. Además, para decirle a la gente que nosotros y nosotras tenemos mucho para decir y mucho para hacer, no todo es capricho.

También queremos invitar a la gente a que se sume este 16 al gritazo, porque lxs niñxs trabajadorxs hacemos que el país funcione, y si nos prohíben trabajar no dudamos que habrá un desequilibrio en la economía. Agradeceríamos mucho que participen, porque nosotrxs no somos el futuro del país, ni de la humanidad. Somos el presente, somos lo que estamos haciendo ahora, y pedimos protagonismo, ¡exigimos ser escuchadxs!

Seguir Leyendo
Jornada nacional de lucha de la CTEP

El miércoles 15 de noviembre los movimientos sociales enmarcados en la CTEP realizan una jornada nacional de lucha para exigir el tratamiento y la sanción de la ley de emergencia alimentaria, la plena aplicación de la ley de emergencia social, contra la reforma laboral y jubilatoria y por mayor presupuesto en las áreas de prevención y atención de adicciones.



En diálogo con La Salada Lito Borello, coordinador nacional de la organización social y política Los Pibes, habló sobre las actividades que se llevarán adelante en todo el país y en particular en el barrio de La Boca y la agenda de lucha planteada por los movimientos sociales. 



Escuchá La Salada todos los martes de 9 a 10 por FM La Caterva.
Seguir Leyendo
“Han acostumbrado a la gente que matar mujeres es algo normal”


El 9 de Noviembre de 1997 María Emilia González, Paula Micaela y Verónica Villar salían a caminar en Cipolletti (Río Negro) El 11 de noviembre eran encontrados sus cuerpos sin vida.
Se cumplen 20 años de este, el  primer triple femicidio (porque no será el único) que marcó al pueblo cipoleño, que sigue exigiendo justicia, en un camino marcado por la impunidad y la complicidad política y judicial. Con testigos asesinados, un único condenado, y una intención clara de cerrar la causa. Ofelia Villar, mamá de Verónica, conversó con Enredando las Mañanas.

Mural realizado recientemente en la ciudad de Cipolletti


-¿Que implicó para la ciudad de Cipolletti el triple femicidio?

Nuestra ciudad se vio golpeada por un hecho que marcó un antes y un después. Era una ciudad con eslogan mentirosos, ciudad de paz, ciudad para vivir, pero un día tres jóvenes, tres adolescentes, estudiantes salieron a caminar y  nunca volvieron. Tenían proyectos, ilusiones y todo se terminó ese día. Yo pienso que si ese día por ese mismo lugar hubiesen ido tres hombres, no hubiera pasado lo mismo. Esto llevó a que por un instante se paralizara el corazón de los cipolleños y salieran todos a la calle a reclamar por la verdad. Y descubrió también que había algo que estaba escondido, que funcionaba en la oscuridad, entre las sombras, que era monstruoso, por eso  partir de ahí las conducta de muchos ciudadanos cambiaron

-¿Cómo fueron para vos más a nivel personal estos 20 años de lucha en la exigencia de justicia?

No fue fácil. Uno no está preparado para esto. Está muy conmocionado, muy confundido, pasa el proceso de duelo y después decide, salgo o me quedo llorando atrás de las puertas. Despacito fui tratando de salir, y mucha gente empezó a darse cuenta de cómo era esto, y a tratar de fortalecerme muchas organizaciones. A partir de esa fortaleza empezó la lucha, no solamente por María Emilia, Paula y Verónica, también por las 15 mujeres asesinadas y ni un hecho esclarecido. Por eso decimos que es un feminicidio, porque hay un Estado donde las instituciones no funcionan, entonces hay un Estado responsable de toda esta impunidad.

-Hace 20 años era complejo hablar de femicidios de la forma que lo hacemos hoy, en este sentido, ¿cómo vivieron como pueblo este camino, este entendimiento de que estos, y los 15 casos de los que hablas, son  crímenes de odio hacia las mujeres?

Cuando sucedieron los hechos salió toda la comunidad, inclusive salieron primero sus compañeros de colegio y de universidad, después salieron los vecinos y toda la comunidad. La policía no daba respuestas, porque decía que había que esperar 48 horas, que tres chicas deben andar por ahí, usaban la misma técnica que todavía tienen, como con el caso Maldonado, que las vieron bajar de un camión, que las vieron por el norte, que las vieron por el sur. Todas las mismas mentiras. Pero la gente se dio cuenta y se agolpó pidiendo al ministro de gobierno que se presentará, al gobernador. Pero nada dio resultado.  Al principio marchas eran numerosas, salió todo el pueblo. Después fue todo bajando, se fue silenciando. La gente decía para qué vamos a ir si acá nada se esclarece. Se sucede otro triple crimen que quedó impune, que nadie reclama. Han acostumbrado a la gente que matar mujeres es algo normal. Entonces un grupo  de mujeres que nos conformamos como multisectorial empezamos a organizarnos y a salir a denunciar el femicidio. El odio hacia las mujeres. Lo que mucha gente todavía le cuesta entender porque les ha quedado muy marcado que en algo andarían, por algo debe haber sido. Todas esas cosas que duelen mucho, que destruyen a las familias. Que también el poder político lo hacía y los investigadores, que es la policía, nos rodeaban, o trataban de silenciarnos diciéndonos las chicas no van a volver, para qué van a salir. Esa técnica la tienen, y de investigar a la familia y a sus amigas. Tratar de hacernos sentir culpables a nosotros para que uno no salga a reclamar y a denunciar lo que estaba pasando en la ciudad.

