Open top menu
El rompecabezas electoral y la lucha de clases en Francia




En vísperas de las elecciones francesas, dialogamos desde el Enredando las Mañanas con Franck Gaudichaud, doctor en Ciencia Política y profesor de la Universidad de Grenoble, miembro del comité de redacción de las revistas Dissidences y ContreTemps, e investigador de la realidad latinoamericana. La irrupción de Jean-Luc Mélenchon y de Francia Insumisa y los debates estratégicos en torno a la coyuntura de Europa y de América Latina.



¿Cuál es el escenario de estas elecciones que se avecinan en términos de fuerzas políticas?


Estas elecciones presidenciales han sido bastante convulsionadas, en realidad es incierto el resultado de este domingo. Lo que sí es seguro es que estamos frente a un paisaje de derrumbe de los partidos tradicionales. El Partido Socialista, que está actualmente en el poder con el gobierno de François Hollande, está casi destruido, dividido con el candidato actual que no sacaría más del 8%, lo que sería histórico desde la segunda guerra mundial. Aparecen fuerzas “nuevas”, con Emmanuel Macron, que no se dice de izquierda ni de derecha, pero que fue ministro de este gobierno socialista, y pretende unir la derecha del PS y sectores de la derecha liberal, que tiene toda la posibilidad de llegar a segunda vuelta y según sondeos ganar la presidencial. Pero frente a él tenemos a una extrema derecha muy agresiva y muy capaz de catalizar y reconectar, en términos de voto-protestas, con parte de los sectores populares y de la juventud, con un discurso que sigue siendo totalmente racista y xenófobo, pero a la vez social. Es decir, Marine Le Pen dio un giro social hacia el Estado protector para intentar capitalizar el descontento social. La tercer fuerza, tal vez más llamativa, es Francia Insumisa de Jean-Luc Mélenchon, quien se reivindica a sí mismo como “populista de izquierda”, es decir, intentar en torno a su persona reconstruir al pueblo francés, pero con una orientación claramente anti-neoliberal.


Queríamos preguntarte también por el reciente atentado en los Campos Elíseos que dejó un policía muerto. ¿En qué medida puede afectar esto al resultado de las elecciones de este domingo y hasta qué punto el Frente Nacional de Marine Le Pen podría verse beneficiado por este suceso?


Hay mucho debate desde ayer frente a este acontecimiento del asesinato de un policía. Primero porque habría que saber más en detalle qué pasó, porque finalmente parece que fue un tipo desequilibrado el que realizó ese atentado. Pero obviamente que los partidos de derecha, François Fillon, que es la derecha tradicional, Le Pen e incluso Macron, están intentando capitalizar el atentado para su propio beneficio electoral. No sabemos si Le Pen lo va a lograr, desde ya que su obsesión es seguridad, fronteras e inmigración y para ella es realmente beneficioso este tipo de atentado. Pero los franceses de manera general están viviendo ya hace meses en un contexto de atentados, entonces no es muy seguro que este atentado vaya a cambiar la coyuntura electoral.


Hablabas antes del Partido Socialista y de su derrumbe histórico, ya que ha sido uno de los ejes del sistema de partidos francés desde la segunda guerra mundial. ¿Podrías explicarnos las causas de esta decadencia y derrumbe? ¿Hasta qué punto hay un paralelismo o puede pensarse una correspondencia con la crisis de la socialdemocracia europea en general?


Creo que tienes toda la razón, lo que pasa en Francia no es algo aislado o solamente nacional: hay que mirar hacia Grecia y España, es decir, el derrumbe histórico de lo que fue el Pasok, la socialdemocracia en Grecia, la situación del PSOE en España y el surgimiento de Podemos, de Syriza en Grecia y de Mélenchon en Francia. Son fenómenos paralelos y con muchos puntos en común. El trasfondo de todo eso es un capitalismo neoliberal, que socavó totalmente las bases sociales y populares de la socialdemocracia europea, que fueron partidos ligados al movimiento obrero, con pretensiones de reforma, de reconstrucción de un Estado neo-keynesiano, y que finalmente, una vez en el gobierno, aplicaron todas las medidas más neoliberales y de austeridad de la Unión Europea. Estas prácticas de la socialdemocracia europea, hace que esté en una situación de descomposición total, y que sea a la vez de parcial recomposición, lo que esta ocurriendo con Macron acá, lo que ocurrió con el Partido Demócrata en Italia, pero estos partidos ya perdieron todo el lazo con lo que fue el movimiento obrero a nivel histórico. Y a la par, otro aspecto de eso es la dificultad que tenemos como movimiento social y popular, para presionar y romper esa dominación. Entonces, tanto nuestras limitaciones como la transformación neoliberal de estos partidos, explica que hoy día el escenario este totalmente trastocado y el derrumbe de estos partidos históricos.


En ese sentido, resulta llamativo que se esté viviendo en Europa un ciclo que no diríamos que es de ascenso, pero sí de derrumbe, en términos gramscianos más de lo viejo que no termina de morir, que de lo nuevo que esta naciendo, donde las referencias a América Latina son muy recurrentes. Esto es muy claro en el caso de Podemos, que alude a ciertos proyectos, como los de Venezuela, Bolivia, Ecuador, e incluso Brasil. Aparecen estas alusiones también en el caso de Mélenchon, y en otros candidatos, como Philippe Poutou, que tiene menos caudal de votos, pero que se inscribe dentro de la emergencia de estos proyectos, en su caso con contenido no sólo anti-neoliberal sino también anticapitalista. ¿Cómo ves esa lectura de los procesos latinoamericanos, y qué nivel de crítica hay, para pensar en alternativas que no repliquen las debilidades de estos mismos proyectos progresistas o de izquierda anti-neoliberal?


