Open top menu
Soria Barba: un ejemplo de impunidad policial


El mismo efectivo que fuera investigado por falso testimonio durante el juicio por el asesinato de Nehuen Rodríguez, se encuentra ahora detenido por robar 11 kilos de marihuana que eran parte de un decomiso que debía ser quemado. Un botón de muestra de esta trama de impunidad. 


Por Antonella Álvarez y Juan Manuel Ciucci

José Daniel Soria Barba llegó al juicio por el asesinato de Nehuen Rodríguez con tranquilidad, esa que gozan los miembros de las fuerzas represivas que saben de impunidad.  Declaró como testigo, aun siendo superior de Daniel Germán Castagnasso al momento de atropellar y matar a Nehuen. Venía a ensuciar la cancha, a brindar un testimonio que le permitiera a su compañero zafar de una condena judicial. Se sentó, juró decir toda la verdad, y comenzó a mentir deliberadamente. Durante la audiencia en la que declaró se lo interrogó sobre las  condiciones en las que circulaban aquel 15 de diciembre de 2014, antes de chocar y matar al joven de 18 años oriundo del barrio de La Boca.

Sostuvo entonces que él mismo había accionado el botón que prendía las sirenas del auto, y que no recordaba si habían cruzado en rojo, ya que iba llenando un “acta de procedimiento”. Sin embargo, en el juicio quedó probado que los integrantes de la fuerza circulaban sin sirenas, que transitaron a contramano y cruzaron en rojo, lo que causó el choque que terminó con la vida de Nehuen. Por esta razón, al finalizar el juicio, en la sentencia del  juez Julio Cesar Baez del TOC 4 además de condenar a Castaganasso a la pena de tres años de prisión en suspenso, se ordenó que se investigue a Soria Barba por falso testimonio.

Esto no implicó que lo separen de la fuerza, ni siquiera preventivamente, mientras se lo investigaba. En estos días se hizo pública otra acción de Soria Barba que expone cabalmente su accionar en la fuerza, que no es más que un botón de muestra de un modus operandi generalizado. Ha sido detenido y apartado de la fuerza tras quedar implicado como responsable en el robo de 17 panes (11 kilos aproximadamente) de marihuana que eran parte de un decomiso que se quemó hace algunos meses en el Cementerio de la Chacarita, ante la no tan atenta mirada de la plana mayor de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires.

El mismo hilo de impunidad conecta una situación con otra, y es un caso más que nos habla de los delitos que a diario cometen las fuerzas de seguridad. El vínculo de sus integrantes con el narcotráfico, la trata de personas, la explotación, el hostigamiento a les pibes de las barriadas populares, son moneda corriente. Por no hablar del estado en los que estos policías circulan por las calles: en el reciente caso del asesinato de Facundo Ferreyra, de 12 años, en Tucumán, el test de cocaína y marihuana a uno de los policías que lo persiguió y mató por la espalda dio positivo.

El sistema represivo que se cobra víctimas infaliblemente en nuestros barrios, se sostiene sobre estos efectivos, y las cúpulas dirigenciales que avalan su accionar. Ésta vez a José Daniel Soria Barba lo dejaron sólo, y quedó al descubierto una vez más la trama delincuencial de la que no son cómplices, sino partícipes necesarios los integrantes de las fuerzas represivas. 

Hoy Soria  Barba está preso. Los familiares, amigxs, organizaciones y medios que acompañamos el caso de Nehuen desde el comienzo, festejamos que esté tras las rejas. Una pequeña buena nueva, ante tanta impunidad. No es un hecho aislado, no es un policía, es toda la institución. Nehuen Rodríguez presente, ahora y siempre.

Seguir Leyendo
El policía porteño detenido por robar droga, tiene otra causa por falso testimonio


José Daniel Soria Barba, el inspector principal de la Policía de la Ciudad que fue detenido ayer acusado de esconder 17 panes de marihuana en plena quema de la droga, está siendo investigado por falso testimonio por sus declaraciones en el juicio oral por el asesinato de Nehuen Rodríguez. 


Por Colectivo de Medios de Comunicación Popular *

Soria Barba viajaba como acompañante en el patrullero de la entonces Metropolitana que el 15 de diciembre de 2014 embistió al adolescente en Barracas. Durante el juicio, declaró como testigo que él había encendido las luces y sirenas antes de que Nehuen fuera atropellado y que no vio nada de lo sucedido porque estaba escribiendo un acta. Sin embargo, en las audiencias quedó demostrado que el patrullero cruzó en rojo, en contramano y que circulaba sin sirena. Por eso, el juez Julio César Baez, del Tribunal Oral Criminal 4, ordenó que Soria Barba sea investigado por falso testimonio. El juicio terminó el 3 de abril con la condena a 3 años de prisión de suspenso por homicidio culposo agravado al oficial Daniel Germán Castagnasso.