-¿Cómo ves hoy  en la ciudad de Cipolletti (Río Negro) la situación de violencia contra las mujeres, que en el caso más extremo termina en femicidios?

Acá hay muchísimas denuncias todos los días, los organismos que trabajan no dan abasto. Cada vez es más la violencia y se ejerce más violencia sobre el cuerpo de la mujer. Hay muchos tipos, pero la agresión física es terrible. Tratamos como multisectorial de mujeres de hacerlo visible, porque todavía las mujeres tienen ese mandato que bueno, es tu marido, cómo lo vas a denunciar. O si vas a la comisaría cuesta mucho hacer la denuncia porque le dicen, espera, mira que si lo detenemos después lo van a echar del trabajo, y qué les vas a dar de comer a tus hijos… todavía está esa costumbre de tratar de silenciar a las mujeres.

-¿Cómo está la causa luego de que la justicia condene a  Claudio Rodolfo Kielmasz por el triple femicidio?

La causa judicial está quieta. Hicimos una presentación en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos pidiendo que la causa no se cierre, que se siga investigando, porque pensamos que alguien sabe, alguien vio. Pero los mensajes mafiosos que asesinaron a dos testigos metieron mucho miedo para que alguien se acerque a denunciar. No tenemos nada judicialmente. Un detenido que han estudiado el perfil, de un psicópata, asesino serial. Han buscado una persona que daba su perfil para cargar con toda esa culpa y limpiar la imagen de la ciudad. Con este personaje para ellos ya el crimen está esclarecido y uno se tiene que quedar en su casa mirando lo que pasa

-¿Cómo era Verónica?

Era muy alegre, le gustaba andar en bicicleta, le gustaba ir a la chacra. Disfrutaba mucho de su estudio de agronomía, se juntaban las tres y eran muy alegres, desbordaban simpatía y alegría. Una simple caminata se convirtió en esto. Que no olvidamos, que la memoria pasa por el corazón y siempre la tenemos presente.


Audio de la entrevista

Seguir Leyendo
Colombia: “La paz será una conquista del pueblo, no una concesión de la oligarquía”

Compartimos una entrevista realizada para el Enredando las mañanas a Sergio Marín, comandante de las FARC y actual miembro de la dirección colectiva del nuevo partido fundado por esta organización insurgente. Los dilemas del proceso de paz en un contexto donde las masacres contra la población civil continúan.