Podemos decir que América Latina y Hugo Chavez se metieron en la campaña electoral en Francia, en particular en las ultimas dos semanas, cuando las encuestas mostraron que Mélenchon estaba subiendo. Los periódicos, las televisiones, y los periodistas en general, intentaron atacar a Mélenchon por este lado, diciendo que reivindica a Hugo Chavez y que quiere acercarse con el ALBA -algo que aparece en su programa-, e intentaron denigrarlo a través de una visión muy caricaturesca de América Latina. De hecho ahora circulan textos en Francia para decir “basta de instrumentalización de América Latina en la campaña electoral acá”. Entonces sí hay conexiones porque, por ejemplo, Mélenchon nunca escondió su afinidad con la revolución ciudadana de Ecuador o con el proceso bolivariano. Pero circulan muchas visiones sesgadas, y de ambos lados. Hay una parte de la izquierda francesa que tiene una visión totalmente idílica y acrítica de los procesos progresistas en América Latina. Y por eso hablabas de Philippe Poutou, hay que aclarar que yo estoy con la candidatura de Poutou, así que mejor decirlo claramente. Nosotros presentamos una candidatura que es abiertamente anti-capitalista, reivindicando una forma más colectiva de hacer la política, contra la política profesional, y también en este sentido hay una reflexión sobre los limites de las experiencias pasadas y actuales en América Latina.


¿Cómo ves la aparición y crecimiento en Europa de esta llamada “izquierda populista”? ¿Hasta qué punto este giro en la campaña de Mélenchon, de dejar de usar términos como izquierda y demás, para empezar a hablar de pueblo o ciudadanía, se pueden poner en relación al fenómeno de Podemos en España o de Syriza en Grecia?


Es algo totalmente conectado e incluso asumido. Resulta muy interesante ver las posturas de Podemos en la ultima semana. Ahí vemos también los desafíos estratégicos, porque la mayoría de Podemos, Iglesias y Errejón, apoya a Mélenchon, pero el sector de Anticapitalistas de Podemos apoya a Poutou. Entonces Podemos está cruzado por esas diferencias estratégicas. La estrategia reivindicada por Mélenchon ha sido en base a Laclau, pensando que hay que superar izquierda-derecha y reconstruir un pueblo frente a la oligarquía. Hay que reconocer que logró una campaña muy dinámica en torno a ese eje de oposición: pueblo-casta/oligarquía y nosotros, el ellos y nosotros fue el eje de su campaña. Pero todo organizado en torno a una figura carismática que en este caso sería Mélenchon. Ahí está la diferencia con Poutou, que dice lo contrario: que hay que reconstruir un colectivo clasista anticapitalista, feminista e internacionalista, y no queremos un presidente o un salvador supremo. Ahí hay un debate fuerte dentro de la izquierda sobre estos temas, que está cruzado por el debate de populismo y anti-capitalismo.


¿Cómo analizas el contexto de Nuestra América, donde se habla en algunos casos de fin de ciclo, de erosión de esta hegemonía post-neoliberal o de impugnación del neoliberalismo? ¿Qué lectura te parece relevante en términos de lo que está sucediendo, haciendo un balance auto-crítico desde una perspectiva marxista o anti-capitalista como la que mencionaste?


Creo que estamos en una coyuntura muy compleja en la región, y en América del Sur en particular. Más allá del debate de fin de ciclo, agotamiento, que tal vez hay que superar, vemos que hay reflujos importantes de lo que fueron las experiencias post-neoliberales gubernamentales, Argentina y Brasil en particular, pero también vemos que hay una crisis y descomposición desde arriba en Venezuela. De nuevo tenemos que reflexionar sobre qué es tomar el poder, y qué les pasa a las fuerzas progresistas cuando ganan el gobierno, que no es el poder. Ahí hay una reflexión muy importante. Pero a la vez, con el retorno de derechas neoliberales, muy agresivas y con el apoyo de Estados Unidos, creo que tenemos que seguir mirando desde abajo, porque desde abajo se siguen tejiendo un montón de espacios comunitarios, de auto-organización, de auto-gestión, y para mí es el eje central para poder reconstruir y seguir avanzando, profundizando las conquistas, defendiéndolas, pero también llenando todos los límites de lo que fue la conquista de gobiernos, a veces desde una perspectiva de “revolución pasiva”, como dijera Massimo Modonesi, de integración de los movimientos y de cooptación, abandonando así la autonomía de lo popular. Hay que reconquistar esa autonomía de lo popular y esa independencia de clase.
Audio de la entrevista:
Seguir Leyendo
"La Negra" como bandera

ENTREVISTA A MILAGROS, COMPAÑERA DE MILITANCIA DE MICAELA


El sábado por la mañana nos enteramos que Micaela, la joven desaparecida que fue buscada intensamente durante una semana, apareció muerta. La noticia provocó la reacción espontánea del conjunto del movimiento de mujeres y de las organizaciones (y en particular el Evita, donde ella militaba), de salir a la calle esa misma noche bajo la tormenta en todas las plazas del país, para exigir justicia por Micaela, destitución del juez Rossi y perpetua para Warner.


Milagros, compañera de militancia de Micaela García, dialogó esta mañana con Fin de Mes, en el día de su velorio y previo a la segunda convocatoria de movilización en todo el país: “Las que más la conocíamos tenemos el deber de transmitir lo que era ella, lo que pensaba, lo que creía, qué quería hacer y qué realidad es la que quería transformar (...) dentro de tanto dolor vamos a seguir luchando por lo que ella creía y por transformar esta sociedad que avaló que la maten”.




Muchos medios que cubrieron el femicidio de Micaela García han evitado mencionar la parte militante y se centran en los detalles del caso. Creemos que lo más interesante es que nos compartas eso, la parte más militante de ella.


Los medios transmiten una versión de Micaela bastante light, ella era una militante política, levantaba bien alto sus ideales, y creía que la política era su herramienta de transformación. Eso es lo que ella militó y las que más la conocíamos tenemos el deber de transmitir lo que era ella, lo que pensaba, lo que creía, qué quería hacer y qué realidad es la que quería transformar. Nosotras ahora tenemos un lema que es construir el país que Mica soñaba, pero por ahí no se habla tanto del país que ella soñaba. Era una piba que militaba por la igualdad de género, que estaba en el barrio, que estaba con los pibes, y eso es lo que queremos transmitir de ella, su capacidad de lucha y siempre siempre decir lo que pensaba, por más de que a veces eso no cayera bien, había gente que no se la bancaba, ella siempre decía lo que pensaba y era luchar por esos pensamientos.