“Hoy me levanté con esta noticia que demuestra qué tipo de policías están en la calle supuestamente para cuidarnos a nosotros y a nuestros hijos. Durante el juicio, Soria Barba encubrió a su compañero y amigo Germán Daniel Castagnasso. Es un cínico porque sus declaraciones fueron absurdas, dijo que sufría de amnesia, que no vio nada de nada porque iba escribiendo un acta y que ni siquiera preguntó qué pasó una vez sucedido todo”, se indignó Roxana Cainzos, mamá de Nehuen y referente en la lucha contra la violencia institucional. 

Ahora, Soria Barba quedó involucrado en otro hecho delictivo: quedó detenido y apartado de la fuerza acusado de robar y esconder 17 panes de marihuana durante un procedimiento en el que se quemaron 380 kilos de esa droga en el cementerio de la Chacarita. En el acto estuvo presente toda la cúpula de la policía porteña. Soria, que estaba a cargo del traslado de la droga, habría escondido en su auto panes con 11 kilos de marihuana que debían ser incinerados. Poco después de advertirse el faltante, la droga apareció en un contenedor de basura en Caballito.

 “Esperemos que le den muchos años de prisión. Esta policía no debe estar más en la calle, son policías corruptos. Y nuestros pibes están en peligro en sus manos.

Lamento tanta impunidad y ojalá que ahora la gente sepa quiénes son, que salga a la luz la verdadera historia de las personas que intervinieron en el asesinato de Nehuen. Y se reconozca un poco de justicia”, concluyó Roxana.




*FM La Caterva, FM Riachuelo, La Retaguardia, Agencia Paco Urondo, Sur Capitalino, ANCAP

Seguir Leyendo
FERIA Y FESTIVAL PARA PODER TRABAJAR

El sábado se realizó en Plaza Once un festival en defensa de lxs trabajadorxs ambulantes que son permanentemente perseguidos y reprimidos por la Policía de la Ciudad. Convocados por la Confederación de Trabajadorxs de la Economía Popular (CTEP) Capital, gran cantidad de feriantes y trabajadorxs de la vía pública se agolparon en la plaza para hacer lo que hacen todos los días: trabajar en la calle para poder subsistir, en la primer "feria de lucha y resistencia" que se repetirá de forma itinerante por las distintas plazas de la ciudad.




La palabra subsistencia aparece como una constante en cada uno de los relatos de lxs laburantes. No hay trabajo, se inventan uno, no los dejan. Los reprimen y roban la mercadería. La impunidad y violencia policial se profundiza contra los senegaleses y los migrantes en general.
Luzmery Villanueva, referenta de de Vendedores Independientes de Once 

Luzmery Villanueva, referenta de Vendedores Independientes de Once expresó: "Nos organizamos para defender nuestro trabajo que lo hacemos en la vía pública porque con este gobierno que no nos da trabajo, esta es la única manera de buscar el sustento diario de nuestra familia. Nosotros tenemos la ley de mera subsistencia, salimos con mercadería en mano a trabajar por las calles de Once. Hoy estamos acá para demostrarle al gobierno que somos capaces de armar esto que estamos armando hoy. Lo único que le pedimos es que nuestro trabajo sea respetado. Vamos a seguir peleando por eso, por nuestro derecho al trabajo. No le robamos nada a nadie, lo único que queremos es trabajar". Entre lágrimas de tanta impotencia acumulada y de la alegría de la organización, Luzmery cuenta la lucha que vienen llevando adelante desde la agrupación hace un año y medio: "Con la organización y unidos vamos a lograr golpear a este gobierno que nos odia”.




Al término de Luzmery, habló Rafael Klejzer, secretario general de la CTEP Capital: "Laburantes de la vía pública, de cooperativas de cartoneros, de cooperativas textiles y tantas otras ramas organizadas en CTEP, un sindicato que no viene a organizar la pobreza sino a conquistar derechos, a organizarnos porque los trabajadores de la economía popular nos inventamos nuestro propio laburo para poder subsistir, sobrevivientes de las políticas de ajuste de este gobierno. Somos el resultado de las políticas de los malos gobiernos, pero la diferencia es que estamos organizados y entendemos que la salida es colectiva y no individual. En un momento donde se está discutiendo la profundización de la persecución, de ponerle días de cárcel y montos de multa a lxs trabajadorxs, acá montamos lucha y resistencia, esta feria va a ser itinerante e iremos a otras plazas de la Ciudad de Buenos Aires para defender el trabajo".