-¿Cuál es la impresión en torno a la masacre cometida en Tumaco y en qué medida se está avanzando en el proceso de paz?
En principio remarcar nuestra solidaridad con la lucha de los campesinxs colombianxs, en especial de lxs campesinos cocalerxs, entre otras porque este campesinado que se ha abocado al cultivo de la hoja de coca lo ha hecho obligado por las circunstancias históricas, sumamente complejas en Colombia, que empiezan por la alta concentración de la propiedad sobre la tierra en nuestro país, y en segundo lugar por el desplazamiento violento al que han sido sometidxs millones de compatriotas del agro colombiano hacia regiones inhóspitas, más allá de la frontera agrícola del país, donde básicamente el único cultivo que brinda alguna posibilidad de obtener un ingreso para una vida mínimamente digna, son esos cultivos que nuestro enemigo llama ilícitos y nosotros llamamos de uso ilícito.
Lo que está sucediendo nos indigna, nos entristece, y el Estado colombiano y los gobiernos que lo administran tienen un claro sentido y sello de clase, y gobiernan para sus propios intereses. El acuerdo de paz pretende no tanto, como se ha hecho otras tantas veces, garantizar una “revolución por decreto”, sino unas condiciones para la lucha política distintas a las que estamos acostumbradxs y habituadxs en nuestro país, y acciones como éstas por supuesto van en dirección contraria de lo que anhelan millones de colombianxs, a lo que buscamos los sectores democráticos, progresistas, revolucionarios de nuestro país, y de cierta manera es complaciente con esos sectores más retardatarios y fascistas de la oligarquía colombiana.
Es sumamente contradictorio que mientras el gobierno de Santos insiste en una defensa retórica de lo acordado y del desarrollo de este proceso de paz con las FARC y los que se vienen desarrollando con lxs compañerxs del ELN en Quito, mantenga en la práctica una acción que en nada se diferencia con lo que históricamente hemos vivido en Colombia: represión, asesinatos, tortura, desapariciones, muerte, encarcelamientos. Entonces obviamente nosotros requerimos no solo de pronunciamientos, sino que necesitamos una importante movilización del pueblo colombiano, que el pueblo se movilice solidariamente en defensa de lo acordado y en defensa de la paz, que es una conquista del pueblo y no una concesión de la oligarquía colombiana.
También es importante visualizar lo que está sucediendo para que se conozca tanto nacional como internacionalmente. Consideramos que es muy importante la participación de la comunidad internacional, de los organismos que el acuerdo establece que deben estar encargados de la verificación de lo acordado, y de otros organismos internacionales que suelen ser sumamente activos en la denuncia de supuestas violaciones a los derechos humanos cuando se supone que suceden en países que son gobernados por partidos progresistas, pero generalmente en este tipo de casos, cuando estas acciones claramente demostradas son cometidas por fuerzas reaccionarias, suelen mantener un silencio bastante parecido a la complicidad.
-Un tema que ha sido totalmente invisibilizado por los medios de comunicación hegemónicos es el de los presos y presas políticas, que en el caso de Colombia es escandaloso, ya que hasta hace unos meses ascendían a más de 9 mil presos y presas (incluyendo tanto a quienes forman parte de la insurgencia, como a activistas de movimientos u organizaciones sociales y políticas) ¿Cuál es su situación actual?
El acuerdo establece taxativamente que todxs lxs prisionerxs políticxs de guerra que se encuentran las prisiones deben ser liberadxs. En ese sentido hay un incumplimiento flagrante, ya que deben quedar más de mil compañeros y compañeras en las cárceles, y nosotrxs estamos exigiendo que se liberen inmediatamente. Tendríamos que reconocer que un poco más de 1500 aproximadamente han quedado en libertad, lo cual es resaltable. Si bien en un esfuerzo de guerra de varios años logramos la liberación de prisionerxs en algunas oportunidades por la vía militar, nunca conseguimos que queden liberadxs tal cantidad como la que tenemos ahora. Por lo tanto, podemos hablar de un balance agridulce, ya que es importante la liberación de estxs miles de combatientes, de luchadores y luchadoras que han tenido que soportar los rigores de un régimen carcelario y penitenciario criminal como el que tenemos en Colombia. Por eso exigimos que sean liberadxs todos y todas.
-Han conformado una nueva organización que también se llama FARC (Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común), pero cuya vocación es de carácter civil. ¿Qué vigencia tiene el socialismo como perspectiva en esta coyuntura?
Nosotrxs acabamos de culminar hace unos días nuestro congreso fundacional, en el que quedó establecido que nuestra conformación en partido político debe darse sobre la base de la construcción de un partido profundamente enraizado en la lucha del pueblo colombiano, y que tenga explicitado en la formulación de sus objetivos estratégicos su carácter antiimperialista, anticapitalista y por el socialismo.
Creemos que ese partido que estamos en proceso acelerado de estructuración y construcción, debe ser un aporte al conjunto de la lucha de los sectores sociales y populares en Colombia. No tenemos un afán vanguardista, consideramos que es necesario construir una vanguardia colectiva, es decir, un conjunto de fuerzas de organizaciones que nos pongamos de acuerdo, rememorando a Camilo Torres, en lo que nos une y dejando a un lado las diferencias, porque lo que nos une es mayor a lo que nos diferencia.
Llevar esto adelante será posible mientras tengamos claros los objetivos comunes y nos propongamos formas y métodos de acción. Más allá de la unidad programática, aspiramos a la unidad orgánica, poder mostrarle al pueblo colombiano un horizonte de esperanza y de victoria. La gente tiene bastantes críticas a lo que es la política tradicional, hay un sentimiento generalizado en Colombia en este momento de desánimo frente a los partidos políticos, y de cierta manera también, podría decirse que hasta dialécticamente, puestas sus esperanzas en las fuerzas alternativas, siempre que nosotrxs les propongamos al pueblo unidad estando unidxs nosotrxs, porque es muy complicado decirle a un pueblo que se una en la lucha cuando no hay unidad entre nosotrxs.
Tenemos disposición de trabajar en dirección a la unidad y modestamente colocamos nuestro acumulado histórico de más de 53 años de lucha frontal contra el régimen colombiano, al servicio de esos objetivos de largo alcance del pueblo colombiano.
Audio de la entrevista

Seguir Leyendo
RESISTIR PARA GOBERNAR

En diálogo con La Salada, el programa conducido por Rafael Klejzer, Carlos Del Frade, periodista y diputado provincial por el Frente Social y Popular en la Provincia de Santa Fe analizó el resultado de las elecciones legislativas del pasado domingo: “Hay que seguir insistiendo, masificar el pensamiento crítico, tenemos que generar seducción en nuestro pueblo para convencer de que podemos ser no sólo una alternativa legislativa sino una alternativa popular de gobiernos transformadores”.
Del Frade analiza las particularidades de estas elecciones en una de las ciudades más importantes de la provincia donde Cambiemos desplazó al socialismo, después de caso 30 años de gobierno.




Audio completo de la entrevista:


¿Cómo viste las elecciones en Santa Fe?
En la cuestión electoral algo similar a lo que ocurrió en la mayoría de las provincias argentinas, con un triunfo arrollador de Cambiemos. Casi los 19 departamentos de la provincia de Santa Fe tuvieron el triunfo de este mar amarillo que genera un clima muy favorable para las empresas, que se corrobora con el despido de 65 trabajadores de la multinacional Unilever dos días después de las elecciones, una empresa que llegó a facturar el año pasado 24.400 millones de pesos, a razón de 46 mil pesos por minutos, por lo cual el despido genera la irracionalidad económica y financiera y la necesidad que desde la política hagamos algo. Pero estos despidos masivos de una multinacional con total impunidad para mi de alguna manera está anticipando el corset que le van a poner  a la reforma laboral que pretende imponer el gobierno nacional y que el lunes anunció el propio presidente de la Nación en una conferencia de prensa.