Me sorprende para bien la fortaleza de todas ustedes, de sus compañeras, de la familia, del padre que sacó esa carta con tanto dolor y bronca por un femicidio más que en este caso le tocó a Micaela, pero le toca a diario a muchísimas mujeres en todo el país, y por las que Micaela seguramente salió a la calle, como vos decías, era una militante que estaba en todas las luchas populares y la del movimiento de mujeres era una más.  Pensaba en la marcha del sábado, cómo se dio esa salida espontánea en todo el país. Quería preguntar específicamente sobre eso, ¿cómo ves este movimiento que va organizando la bronca de las familias y de las organizaciones, canalizando esa bronca en organización del movimiento de mujeres?


Nosotros dentro de todo el dolor y angustia que nos generó esto, vemos como algo positivo que tenga tanta repercusión y que se hable tanto del tema porque sabemos que el caso de Micaela no fue  casualidad, no fue algo que pasó al azar, sino que es parte de un sistema social que nos mata todos los días, que nos viola todos los días, que tenemos una muerta por femicidio cada 18 horas, y eso es parte de un contexto que Micaela quería cambiar. No hay que quedarnos en el dolor, quedarnos en lo que nos pasó, sino seguir transformando para adelante y con la negra como bandera. Sino va a ser en vano, su muerte va a ser en vano, van a seguir matando mujeres en el país, de acá para adelante queda una lucha por transformar un sistema social que se refleja en la política, que se refleja en la justicia principalmente y que deja libres a violadores como Wagner, y a tantos otros, que les da la pena mínima, que no nos escucha, que no nos visibiliza como una problemática real, y que avala que nos maten, que avala que la hayan matado a Micaela. Nosotros peleamos por la destitución del juez que liberó a Sebastián Wagner, pero también consideramos que hay un sistema judicial detrás de ese juez que permitió, que aceptó que este juez libere, entonces estamos hablando de todo un sistema judicial podrido que permitió que un violador esté viviendo en la sociedad y llegue a matar a Micaela. Esa es nuestra lucha, y hoy dentro de tanto dolor vamos a seguir luchando por eso que ella creía y por transformar esta sociedad que avaló que la maten.


Sabemos que la familia pidió que en vez de brindar ofrendas florales se dedique ese dinero para la Fundación que se va a armar en relación a los ideales que ella seguía.


A nosotros nos sorprendió positivamente  la decisión de los padres de crear una fundación con su nombre, de que no haya ofrendas florales porque a la negra no le gustaban las flores, de poder destinar esa plata a cumplir un sueño que ella tenía. Vamos a apoyar desde nuestra organización a los padres en su decisión en todo momento, la verdad es que nos sorprendió y nos alegró que hayan tomado esa decisión porque estamos seguros que era lo que ella quería.


Volviendo sobre el tema de lo militante, quizás en las organizaciones es donde más pegó la noticia de Micaela porque además de la conmoción por ser un femicidio, era una  militante más a la que le sucedió esto a pesar de estar organizada. Creo que ella querría que su ejemplo hiciera militar a muchas otras mujeres, varones y gente en general, para lograr las transformaciones de las que estás hablando. ¿Algo para decirle a esa gente?


La verdad es que en nuestra ciudad nos sorprendió que tanta gente se haya acercado, tanta gente nos haya hablado. Decirles que se sumen, que el cambio está en nuestras manos, nadie lo va a cambiar si nosotros, sobre todo la gente joven, no nos ponemos la camiseta y transformamos en la vida cotidiana pequeñas acciones y grandes acciones también. Decirles que por Micaela se sumen, avancen, desde el lugar que sea, yo soy militante de la JP pero considero que para transformar las cosas hay que hacerlos desde todos los espacios, así que si no se quieren sumar a un movimiento político que lo hagan desde otro espacio pero que lo hagan. Que transformen las cosas, que se animen, que no se queden, que no se queden en zona de confort, sino que avancen, que puedan transformar desde su lugar y aportar a esta gran causa.
Audio de la entrevista



Seguir Leyendo
Miles de mujeres exigen en las calles perpetua para Wagner y destitución del juez Rossi



Este Sábado 8 de abril se realizaron múltiples concentraciones en todo el país para exigir justicia por Micaela García. En el Obelisco miles de personas se autoconvocaron al grito de Ni Una Menos para denunciar que el Estado es responsable.


Luego de algunas horas, se movilizó hacia Tribunales para visibilizar la complicidad y responsabilidad que le cabe al poder judicial al garantizar la impunidad de quienes perpetran los femicidios.


Compartimos la intervención frente a las puertas de Tribunales de una de las amigas de Micaela












Una de las amigas de Micaela al cierre de la movilización, denunciando al poder judicial en la puerta de Tribunales



Seguir Leyendo
Micaela García: los interrogantes en torno a su desaparición


Desde hace una semana Micaela García, joven de 21 años oriunda de la ciudad de Entre Ríos, está desaparecida. Militante feminista y de la JP Evita, en la madrugada del sábado 1 de abril salió del boliche King rumbo a su casa, a la que nunca llegó. En el Enredando las Mañanas del viernes conversamos sobre el caso con Alfredo Hoffman, periodista entrerriano de Diario Uno y Radio Comunitaria Barriletes. Los antecedentes de desapariciones, femicidios y violencia institucional que demuestran que este no es un caso aislado en la provincia. Al momento de publicar esta nota se conoció la detención de Sebastián Wagner, sospechado de ser el responsable de su desaparición.

-¿Podrías hacer un resumen de lo que sucede desde el sábado que desaparece Micaela hasta hoy?