"Es más difícil vender un alfajor en la calle que una bolsa de falopa"

Nicolás, referente de CTEP se refirió a la política del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta que ampara a las mafias de la ciudad mientras persigue a lxs trabajadorxs: "Miles de compañeros cotidianamente salen a hacer esto, a laburar, sin joderle la vida a nadie, lo único que hacen es ganarse el pan, Espacio Público definió que eso es un delito, nos puso en el lugar de los delincuentes, y acá no hay ni un sólo delincuente, cualquiera que conoce la realidad de los barrios sabe que es mucho más difícil vender un alfajor o un corpiño en la vía pública que una bolsa de falopa, el que vende una bolsa de falopa está mucho más seguro que el que sale a vender cualquier cosa en la calle. Esa es la política de esta ciudad. Nunca estuvieron mejor las mafias en esta ciudad, porque la garantizan ellos con la complicidad policial mientras persiguen al laburante. Y ahora no sólo eso sino que mandaron una ley a la legislatura para modificar el código contravencional, te pueden detener 5 días por estar tratando de ganarte la vida en una realidad que le niega el trabajo a millones en todo el país y en la ciudad. Están construyendo una ciudad sólo para ellos, no lo tenemos que permitir. Además de xenofobia y racismo es persecución política. En la dictadura, al que pensaba diferente desaparecía, en esta democracia medio pelo que ellos construyen, al que sale a laburar que se opone de hecho a la política oficial lo persiguen. Tenemos que ponerle fin, tenemos que organizarnos entre trabajadores, y buscar que los vecinos entiendan que están jugando con el hambre, no sólo el que tiene el puestito sino con el hambre de familias enteras, son cientos de miles que viven de la economía popular".








Seguir Leyendo
Festival a un año del asesinato de Cristian "Paragüita" Toledo


El 15 de julio de 2017 Cristián "Paragüita" Toledo fue asesinado por Adrián Gustavo Otero, bombero de la policía de la Ciudad de Buenos Aires. A un año, familiares, amigxs y organizaciones realizaron un festival con el lema “defendiendo la alegría”, para rendirle homenaje y seguir exigiendo justicia de cara al juicio que iniciará el próximo 4 de septiembre.



Por Colectivo de Medios de Comunicación Popular*


La mañana del 15 de julio de 2017 helaba. Era sábado, muchxs jóvenes regresaban del baile de madrugada, como tantas otras veces. También Cristian había salido a bailar con dos amigos, Carlos Gavilán y Jorge Daniel Nadalich. A la mañana siguiente, Paragüita tenía que ir a trabajar a la ferretería que está frente a la parroquia Caacupé en la Villa 21-24, ubicada en el barrio de Barracas. Cristián tenía un rato para dormir, como todos los viernes en los que salía y luego le tocaba trabajar.

De regreso del baile, el auto en el que venían Paragüita y sus amigos se cruzó con el auto en el que iba Adrián Gustavo Otero, policía de la ciudad, que portaba su arma, aún sin estar en servicio. Tuvieron algún intercambio por el tránsito y Otero persiguió el auto de los pibes que volvían del baile. Disparó más de una vez contra ellos y el auto, hasta que finalmente los hizo chocar en Vélez Sarsfield y Santo Domingo. Paragüita tenía un disparo de arma de fuego y, cuando llegaron los integrantes de la Comisaría 30, ya estaba muerto. Carlos y Daniel resultaron detenidos. El policía autor de los disparos también.

Empezaría así el periplo de su coartada: un intento de robo y una persecución por ese motivo. Los únicos dos testigos del asesinato, amigos de Cristián, permanecieron presos durante algunas horas, y fueron liberados producto de la concentración de familiares, amigxs y organizaciones en las puertas de la Comisaría 30, ese sábado 15 de julio de 2017. Carlos, integrante de la Comisión de Derechos Humanos de la Villa 21/24, recuerda la concentración y lo que los medios masivos informaron esa mañana: “inmediatamente reproducen lo que sale a decir la policía, que fue abatido un delincuente”.