Cuando hablas de las empresas, de este “mar amarillo” y el buen clima para los negocios se traduce hoy en lo que va a ser la reforma laboral, como estas diciendo vos, ajustar hacia abajo, nunca ajustar sus ganancias…

Efectivamente, quieren mantener la tasa de ganancias, tal como ocurrió en los años 90 con un crecimiento de la mano de obra desocupada, con un ejército de desocupados cada vez más grande para bajar lo que el empresariado llamó el “costo argentino”, el caballito de batalla de todos los empresarios, como si ese fue el causante de las penurias cuando en realidad es al revés, se trata de que los trabajadores han generado fenomenales ganancias para las grandes empresas, pero que a través de esta idea del costo laboral y por eso, o se reducen trabajadores o se aumentan horas o de alguna manera se quiere flexibilizar con convenios de empresa tal como lo están pretendiendo en distintos lugares del mundo, no solamente en Brasil que es la que generalmente se nombra a la hora de pensar en la reforma laboral.

Yo siempre hablo de la anarco-sonsera, porque lo vemos mucho en las cuestiones del narcotráfico, yo digo que el Estado siempre está presente, está presente de manera virtuosa, con una escuela, un hospital, la obra pública, pero está también presente de forma corrupta, con la liberación de zona para el negocio del narcotráfico, la trata de personas, el contrabando de armas, o en este caso, está presente de forma corrupta  a favor de los grandes empresarios que despiden sin dar fundamentos, generando un gran costo social, a mi entender cometiendo un delito social muy alto, porque el costo cuando se termina la indemnización para las familias, lo va a tener que absorber el Estado municipal, provincial o Nacional, y sobre eso habrá que modificar el código Penal, porque hay un delito en flagrancia que cometen a mi entender las multinacionales cuando despiden masivamente, pero este es efectivamente el marco que le dió este mar amarillo de votos que se produjo el día domingo.

Incorporaste el tema del narcotráfico, ¿en cuánto crees que incidió la política de liberación de zonas, la violencia, el narcotráfico, el lavado de guita a la hora de la reflexión del por qué el voto de los santafesinos fue para el PRO?

Sin lugar a dudas influyó, especialmente por lo que sucedió a partir del año 2013 que tuvimos 264 homicidios en el año, el mayor número de homicidios en la historia política de Santa Fe, con una tasa que llegó a cuadruplicar la tasa de homicidios nacional. Ahora está reducido drásticamente pero aquello terminó siendo una marca en el gobierno del socialismo y por eso avanza la cuestión de Cambiemos de cara a lo que va a ser el 2019 y la discusión no solamente por el gobierno del a provincia de Santa Fe sino por el bastión del socialismo que en dentro de ciudad Rosario  cumpliría en 2019 30 años de ejercicio en el poder, yo creo que eso también influye, también tiene que ver con una especie de hartazgo político cultural que se ha manifestado y me parece que eso también debe formar parte de análisis de lo que ha pasado con la particularidad en este caso de la provincia de Santa Fe, y después está lo otro, lo que vos decis, la ley 26.052 conocida como narcomenudeo ha generado por ejemplo en la provincia de Buenos Aires que se duplicara la población carcelaria pero el narcotráfico sigue creciendo, de hecho hace dos meses atrás exportamos una tonelada de cocaína desde el puerto de Bahía Blanca, y eso se relaciona con un decreto del macrismo de liberar los puertos privados para que entren y saquen lo que quieren sin tener ningún tipo de supervisión por parte del Estado, con lo cual hay una deliberada política del gobierno para favorecer el narcotráfico, esto lo digo a nivel nacional. Somos los terceros exportadores de cocaína, segundo exportador en metanfetamina y esto a pesar de que el relato del macrismo incluye la supuesta pelea contra el narcotráfico.

Si, solamente con una declaración jurada pueden entrar y salir las cosas, bueno el petroleo sale por una declaración jurada, no hay nadie controlando.

Es muy impactante lo que está pasando con los puertos argentinos porque realmente el manejo del país se hace por sus entradas y sus salidas, y los puertos hoy están en manos de sus verdaderos dueños, las multinacionales. Hacia rato que no se veia algo asi, el intento más profundo de todo esto se había hecho con la dictadura cuando Martínez de Hoz liberó la idea de que sea la Junta Nacional de Granos la que controlara las cargas y descargas y hoy se profundiza esto y se pone nada menos que a los puertos como elementos fundamental como la soberanía argentina decididamente en manos de exportadoras tal como surgen de las informaciones del boletín oficial de la república argentina, es realmente impactante.

Pienso en lo que nos cuesta trasladar y generar esa agenda de lxs trabajadorxs, esa agenda popular, la agenda de soberanía, y también la falta de unidad, a pesar de que en Santa Fe ustedes han planteado y construido unidades importantes desde el Frente Social y Popular, pero también quedan otros grupos para ensanchar las bases del frente. Hay recepción a nuestras denuncias, pero me parece que en gran medida la gente votó en contra de unos y no a favor del otro ¿eso también lo ves en Santa Fe? Yo olí en la Provincia de Buenos Aires que más que votar  al PRO se estaban sacando de encima a los intendentes del PJ más rancios, este es nuestro parecer. ¿Como la ves ahí?