Lo que sucede es todavía materia de investigación. Hasta el momento hay dos personas detenidas, que se considera que han participado como encubridores de la desaparición de Micaela García. Se ha investigado recogiendo testimonios y también siguiendo las imágenes de cámaras de seguridad que aportaron algunos vecinos de Gualeguay, como para establecer algún recorrido de Micaela y del auto del sospechoso, que es Sebastián Wagner, a quien lo siguen buscando y hasta el momento no ha sido detenido. Ella sale del boliche King a las 5:30 de la mañana en Gualeguay. Es oriunda de Concepción del Uruguay, otra localidad entrerriana, estudia en Gualeguay Profesorado de Educación Física en la Universidad Autónoma de Entre Ríos, es militante del Movimiento Evita, militante feminista y de derechos humanos. Sale del boliche a esa hora y las cámaras la muestran yendo en dirección a su casa, encuentran luego una sandalia de ella, en el camino del boliche a su casa, iba caminando porque son pocas cuadras. Las cámaras muestran al Renault 18 Break verde de Sebastián José Luis Wagner, que ronda por los alrededores del boliche a esa misma hora. También las cámaras muestran que ese día sábado a la mañana va hacia un descampado en las afueras de Gualeguay, en una zona cercana al río, y luego lo muestran regresando media hora después. Esos son los datos que se tienen, luego se identifica que este auto era manejado por Sebastián Wagner, y que trabajaba en un lavadero de autos en uno de los accesos a Gualeguay. Lo van a buscar ahí y encuentran el auto en ese lugar, Wagner lo había dejado allí y le dijo a su patrón que se iba a Concepción del Uruguay porque estaba deprimido, y se había a esta localidad porque allí estaba su familia. Esto fue lo que declaró el dueño del lavadero, Fabián Pavón, un muchacho de 27 años, que dijo incluso que lo vio con su cara con rasguños. Fueron a la casa de Sebastián Wagner y estaba su esposa que dijo que desde el domingo no lo veía, y también habló de los rasguños. Con el correr de los días quedó detenido el dueño del lavadero, porque hubo una contradicción entre lo que declaró este muchacho y lo que declaró un camionero, que dijo que lo trasladó a Wagner hasta Campana, a pedido del pedido del dueño del lavadero, o sea que el dueño del lavadero está por el momento sospechado de haber contribuido a la fuga del principal sospechoso consiguiéndole un camionero que lo lleve hasta la zona de Campana, donde él se baja y ahí aparentemente un familiar -que sería la pareja de su madre, Fabian Ehcosor, que es el otro detenido,- lo traslada hasta la localidad de Moreno. Ayer se allanó esta casa, ya no estaba Wagner allí y no se aportaron datos sobre cuál es su paradero actual, por lo tanto Ehcosor quedó también detenido por encubrimiento. Eso es lo que se sabe, los datos oficiales que hay hasta el momento, lo que ha informado la justicia o ha dejado trascender la policía. Pero lo cierto es que del paradero de Micaela no hay novedades, se están realizando rastrillajes por distintas zonas de Gualeguay y también están trabajando buzos tácticos en el río Gualeguay, porque el auto aparece en dirección a un descampado cercano al río en las cámaras de video. Si bien según la justicia se están investigando todas las hipótesis, por estos datos que se van recolectando y por los antecedentes del sospechoso, se piensa que puede haber sido víctima de un ataque sexual. Porque Wagner tiene una condena por dos casos de violaciones cometidos en Concepción del Uruguay, y las víctimas fueron también estudiantes jóvenes. Y además zafó de una tercer condena, ya que al tener un hermano gemelo, él pudo eludir la condena a ultimo momento diciendo que en realidad quien había participado de esa tercera violación había sido su hermano gemelo, y no se pudo descartar suficientemente mediante la pericia de ADN que haya sido alguno de los dos, por lo tanto fue absuelto por ese caso por el beneficio de la duda. A esto se suma también algo que ha causada mucha indignación acá en Entre Ríos, y es que se conoció que el sospechoso Wagner tenía informes que desaconsejaban su excarcelación, él estaba cumpliendo la condena por los dos casos de violación, pero el juez Rosi decidió de todos modos liberarlo, a pesar de estos informes que desaconsejaban su excarcelación, así que por estos momentos muchas organizaciones sociales están manejando la posibilidad de algún tipo de denuncia o pedido de destitución de este juez por haberlo dejado en libertad. Igualmente todavía Wagner es el sospechoso de este caso, no se sabe si fue exactamente alguien que intervino en la desaparición de Micaela, pero esta es la situación.

-Todavía no se puede afirmar, pero todo indica que podría haber sido el autor de la desaparición de Micaela. Ahora hay una prioridad que es buscar a Micaela. En ese sentido, ¿cuáles son los pasos que se están siguiendo? ¿se está haciendo todo lo necesario por buscarla, más allá de los rastrillajes, desde lo jurídico y todo el aparato que se puede desplegar en la búsqueda de ella? Norita Cortiñas siempre cuestiona cómo puede ser que a 41 años del golpe no haya operativos eficientes para la búsqueda de personas.