Pero la organización popular no se hizo esperar, ya que “todo el barrio salió a reclamar, a pedir que esté preso el asesino, que liberen a los amigos y que se dé vuelta eso. Todos participamos. También medios alternativos y barriales”, agrega. El trabajo es doble para quienes son asesinados y además viven en barrios populares: “tener que dar vuelta la cosa también es un dolor tremendo. Encima de la muerte, sufrir eso. Mancillar el honor de una persona de bien, como se decía antes. Dar vuelta eso también es otro proceso doloroso para la familia, por suerte eso se pudo revertir inmediatamente”, concluye. 

Un año pasó del asesinato de Cristian Paragüita Toledo. Un año en que Leo, su mamá, dice que se siente acompañada, abrazada por un barrio que se reúne para rendirle homenaje. Dicen, todxs quienes hablan de Paragüita, que era un pibe amiguero, que todxs lo conocían, que laburaba, que se juntaba con sus amigos. Que le gustaba mucho escuchar música y que, por eso, eligen para este homenaje, en el primer año, un lema: defendiendo la alegría. 

“Para recordarle a él como era él”, dice Leo, su mamá. Aunque este año sin Cristian duele “nunca va a dejar de ser duro porque ya no lo tengo más. Me cortaron los brazos y las piernas desde que él se fue. Hasta el final voy a ir para que Otero cumpla la condena que merece”, termina Leo, no sin vidriarse sus ojos.

El festival a un año del asesinato de Paragüita se llevó acabo el sábado 14 de julio,  frente a la capilla de la Caacupé y de la ferretería donde él trabajaba, en la villa 21/24. En esa cuadra hay una ermita. Su foto, con su perro, la camiseta. Ahí se juntan sus amigxs a diario. Un vecino pasa, la toca y se persigna. Hay juegos para niños y niñas y música. Merienda, jugo, bolsitas de juegos. Las remeras con la cara de Paragüita abundan. Leo, sus amigxs, su famila y vecinxs, llevan la remera con su cara. El clima es festivo, Paragüita era un pibe muy alegre, dicen -más de una vez- quienes lo conocieron, que pareciera son casi todxs en el barrio. 


La calle se vuelve espacio de encuentro en el festival por Paragüita. Esa calle que se vuelve espacio público con un sentido distinto en los barrios populares, de una vecindad que se palpita más cercana. En palabras del Padre Toto, cura villero que acompaña desde el comienzo la exigencia de justicia, “la villa da lección a gente de otros sectores sociales. El 50% de los habitantes de la villa tiene menos de 18 años, hay una población infantojuvenil y en la villa se vive el espacio público como un espacio de todos, de todos de verdad. Hay capacidad de hacer fiesta. Cosa que en muchos lugares no. Hay un sentido de vecindad, una madre es madre de sus hijos y de los del pasillo, lo que le pasa al de al lado me incumbe, me influye. Hay una solidaridad natural en la villa de la cual muchos otros barrios debieran aprender”.



El barrio de Paragüita, como tantos otros barrios populares de la Ciudad de Buenos Aires, están sitiados por las fuerzas de (in)seguridad. En Barracas se pasea desafiante la Prefectura. Tienen sus puestos fijos, en las entradas y salidas de los barrios. Las brigadas de civil se adentran en las callecitas, y circulan sin identificación, revisando, requisando, levantando a los pibes. El asesino de Cristian Paragüita Toledo es policía de la ciudad. Actualmente espera el juicio preso. El 4 de septiembre empieza la nueva etapa: el juicio oral y público. La condena debe ser ejemplar, dice Carlos, de la comisión de derechos humanos de la villa 21/24, “que haya una condena efectiva y que este señor termine donde tiene que estar y que sirva para que las fuerzas de seguridad entiendan que no pueden hacer esto con cualquiera. Si hubo una muerte que la lloramos, tenemos que conseguir que estas cosas no sucedan más”.

Porque las muertes de los pibes de las barriadas populares no pueden ser en vano, desde la alegría y la organización popular, un barrio se levanta, exige justicia por su vecino asesinado. Por Paragüita, y para que no pase nunca más.

*FM La Caterva, FM Riachuelo, La Retaguardia, Agencia Paco Urondo, Sur Capitalino, ANCAP

Seguir Leyendo
"Me lo mataron": 9 años sin Jonathan Kiki Lezcano

Con una gran presencia de familiares de víctimas de la violencia institucional, se realizó un nuevo festival cultural que recuerda al joven asesinado junto a su amigo Ezequiel Blanco por el policía federal Daniel Veyga, absuelto por el TOC 16 el año pasado.