Yo creo que hay una gran fuga de votos que históricamente apoyó al socialismo y se están yendo hacia sectores medios vinculados a Cambiemos, porque sigue estando la impronta del relato del castigo a la corrupción del kirchnerismo, y eso pesa más hoy para nuestro pueblo que el ajuste que está padeciendo. Igualmente este es un hecho que se ha dado en la historia de la democracia argentina sobre los últimos 34 años, generalmente las primeras elecciones legislativas de medio mandato siempre son ganadas por el oficialismo, tiene que ver con mantener la ilusión con la que se votó a la hora elegir presidente de la Nación, así que eso era claro que se iba a manifestar de alguna manera, lo que pasa que en medio de una impronta de un fenomenal ajuste donde uno cree que el hecho de que haya 20 millones  de trabajadores en la argentina y 10 millones no están registrados, y sin embargo no influyó, tiene mucho que ver que a partir de la década del 90 los medios de comunicación no solamente forman opinión e información sino que forman la conciencia política del que consume la información. Nuestro problema es cómo hacer lo que para nosotros son realidades incontrastables, hacerlas masivas, cómo masificar el pensamiento crítico, hay que seguir insistiendo porque tenemos que generar seducción en nuestro pueblo para que nos voten convencidos y no solamente como alternativa legislativa sino como alternativa popular de gobiernos transformadores, eso es lo que nos está costando, pero nos va a costar mucho más si nunca nos pensamos como potenciales gobernantes de territorios importantes como distritos de Buenos Aires y de Santa Fe o la propia provincia más grande de la Argentina como son Buenos AIres, Santa Fé y Córdoba.

Algún mensaje sobre cómo pensarnos como futuros y posibles gobernantes y sobre el tema de seducir en un buen sentido a un pueblo que como decías antes ha elegido para librarse de “los chorros” a los que más lo oprimen y no a quienes caminamos al lado suyo todos los días y que somos parte del pueblo también.

La primera fórmula es romper los espejos para que los individualismos desaparezcan y después la resistencia, que por más que hoy la palabra más repetida en los sectores populares, la resistencia por sí misma no tiene mucho sentido, hay que resistir para gobernar. Y en ese sentido tenemos que saber que nosotros solos no alcanzamos para hacerlo, y necesitamos conformar un frente realmente amplio con necesidad de transformar la realidad, de sentarnos, tragar saliva, no tirar la mesa, sino en todo caso salir de la mesa pero volver al otro dia a la misma a discutir. El ejemplo del frente amplio en el Uruguay cuando se constituyó en el 71 con 19 partidos totalmente diferentes de izquierda, de centro izquierda, reformistas, progresistas, de diferente manera después generó una alternativa de poder concreta, no solamente en Montevideo en su primer momento sino en el Uruguay, ¿por qué no lo podemos hacer? ha llegado el imperativo categórico de parte de la realidad para que lo hagamos, si no lo hacemos en realidad van a pesar mucho más los individualismos, lo que nos refleja el espejo, que la voluntad colectiva que decimos tener pero que nos falta mucho a la hora de bancarnos las diferencias entre sectores parecidos.
-----------------------------------------------------------------------------------
Escuchá La Salada, todos los martes de 9 a 10 am por FM La Caterva




Seguir Leyendo
JUSTICIA POR SANTIAGO

El viernes 20 de octubre, luego de 80 días de búsqueda de Santiago Maldonado, se confirmó que el cuerpo hallado en el Río Chubut, a metros donde sucedió la represión de Gendarmería a la comunidad Cushamen donde se encontraba Santiago apoyando la causa. Sergio Maldonado, el hermano de Santiago, confirmó la identificación del cuerpo luego de las pericias: "Estamos convencidos de que es Santiago (...) Pudimos mirar el cuerpo, lo que reconocimos fueron los tatuajes de Santiago, así que estamos convencidos de que es Santiago".
Reafirmó también la responsabilidad de la Gendarmería y aseguró que seguirán investigando y esperarán la autopsia para encontrar la verdad.


Seguir Leyendo
Gilda, nos haces falta

Hoy, 11 de Octubre, cumpliría 56 años Gilda. Nos hace falta esa mujer que destilaba amor por la vida.
Compartimos homenaje que le hicimos durante Septiembre. Para escucharla y traerla por un ratito más cerca.

Seguir Leyendo
Pergamino: Justicia por Victorio Otero


La impunidad de lxs poderosxs intenta erigirse como “lo común” en Pergamino. El 9 de septiembre Alejandro Urquiza, hijo del poder de Pergamino, que manejaba borracho, chocó y mató a Victorio Otero. Hoy, a un mes, se convoca a movilizar desde Plaza Merced a Tribunales en la Ciudad de Pergamino, para repudiar el beneficio de excarcelación ordinaria otorgada por el juez Solazzi (mismo que otorgó prisión preventiva domiciliaria a cuatro de los 6 imputados en la Masacre de Pergamino) a Alejandro Urquiza y exigir verdad y justicia.



Compartimos convocatoria a la movilización

En la madrugada del 9 de septiembre de 2017 en la ciudad de Pergamino, Alejandro Urquiza conduciendo su camioneta alcoholizado y en exceso de velocidad chocó y mató a a Victorio Otero.