Efectivamente es un déficit importantísimo en la provincia de Entre Ríos, porque no es un caso aislado lo que sucedió con Micaela, han existido casos también de desapariciones de personas que pasados los días o semanas son encontrados sin vida, por eso hay tanta conmoción acá en Entre Ríos, porque nos hace pensar que puede tener un final trágico. Y además está el caso de Fernanda Aguirre, una adolescente de 14 años oriunda de San Benito, una localidad de al lado de Paraná, que hace más de 10 años desapareció y nunca fueron encontrados sus restos, ni ningún dato que pueda corroborar cuál fue su destino, ni cuál es su paradero actual en el caso que permanezca con vida. Incluso hubo un juicio donde se condenó a la pareja de quien era considerado el autor de este caso de desaparición, Miguel Lencina, que se suicidó luego de ser detenido, o apareció suicidado en una comisaría. Además del caso de Fernanda Aguirre, en Entre Ríos existen también casos de violencia institucional, el caso de Gomez y Basualdo que son dos pibes que desaparecieron en 1994, con intervención de la comisaría 5 de Paraná, y según testigos fueron levantados por un patrullero de la comisaria 5 y nunca aparecieron. También está el caso de Elias Gorosito, que despareció levantado por un móvil policial en Paraná en el año 2002 y nunca apareció. Hubo un juicio en el que se condenó a tres policías por este caso, pero su cuerpo no ha aparecido y hay mucha expectativa por lo que pueda suceder con unos huesos que se encontraron a fines del año pasado en una zona también descampada de las afueras de Paraná. Es decir que no es un caso aislado lo que ha sucedido con Micaela. Hace pocos días, aquí en Paraná, desapareció un joven de 28 años, Miguel Segovia, que tenía tratamiento por un problema serio de adicciones y que desapareció de un día para el otro. Según declaró un amigo de él, la ultima vez que lo vieron fue a comprar droga a un kiosko que queda en una zona humilde de Paraná, frente a una comisaría. Rastrillaron toda esa zona, lo buscaron por los alrededores y no lo encontraron. Dos semanas después lo encuentran unos chicos que estaban cazando pajaritos con una gomera, encuentran su cuerpo a unas diez cuadras de ahí, en una zona donde hay una vegetación espesa, pero todavía no se ha podido corroborar cómo fue que murió. Así es como trabaja la policía de Entre Ríos: o pasan estos sucesos que contaba de violencia institucional/policial extrema, o demoran años en encontrar a una persona, o no la encuentran y después la encuentra gente que pasa por el lugar. Por el momento se están haciendo esos rastrillajes que te decía en Gualeguay, y ademas toda la comunidad entrerriana y de todo el país está conmocionada por este caso. Hoy en Paraná también va a haber movilización. Hubo una dos días atrás en Gualeguay que fue masiva, es una localidad de 40.000/50.000 habitantes y hubo más de 10.000 en esa movilización, donde quienes la conocen, las amigas y compañeras, leyeron un documento que fue muy emotivo, reclamando a las autoridades policiales y judiciales que la encuentren, porque no puede ser que a 34 años de recobrada la democracia todavía haya gente que de un día para el otro desaparezca y que no la podamos encontrar. La verdad es que la situación que se está viviendo es de muchísima incertidumbre y angustia, porque no queremos que termine como han terminado otros casos también de chicas desaparecidas en la provincia de Entre Ríos.

-Micaela era parte de esa nueva generación que lucha contra la violencia hacia las mujeres. ¿En qué medida la coyuntura abierta con la lucha del “Ni una menos”, así como la exigencia y movilización constante de las mujeres, han posibilitado que este tipo de denuncias cale más hondo, tenga una repercusión nacional y pueda ser apropiada como exigencia más allá de Entre Ríos?

Trabajo en dos medios aquí: uno masivo que es el Diario Uno y un medio comunitario que es Radio Barriletes. Y lo que hemos visto con los compañeros de trabajo es que este caso, como algunos anteriores que hubo, rápidamente han tenido repercusión nacional, y esto tiene mucho que ver con lo que ustedes comentan del movimiento feminista y del Ni una menos. Acá en Paraná ha habido el 8M una movilización sin precedentes, muchísima gente, obviamente la inmensa mayoría de mujeres, pero también algunos varones acompañando. Pero lo más importante fue, ademas del numero de gente, la gran cantidad de organizaciones políticas y sociales que se unieron para ese acto y paro del 8M. Organizaciones políticas y sociales que no coincidían en marchas y reclamos, ahora sí se encontraron el 8 M. Y también el 24 de Marzo, en la marcha de la Multisectorial de Derechos Humanos de Entre Ríos, la denuncia de los casos de femicidios y de violencia contra las mujeres ocupó una parte importantísima en el documento, y además la marcha estuvo repleta de consignas relacionadas con el aborto legal, seguro y gratuito, contra la violencia a las mujeres y por la diversidad sexual también. Esto ha ayudado a que este caso de Micalea haya tenido gran repercusión, al punto que va a haber una movilización en Capital Federal, que no es poco para algo que sucede en una localidad pequeña del interior como es Gualeguay. Algo similar sucedió con el caso de Gisela Lopez, en otro pueblo entrerriano que es Santa Elena. Gisela también estuvo desaparecida y apareció tiempo después sin vida en un descampado, y hay cuatro personas detenidas que van a ser llevadas a juicio este año, por ataque sexual y posterior asesinato, es decir femicidio. Acá la asamblea feminista está sesionando constantemente, tiene muchísima fuerza y lleva adelante los reclamos de la aparición con vida por Micaela, así como por todos los reclamos en contra de la violencia contra las mujeres.

Audio de la entrevista

Seguir Leyendo
U.N.A TOMA



El 9 de marzo lxs estudiantes de la Universidad Nacional de las Artes (UNA) de Formación Docente organizados en su Centro de Estudiantes, tomaron la sede para impedir el vaciamiento, la devaluación de los títulos docentes y ajuste de las carreras a través de la aprobación del plan de estudios impuesto por las autoridades.
En diálogo con FM La Caterva, Emiliano Palanco, presidente del Centro de Estudiantes, explica las condiciones en las que se desarrolla este intento ilegal y antidemocrático de aprobar el plan, y una lucha más que se inicia contra el ajuste a la educación pública.



Contamos cómo se inicia el conflicto
-El 9 de marzo sabíamos que se iba a realizar un consejo extraordinario de carrera, que es el órgano de cogobierno de nuestra área dentro de la universidad,  y estos consejos son antidemocráticos para los estudiantes porque tenemos un solo voto frente a 5 que tiene la gestión, entonces para prever este tipo de medida la única herramienta que tenemos nosotros es impedir el paso de los integrantes. Ahí arranca esta toma que nuestra intención es que sea con clases, con los docentes y no docentes adentro, pero en un boicot a la medida de fuerza la directora de área, acompañada por la rectora le impide el paso tanto a los docentes como a los trabajadores no docentes, así que ese mismo día desde afuera de la universidad, los miembros del consejo dijeron que se iban de la sede a realizar el consejo de carrera en otra sede de la universidad, que eso va en contra de los estatutos, y a partir de ahí ellos afirman que está aprobado el plan, y además nunca mostraron las actas que deben ser públicas, es como que el gobierno no publique el boletín oficial.
El conflicto no empezó ahora, viene de hace varios años, desde 2014 cuando se volvió a conformar el Centro de Estudiantes, y ya sabían que no había consenso en la mayor parte de las carreras, y lo curioso es que en las carreras donde había cierto consenso en la parte específica, lo volvieron para atrás el 1 de marzo, por ejemplo en la carrera de artes visuales ya los estudiantes habíamos llegado a decir bueno, estamos más o menos de acuerdo con este tipo de reformas,pero ellos aun asi fueron para atrás en un claro intento de querer sacarnos lo que es la parte de nivel superior, porque justamente al consenso que se había llegado era que se respetaba las materias que nos daban.

El ajuste de la educación pública se ve reflejada a nivel macro en el conflicto docente y el techo a las paritarias, pero también se ve en el recorte de los planes de estudio, otro ajuste más ¿en qué consisten estas reformas?

-Nuestro título nos habilita para dar clases desde nivel inicial al nivel superior. La intención de estas reformas es generar dos profesorados con lo que hoy en día es uno. Ideológicamente quedaría contenido del primer profesorado que sería para el sistema educativo obligatorio, o sea desde lo que es inicial hasta secundario, devaluado en función de no ver al arte como un campo de conocimiento en sí mismo, que es lo que se está defendiendo acá, que es justamente que el arte dentro del sistema educativo tenga el mismo valor que las ciencias sociales, naturales, y las famosas ciencias duras. También se devalúa el rol docente, porque se estaría apuntando a un perfil de egresado que sea más asistencialista y no un docente que transmite conocimiento, de formar sujetos críticos. Hay que hacer una lectura muy fina de los documentos pero está implícito y son las ideas no sólo de acá de formación docente sino de que se están bajando de varios lugares. Y después en el nivel superior ya será una formación más concisa pero igual sin el tránsito pedagógico que tenemos hoy en día lo cual también de otra manera ataca lo que es el rol docente porque la idea de ellos es que un licenciado con 3 o 4 materias ya pueda ser docente en el nivel superior, lo cual es algo bastante insuficiente, porque la pedagogía hay que transitarla, se requiere tiempo, formación, etc. Pero aun así este profesorado alcanzaría una minoría porque no cualquiera puede acceder a un nivel superior. O sea que como trabajadores cada vez nos estarían fragmentando más, habría una categoría que puede entrar a un primer profesorado, otros al segundo, etcétera.entonces bueno también afecta  a la totalidad de los trabajadores de la educación.

Desde la página oficial sacaron un comunicado, que me imagino debe administrar la gestión atacando la toma. En este tiempo ustedes tuvieron la posibilidad de hablar con los docentes, tejer un vínculo, relación, con esta intención que tienen de garantizar las clases pero poniendo en discusión lo que recién planteaban.

-Es complejo, porque cuando se habla de los docentes de la universidad, hay una minoría que está concursada que no es casualidad que esa minoría que sea afín a la gestión, y el resto tengan que renovar contratos, que tengan su trabajo en suspenso, por lo tanto no tienen posibilidad de organizarse. Entonces bueno, ellos no pueden generar listas opositoras para los consejos y la hora de las medidas de fuerza, no les queda muchas opciones que acatar al rectorado al no tener gremios que los defiendan. Tenemos comunicaciones con varios de ellos en lo que respecta a hacer estas lecturas de lo que es un plan de estudios pero el apoyo con el cuerpo se les complica, nosotros lo entendemos y a la vez tratamos que en nuestros reclamos están también los suyos para que empiece a cambiar su situación actual, en la que no puedan organizarse, que no puedan hacer llevar su voz a los consejos cuando muchos se ven afectados por esas reformas.
Con respecto al comunicado, tiene firmas de varios docentes, que sospechamos que muchas son truchadas, porque ya hicieron esto de poner nombres en las adhesiones, y muchos salieron a decir que los habían puesto sin consultar. Esos son los métodos con los que se está manejando el rectorado.

Qué expectativas tenés de la resolución del conflicto a partir de de conferencia de prensa que van a hacer en esto de de difusión de sacar a la luz la situación que está viviendo el UNA Formación docente que también refleja el ajuste a la educación pública, esta forma de operar de muchas gestiones de muchas universidades, de vaciar carreras, de agarrarse de la precarización laboral en la que están muchos trabajadorxs de la educación para impedir que se sumen a las luchas y que refleja un poco el conflicto educativo en el que estamos actualmente.

-Yo creo que la situación que estamos viviendo refleja a nivel micro la situación país claramente. Hoy vino a la mañana el arquitecto de la universidad a sacarnos la luz y  los fusiles del edificio para boicotear la conferencia de prensa que igual vamos a hacer. Esta gestión es altamente corrupta y lo que le molesta es la visibilidad, no sólo con este conflicto, le molesta que la sociedad entera ponga los ojos sobre lo que están haciendo porque es algo que no se sostiene, y también muestra otra manera similar a lo que fue en un punto el conflicto con el ministerio de ciencia y tecnología a fines del año pasado, porque nuestra gestión viene del kirchnerismo, y ahora cada vez más vemos como su discurso y sus prácticas son cada vez más parecidas a las de Vidal, si uno ve los comunicados, las denuncias con mentiras, las prácticas de cortarnos la luz, quitarnos los bidones de agua, etc… Apuntan al desgaste, nos critican como hacen con los docentes diciendo que no queremos dialogar cuando en realidad ellos hacen una y otra vez la misma propuesta, que sus propuestas son básicamente que bajemos la toma a cambio de nada.
Ellos dicen defender la institucionalidad pero cuando están sus intereses económicos en juego la verdad que la institucionalidad les importa muy poco y proceden igual, se llevan por delante cualquier cosa, no importa la voz de los estudiantes, de los docentes, de la comunidad educativa entera.


Escuchá la nota acá:

Seguir Leyendo
Un mes de la masacre de Pergamino: no es un policía es toda la institución


Se cumplió ayer un mes desde el jueves 2 de marzo en la tarde noche, cuando los familiares de: Sergio Filiberto, Federico Perrotta, Alan Córdoba, Franco Pizzarro, John Mario Carlos, Juan Carlos Cabrera y Fernando Emanuel Latorre llegaron a la comisaría de Pergamino, alertados por los pibes de que la policía los “iba a matar”.