En el Hospital San José, estando en estado crítico, a Victorio se le realizó la extracción sanguínea para control de alcoholemia, resultado: Negativo.

A Urquiza por complicidad o inoperancia NO se le realizó el control de alcoholemia. Se "retiró" del hospital, sin preocuparse por la salud de Victorio, en una ambulancia como remis. Estuvo prófugo de la justicia hasta el lunes 11 de septiembre, cuando decide presentarse en horas de la tarde/noche.

Luego de estar siete días detenido, el Juez Solazzi le otorgó la excarcelación ordinaria. Hoy puede conducir un vehículo por las calles de Pergamino sin ninguna limitación. La Cámara de Apelaciones debe decidir si continúa o no en libertad.
La causa está caratulada como Homicidio Culposo Agravado.

¡EXIGIMOS VERDAD Y JUSTICIA!

LUNES 9 DE OCTUBRE - 18:00HS

CONCETRACIÓN EN PLAZA MERCED, MARCHAMOS A TRIBUNALES.






Seguir Leyendo
El Che: pedagogo de la revolución


por Hernán Ouviña
A la memoria de Fernando Martínez Heredia,
entrañable guevarista gramsciano
Una de las figuras más descollantes del marxismo latinoamericano es sin duda la de Ernesto “Che” Guevara, nacido casualmente un 14 de junio, en el mismo día y año en que José Carlos Mariátegui celebra su cumpleaños número 33 y son paridos los Siete ensayos de interpretación de la realidad peruana. No son éstas, por cierto, las únicas coincidencias y afinidades que tiene con el Amauta. Entre ellas, quizás una de las más notables es la centralidad que ambos le otorgan a los procesos educativos y a la formación política en el marco de sus respectivos proyectos emancipatorios, algo que los sitúa entre los revolucionarios más sugerentes y originales de Nuestra América.
En el caso específico del Che, es conocida su afición constante por el conocimiento y la investigación de la realidad latinoamericana, en aras de su radical transformación, desde sus tempranos años de joven estudiante de medicina. Será durante ese trashumante periplo -realizado entre 1951 y 1955- que se irá politizando a partir de la experiencia concreta y el contacto directo con territorios y vivencias de lo más diversas, signadas en la mayoría de los casos por la pobreza y la opresión extrema. De ellas deja un minucioso registro en sucesivos diarios de viaje, donde las reflexiones filosóficas y políticas se conjugan con poemas y cartas intimistas, así como en artículos periodísticos que publica en Centroamérica y en apuntes de lecturas o anotaciones bibliográficas, que llegan a involucrar como propuesta la futura elaboración de un libro, sobre la función social del médico en los lugares más postergados de nuestro continente. Este prolongado e intenso período iniciático marca a fuego a Ernesto Guevara, como atento estudiante de esa frondosa y compleja escuela a cielo abierto que constituye para él América Latina, a tal punto que en las hojas donde brinda testimonio de su primer viaje escribe: “este vagar sin rumbo por nuestra ‘Mayúscula América’ me ha cambiado más de lo que creí”, y en vísperas de su cumpleaños número 24 sentencia de manera premonitoria que “aunque lo exiguo de nuestras personalidades nos impidan ser vocero de su causa, creemos, y después de este viaje más firmemente que antes, que la división de América en nacionalidades inciertas e ilusorias es complemente ficticia”.
Tras una breve estancia en la Guatemala de Jacobo Arbenz, para cuyo gobierno pone a disposición sus conocimientos médicos y su compromiso militante en defensa de los intereses populares frente a la arremetida golpista liderada por Castillo Armas, recala en México, donde conoce al núcleo de exiliados cubanos que darán origen al Movimiento 26 de Julio, y se embarca en el proyecto de liberar definitivamente a la isla caribeña del yugo que la oprimía. La Sierra Maestra será su segunda escuela sin tinglado. En ella alterna en un comienzo su rol de médico y combatiente, e impulsa ya como guerrillero -luego de abandonar su botiquín y resolver “el dilema de elegir entre la medicina y mi deber de soldado revolucionario”– espacios de alfabetización y educación popular junto con el campesinado. Asimismo, en 1957 crea Radio Rebelde y el periódico El cubano libre, con similares fines formativos y de concientización de las y los guajiros. Sin duda que tanto el Che como Camilo Cienfuegos -y más aún el propio Fidel- cumplieron no solamente un papel descollante, sino incluso único, en el proceso revolucionario cubano. El Che llegó a plantear como hipótesis provocativa que sin Fidel la revolución no hubiese sido siquiera posible (al respecto, vale la pena leer su maravilloso y formativo texto titulado “Cuba: ¿excepción histórica o vanguardia de la lucha anti-colonista?”). Sin embargo, es importante incluir y ponderar sus aportes y su rol dirigente, en el marco de un proceso sumamente complejo y multifacético, de sujetos, organizaciones, geografías y variadas relaciones de fuerzas, así como temporalidades y ritmos históricos diversos. En particular, revalorizar en ese marco el papel del campesinado como sujeto político y educador colectivo, pero también el del movimiento obrero y el de la juventud, así como el protagonismo estudiantil y el de las mujeres, que en muchos casos quedan opacados o directamente se omiten en el relato épico militante (¿o acaso fueron sólo “barbudos” quienes entraron triunfantes a La Habana?). Un interesante y pedagógico escrito del Che que apela a una lectura de este tipo es “Lo que aprendimos y lo que enseñamos”. Publicado significativamente el 1 de enero de 1959 en el periódico Patria, en él aparece el mutuo aprendizaje y la reciprocidad de saberes (es decir, no la dicotomía saber/no saber, sino la diferencia y complementariedad de saberes) que circulan entre el núcleo inicial del Movimiento 26 de Julio y las masas campesinas de la Sierra Maestra, durante ese conocerse y re-conocerse como partes fundantes de un mismo proyecto revolucionario.
Che farola