Las primeras versiones desde los medios masivos de comunicación hablaban de “pelea, motín y muerte” pero las voces de los familiares como la de  Daniana Brunell, hermana de Federico Perrota, empezaron a hacerse escuchar: “tenemos mensajes donde Federico, mi hermano, le manda a mi mamá de que los estaban golpeando, los estaban matando. Eso era la meta de ellos, matarlos. Cuando mi mamá llega a la comisaría no les dicen nada, no los dejan pasar, no los dejan ver. Cuando ella llega ya había tres familiares, mamás y tíos de otros chicos que estaban en la misma celda, que habían llegado también por mensajes que los chicos habían mandado. Hasta ese momento no pasaba nada, sólo los golpes a los chicos y las puñaladas. En un momento empieza a salir humo, primero sale muy poco humo y no le dan importancia. A los cinco minutos empieza a salir mucho humo negro, en cantidad, llegaba hasta la mitad de la cuadra. Pasaron 15 minutos hasta que llegaron los bomberos, y otros 40 minutos desde que llegaron hasta que pudieron entrar a la celda porque la llave de la celda no la encontraban, nadie sabía dónde estaba la llave, ninguno la tenía”


En este mes la fiscalía, representada por Néstor Mastorchio, realizó un simulacro de cómo ocurrieron los hechos en la comisaría y pudo comprobar que los gritos de los presos podían escucharse hasta la calle, por lo que resulta  imposible que los efectivos presentes no hubieran oido los gritos desesperados de los siete presos, lo que contradice la versión policial, que desde el comienzo quiso desligarse del hecho. Este elemento, sumado a las declaraciones de los sobrevivientes, a los 40 minutos que tardaron los efectivos policiales en abrir la celda porque “no encontraban la llave” cuando llegaron los bomberos, y a las amenazas y represalias que han sufrido testigos, familiares y el mismo fiscal del caso aportan elementos para probar la hipótesis del fiscal: los policías dejaron morir a los presos. El fiscal ordenó la indagatoria y detención de los seis policías que se encontraban al momento del hecho: el jefe comisario Alberto Sebastián Donza, el oficial de servicio Alexis Eva, la ayudante de guardia Carolina Guevara, el teniente primero Sergio Rodas, y los imaginarias de calabozos Brian Carrizo y Matías Giulietti. El comisario Donza se encuentra actualmente prófugo de la justicia.

Hoy se realiza la cuarta marcha en Pergamino para pedir justicia, esta vez con la participación de organismos de Derechos Humanos como la Comisión Provincial por la Memoria, de Adolfo Perez Esquivel y Nora Cortiñas. Habrá que esperar para ver si el fiscal apunta a las responsabilidades políticas del caso, porque no se trata de un policía sino de toda la institución y esto es, tal como denuncian los familiares, un crimen de Estado.
Seguir Leyendo
“La dictadura no fue la excepción en la persecución de los cuerpos disidentes”


Una cuenta pendiente del ejercicio de la memoria: la desaparición y persecución a los cuerpos y sexualidades disidentes antes, durante y después de la dictadura cívico-militar.  En la emisión del 24 de marzo del Enredando las Mañanas dialogamos  con Cristian Prieto, colaborador del suplemento SOY de Pagina/12 e integrante de la Comisión Provincial por la Memoria, sobre el trabajo que vienen realizando de recuperación de la memoria en este sentido, en base a los archivos de la policía  bonaerense.

“Ya no se puede sostener: el mango de la pala que clava en la tierra su rosario de musgos, el rosario de la cruz que empala en el muro la tierra de una clava, la corriente que sujeta a los juncos el pichido – tin, tin... – del sonajero, en el gargajo que se esputa... Hay Cadáveres En la mucosidad que se mamosa, además, en la gárgara; en la también glacial amígdala; en el florete que no se succiona con fruición porque guarda una orla de caca; en el escupitajo que se estampa como sobre en un pijo, en la saliva por donde penetra un elefante, en esos chistes de la hormiga, Hay Cadáveres”
Néstor Perlongher
-Queríamos en particular charlar con vos sobre el trabajo que vienen realizando de recuperación de la memoria, de los archivos de la policía bonaerense en torno a cómo era la actitud de la dictadura militar contra las disidencias sexuales
Nosotros trabajamos e hicimos un relevamiento en lo que es el archivo de inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, la DIPBA, que tuvo su origen en el año 1957 y fue cerrada en el año 1998. En el año 2000 la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) se hizo cargo de la gestión y administración de ese archivo, que es única en sus características, ya que está desclasificado, puesto en valor y tienen acceso, no solamente las víctimas de detenciones forzadas en la última dictadura y la justicia, sino también cualquier ciudadano-a que quiera hacer uso de ese archivo. Cuando empezamos el relevamiento en el año 2012, en una primera instancia investigamos momentos de dictadura, del 76 al 83. Después nos dimos cuenta que excediendo las fechas de la dictadura también existía el espionaje a los cuerpos disidentes, entonces lo que de alguna manera estamos elaborando es la hipótesis de que en el trato a los cuerpos disidentes, como denominamos a las maricas, a las tortas y a las travestis, hay una continuidad, la dictadura no fue la excepción a la persecución de los cuerpos disidentes. Después de la dictadura el terror para la comunidad LGTB continuó con los edictos policiales. Lo que sucede es que en momentos de dictadura, cuando no existe el uso de la ley constitucional tienen mayor posibilidades de hacer y deshacer con los cuerpos no hetero-normados a gusto y piaccere.
No sé si pudieron recordar la figura de Valeria del Mar Ramírez, que es la única travesti que ha prestado testimonio en los juicios de lesa humanidad. Fue testigo en el Pozo de Banfield, donde pasaron muchas travestis, y donde muchas terminan siendo asesinadas. Las travestis detenidas en momentos de dictadura eran utilizadas como personal doméstico para los festines de los genocidas y nadie nunca ha reclamado los cuerpos de esas compañeras travestis. Ahí hay una crítica que nos tenemos que hacer cargo los organismos de derechos humanos y las organizaciones políticas y sociales, porque siempre hemos tenido la concepción del ex detenido desaparecido por razones políticas y nunca hemos entendido a las desapariciones de las maricas y las trabas también por razones políticas, más allá de que hay características específicas que las diferencian, en los secuestros, en las torturas, por los edictos, antes y después de la dictadura. Por ejemplo en Devoto, la cárcel de los presos políticos, había un pabellón que se llamaba 2H, donde estaban la mayoría de las travestis por delitos levantadas de la calle por los edictos de Capital Federal que tenían que ver con el ejercicio de la prostitución o con estar vestidas con ropa del sexo opuesto. En general muchas de las travestis que estaban en 2H pedían ayuda a los abogados de los presos políticos y estos abogados desde su visión decían que no podían defenderlas porque no eran presas políticas. Entonces también, desde los organismos tradicionales de DD.HH, desde las organizaciones de izquierda sociales y políticas, nos tenemos que hacer cargo de que no han estado en nuestra agenda esos cuerpos.
-¿Cómo tomaban las organizaciones de izquierda de los 60 y 70 las luchas por el reconocimiento de los cuerpos disidentes, como las impulsadas por ejemplo  por el Frente de Liberación Homosexual?
Lo que hay que rescatar de los testimonios que hemos podido recoger, esto por fuera del archivo de la DIPBA, porque en la DIPBA lo que vamos a encontrar es información que construía la inteligencia de esta policía, que en algún momento podía ser utilizada por la propia policía, por el propio estado provincial o nacional.
Cuando hablamos de las organizaciones y de los años 60 y 70, hubieron muchos intentos por parte de nuestro mundo, del FLH con  las organizaciones históricas del momento. Convengamos que el machismo reinante no veía que los homosexuales, que eran los más visibles en los 60 y 70, pudieran ser sujetos revolucionarios, porque se creía que eran maricas, y en momentos de conflicto, en momentos armados, las maricas iban a ser las primeras que iban a ser las débiles, y que no podían estar en procesos revolucionarios. Recordemos que estábamos mirando también la Revolución Cubana y Fidel Castro hace su celebre frase de que la revolución no necesita de peluqueros. Hay todo un contexto marcado en donde parece que las maricas no tenían la posibilidad de ser sujetos y sujetas de la revolución. Hubieron honrosos casos donde eran tomados en cuenta, pero había algunas organizaciones que tenían un disciplinamiento:  si se descubría que un compañero había tenido relaciones con personas de su mismo sexo, había propuestas para que se quedara en la organización, por ejemplo que alguna compañera lo hiciera volver por el camino de la heterosexualidad, o si este compañero no dejaba de tener relaciones con personas de su mismo sexo se lo expulsaba. Ese era el contexto, las organizaciones intentaban dialogar con las organizaciones del momento. De hecho el Frente en algún momento ve con agrado, en la primavera camporista, la posibilidad de formar parte de la patria justa y liberada. Claramente la historia nos cuenta que no fue tal. En los 90 cambia un poco, porque ya con la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) se logra un dialogo más concreta con los organismos de DD.HH, ir en contra de las razzias policiales. Pero es una relación conflictiva la de estos movimientos con las organizaciones del momento en los 60 y 70.
-Hay algo también para señalar que es el ensañamiento, tanto de la policía como de los militares, contra todo aquello que no resultara heteronormativo.  ¿Qué pudieron notar en ese plano, en las denominaciones, en las adejetivaciones, cómo era el trato?
Lo que nos pasó cuando intentamos hacer el relevamiento fue que al principio buscamos las organizaciones del momento, Nuestro Mundo, el FLH, y nos fuimos dando cuenta que en los 60 y 70 la DIPBA no estaba persiguiendo a un colectivo organizado de homosexuales. Sí había ensañamiento y seguimientos individualizados que podían iniciarse a partir de alguna persecución por razones políticas, se seguía a un militante del ERP, o Montonero, y si se veía que tenían determinadas características que no entraban dentro de la heteronorma eso quedaba registrado en los legajos y documentación que ellos realizaban. Esto podía iniciarse por este tipo de persecución o solamente por la sospecha de algún ciudadano o ciudadana que hacía una denuncia a la central de inteligencia. Hay casos por ejemplo de profesores en la Universidad de La Plata, que son denunciados por su amoralidad sexual, y se empiezan a labrar documentaciones y legajos, se les realiza lo que se llama en la jerga policial un “ambiental” que significa un seguimiento en su propio territorio donde se le pregunta a los vecinos, a sus propios compañeros de la escuela,  en todos los lugares donde participa o vive, se les preguntan datos a las personas que lo conocen y sus comportamientos morales, que eso es muy importante, por lo menos para la división de inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires. Lo que vemos es que en los 60 y los 70 hay un espionaje personalizado, luego a mitad de los 80 y finales de los 80, cuando está la explosión de la pandemia de VIH Sida, ahí hay una mirada más colectiva por la explosión y porque la mira estaba puesta en los homosexuales, que eran los sujetos de esta pandemia, y también en la comunidad trans, que empieza a partir de los 90 a protestar por el permanente hostigamiento policial. En la época de la dictadura lo que existe en nuestro acervo son algunos legajos de estas características que  ya te mencioné, pero existe uno, que es el más relevante que hemos encontrado hasta ahora, donde estaba desaparecida una persona de alrededor de 45 años, sus familiares sacan un articulo en el periódico en el conurbano bonaerese, preguntado a la sociedad si saben donde está esta persona, se encargan de explicitar que no posee ninguna afiliación política porque es en el año 81, todavía estamos en plena dictadura. Esto lo releva la propia inteligencia de la Provincia de Buenos Aires, y pide a todas las centrales es que se fijaran si esta persona estaba detenida en alguna delegación de la Provincia de Buenos Aires, en ese mismo año se contesta que sí estaba detenido en la Brigada 1 de Morón, por infracción al artículo 68 de la Ley 8031, que es el edicto que perseguía a los homosexuales en la Provincia de Buenos Aires, y entre paréntesis (en ese legajo)  dice homosexual. Eso es una prueba fehaciente de que también en dictadura se llevaban presos por los edictos policiales, y que poca veces se daba cuenta de esto a las propias familias. Esta persona estuvo presa una semana y luego fue liberada. Si encontráramos más de diez de estos legajos podríamos pensar en la posibilidad de iniciar algún proceso ante la justicia para demostrar la sistematicidad también en estas persecuciones hacia homosexuales y también concretamente en la comunidad trans.

Audio de la entrevista:


Seguir Leyendo