El año 1959 oficia de parteaguas en Cuba e incluso a escala continental y mundial. Para el Che, es el cierre de un período de lucha encarnizada y a la vez el inicio de un proceso de sistematización -de “teorizar lo hecho”, de acuerdo a sus propias palabras- y de enorme aprendizaje colectivo, pero también de apuesta estratégica por sentar las bases de la nueva sociedad en gestación, es decir, de la autodeterminación del pueblo cubano sin copiar modelos ni implantar receta alguna. En este contexto convulsionado -donde de lo que se trataba era de incendiar el Océano, según la emotiva anécdota relatada por Fernando Martínez Heredia-, el papel del Che es clave en la batalla de ideas y en la disputa cultural en favor de un socialismo anti-burocrático y participativo, cuya columna vertebral debía ser la creación del hombre y la mujer nuevos, desde una perspectiva integral. En cada una de estas apuestas pedagógico-políticas, al Che lo obsesiona aportar a la creación de las condiciones subjetivas que fortalezcan el proyecto emancipatorio en curso, y dentro de élaprender y enseñar a analizar con cabeza propia, ya que como supo afirmar ese magistral educador popular que fue Fidel Castro, durante los convulsionados primeros años de la revolución cubana, no se trataba “de adoctrinar, de inculcarle de ‘a porque sí’ algo a la gente, sino de enseñar a analizar, de enseñar a pensar, a darles elementos de juicio para que comprendan” por sí mismos. A la vez, este planteo se combinaba con la necesidad de que la formación política fomente la organización revolucionaria, en la medida en que, al decir del Che, “si no existe organización, las ideas, después del primer impulso, van perdiendo eficacia, van cayendo en la rutina, en el conformismo y acaban por ser simplemente un recuerdo”.
Es interesante también recordar que la manía de llevar cuadernos de viaje o diarios de campaña, no es un rasgo sólo de su momento juvenil, sino que esta presente en el Che hasta sus últimos días de vida, en tanto compromiso personal de asumir al registro y la transcripción en apuntes, de lo sentido, reflexionado y vivido, como parte ineludible de los procesos de lucha y construcción política colectiva. Este conjunto de borradores debe concebirse una dimensión central de la obra militante del Che, ya que en ellos el pensamiento autónomo y la “teorización de lo hecho” darán vida a textos emblemáticos para el estudio riguroso de -y la intervención activa en- los procesos emancipatorios de Cuba y de Nuestra América, entre los que se destacan Pasajes de la guerra revolucionaria y La guerra de guerrillas. Sin embargo, este tipo de materiales no constituyen una cantera de tácticas y estrategias correctas para todo tiempo y lugar. Antes bien, ofician de estímulo -o brújula amautica- para la reflexión y la acción distantes de todo dogmatismo, ya que el estudio específico de cada realidad concreta es uno de los principios básicos del marxismo, por lo que tal como llega a expresar de manera lapidaria en una de sus cartas el Che, los manuales tienden a desvirtuar los fundamentos del marxismo o a reducirlos a un dogma, en particular los “ladrillos” elaborados por la URSS, debido a que “tienen el inconveniente de no dejarte pensar; ya que el partido lo hizo por ti y tú debes digerir. Como método, es lo más antimarxista, pero además suelen ser muy malos”.
Che escuchando.jpg
No obstante, sería injusto reducir la concepción de la formación política en el Che, a la lectura y al estudio colectivo del marxismo, o incluso de otras tradiciones revolucionarias ajenas a él, pero imprescindibles para todo/a militante crítico, salvo que se pretenda desvirtuar toda cultura emancipatoria y convertirla en mero “seguidismo ideológico”, tal como denuncia en aquella misma epístola. De acuerdo a Guevara, la emulación, el trabajo voluntario y el ejemplo cotidiano son enormes formadores de conciencia, la arcilla o base sobre la cual prefigurar una subjetividad contraria a la que nos impone el capitalismo como sistema de dominación múltiple. En efecto, la escritura y difusión de textos como El socialismo y el hombre nuevo en Cuba -donde afirma que durante la edificación del socialismo “la sociedad en su conjunto debe convertirse en una gigantesca escuela” -, tiene como presupuesto a las numerosas jornadas de trabajo voluntario en las que participa tanto en el campo como en la ciudad, al igual que la enconada polémica en torno a la importancia de los estímulos morales (y como contra-cara, la furibunda crítica a la pretensión de querer “construir el socialismo con las armas melladas del capitalismo”), resulta impensable sin las batallas diarias que libra como presidente del Banco Nacional o en tanto Ministro de Industrias (donde fomenta, además, seminarios de lectura detallada de El Capital entre sus empleados e incluso junto a otros activistas), o en todo su itinerario global como internacionalista activo y solidario en Africa, Asia y América Latina. Estas y otras iniciativas desplegadas dentro y fuera de Cuba, en conjunto, constituyen el ejemplo más cabal de esa amalgama y unidad indisoluble entre formación teórica y aprendizaje práctico, entre pensamiento crítico y acción transformadora, como faro estratégico a lo largo de su ajetreada vida.
Así como advierte contra la creación de “asalariados dóciles al pensamiento oficial” y “‘becarios’ que vivan al amparo del presupuesto, ejerciendo una libertad entre comillas”, reconoce públicamente ante la juventud cubana que “todos somos convalecientes de ese mal, llamado sectarismo”. A contrapelo de estas tendencias, la formación y el estudio anti-dogmático, al igual que la praxis colectiva solidaria, deben de acuerdo al Che despojar las viejas taras y ataduras inscriptas en las conciencias y acciones de las clases populares. En franca polémica con aquellos sectores más conservadores o pragmáticos del proceso en Cuba, afirma: “Nosotros no concebimos el comunismo como la suma mecánica de bienes de consumo en una sociedad dada, sino como el resultado de un acto consciente; de allí la importancia de la educación y, por ende, del trabajo sobre la conciencia de los individuos en el marco de una sociedad en pleno desarrollo material”. Se trata, por tanto, de potenciar el “desarrollo al máximo de la sensibilidad ante cualquier injusticia”, “ir con afán investigativo y con espíritu humilde a aprender en la gran fuente de sabiduría que es el pueblo”, practicar“constantemente la discusión de los problemas a todos los niveles”, la“autocrítica como una tarea constante”, y “hacer hincapié en los errores, descubrirlos y mostrarlos a la luz pública para corregirlos lo más rápidamente posible”. Cada una de estas máximas son para el Cheanticuerpos certeros contra la burocratización y el estancamiento del pensamiento crítico, y en tanto y cuanto se ejerciten a diario, aceleran lacreación de esa subjetividad irreverente, nutrida por grandes sentimientos de amor y que torna irreversible el tránsito hacia el socialismo, ya que la construcción de la mujer y el hombre nuevos no pueden, según él, forjarse a partir de la imposición: “no se puede directamente por decreto -dirá-cambiar la manera de pensar de la gente, la gente tiene que cambiar su manera de pensar por convencimiento propio”. En última instancia, de lo que se trata para el Che es de convencer para vencer.
che convencer
En esta tarea titánica de construcción del socialismo, la juventud cumple un papel fundamental, y uno de sus deberes es “empujar, dirigir con el ejemplo la creación del hombre del mañana. Y en esta creación, en esta dirección está comprendida la propia creación”. Ruptura de la enajenación y ejercicio de la creatividad colectiva son procesos simétricos, que incluyen la lucha frontal contra todo tipo de conformismo y también la necesidad del relevo generacional de cara a un futuro que se prefigura en el presente. Aquí, nuevamente, la labor formativa de aquellos/as más jóvenes y el despojarse de cualquier privilegio o cargo burocrático, es algo prioritario y saludable para el Che: “Creo que hemos desempeñado con cierta dignidad un rol importante”, les confiesa con suma humildad, “pero este rol no sería completo si no supiéramos retirarnos a tiempo. Otra tarea de ustedes es crear gente que nos reemplace, de modo que el hecho de que seamos olvidados como cosas del pasado, sea una de las señales del rol de toda la juventud y de todo el pueblo”.
Resulta emblemático que hasta en el momento de su caída en combate en la selva boliviana, el Che lleva encima un gran morral de cuero con diversos libros y con su infaltable cuaderno de apuntes. Lo antiguerrillero por definición: un enorme peso a cuestas para garantizar la autoformación y el registro cotidiano, en una coyuntura de movilidad constante y huida, asediado por cientos de soldados. Ya herido, incluso el tramo final de su vida lo transita en una escuela, y es una maestra la única que lo auxilia y le acerca un plato de guiso. Frente a eso, como supo recordar magistralmente Ricardo Piglia, las últimas palabras del Che son pedagógicas al extremo, porque corrige lo que hay escrito en la pizarra de la escuelita de La Higuera. Con su manía formativa hasta la muerte, le comenta a la mujer que le falta un tilde a la frase “Yo se leer” (¡sí, saber era el verbo conjugado en ella!). Esta escena militante hasta el último soplo de su agonía, como proceso dialógico y de enseñanza también, curiosamente con una maestra, dice mucho respecto de aquella invariante vocación de estudio y formación permanente en el Che.

Hace algunas décadas, Pablo González Casanova escribía desde La Habana que América Latina es uno de los continentes en que más y mejor se piensa. Pero también se lamentaba de que no sabemos hacer eco de las transformaciones e interpretaciones del mundo, que con la vida hacen nuestros mejores hombres, recreando las ideas y prácticas pasadas. Es muy probable que tuviera en mente, en aquel primer territorio libre de América, al Che, nuestro pedagogo de la revolución.
Seguir Leyendo