Por Colectivo de Medios de Comunicación Popular*

Visitar la “Casita de Kiki” en la Villa 20 de Lugano es siempre movilizador. Puede que sea para asistir a alguna de las múltiples actividades que allí se realizan: el comedor El Enano, el apoyo escolar para les pibes del barrio, el acompañamiento a familiares de víctimas de violencia institucional, talleres de educación popular, etc. Pero es sin dudas especial hacerlo cuando realizan el festival cultural que recuerda a los jóvenes  Jonathan “Kiki” Lezcano y Ezequiel Blanco, asesinados por el policía federal Daniel Veyga, el 8 de julio de 2009.


Desde temprano les militantes de la Casita, junto con familiares, amigas/os y vecinas/os preparan las calles del barrio para recibir a quienes se arriman a compartir una tarde de memoria, donde se sigue buscando verdad y justicia. Desde la participación de un grupo de payasas/os al espacio de juegos  para les pibes, desde la radio abierta a las bandas sonando en el escenario, desde la muestra fotográfica a la parrilla con precios populares; son muchas las actividades que se realizan con el fin de construir entre todas y todos el acompañamiento necesario para que sea este, también, un día de alegría. Es que tanto Angélica, la mamá de Kiki, como cada una/o de sus hermanas/os llevan esa memoria adelante como un ejemplo de lucha por lo que pasó, pero con un fuerte compromiso por lo que está por venir. Así nació esta Casita, que en estos años de malaria económica ha sumado una nueva actividad para el barrio: un comedor popular.


El Festival es también una oportunidad para que familiares de víctimas de violencia institucional se acerquen a contar su caso, y a organizarse para buscar justicia. Un camino que no es para nada sencillo, especialmente para quienes menos tienen. Eso lo vive día a día Angélica, que tras esperar 8 años un juicio, tuvo que escuchar cómo el Tribunal Oral Criminal Número 16 sobreseía al asesino de su hijo. Esta lucha, que sigue abierta, la impulsa a acompañar a todas esas madres que se acercan a la Casita, y que encuentran en el Poder Judicial más trabas que ayuda. Allí la vimos en Tribunales, junto a Roxana Cainzos, por ejemplo, cuando el caso de Nehuen Rodríguez llegó al juicio oral. Y así la vemos en cada marcha, cada acto donde pueda sumar su palabra y su experiencia de organización.

En la tarde del domingo 8 de julio de este 2018 se vivió un momento especialmente emotivo. Fue cuando se conformó una ronda de madres y familiares frente al escenario, contaron sus casos y reclamaron al unísono justicia por las pibas y los pibes asesinados por las fuerzas de seguridad. En sus voces estuvieron nuevamente presentes Marcos Acuña, Jonatan Herrera, Nehuen Rodríguez, Omar Cigarán, Pablo César Reynaga, Fabián Gorosito, Pablo “Paly” Alcorta, Marco Antonio Nuñez. Nombres de un exterminio silencioso, y de un dolor que se transforma en lucha en las barriadas populares. Escuchar de tantas bocas el terrible “me lo mataron”, sentir su falta en carne propia. Juntas/os invitaron a sumarse a la Marcha Nacional contra el Gatillo Fácil y la represión del Estado, que se realizará el 27/8 a las 16 horas de Congreso a Plaza de Mayo. La marcha también será en Tucumán, Rosario, Mar del Plata, Neuquén, Bariloche, Córdoba, Mendoza, San Juan y Santiago del Estero.             

“Quería agradecer de corazón a corazón a los familiares, decirles que estamos juntas”, dijo al cierre Angélica. “Nos paramos en el dolor y seguimos con amor, para que a otras madres no les pase”, agregó emocionada. Un ejemplo de lucha que nos impulsa hacia un camino de justicia, que sólo se logrará organizadas/os. Porque como dijo Angélica: “tenemos que hacernos visibles, porque somos los invisibles para aquellos que están en el poder”.

*FM La Caterva, FM Riachuelo, La Retaguardia, Agencia Paco Urondo, Sur Capitalino, ANCAP

Seguir Leyendo
Juicio por Nuria y Natalia: la defensa intenta declarar inimputable al femicida

El día Martes 3 de Julio en el TOC 22 de los tribunales de Comodoro Py 2002, se llevó a cabo la cuarta audiencia del juicio oral y público contra Mariano Bonetto por el asesinato de Natalia Grebenshikova de 15 años, y Nuria Couto, de 18, a quienes apuñaló el 11 de Octubre de 2016 en el Parque Irala del barrio de La Boca. Las jóvenes murieron días después.



Por Colectivo de Medios de Comunicación Popular*

Aquella tarde, tras haber atacado brutalmente a Nuria y Natalia, Bonetto fue reducido por una persona cuya identidad se desconoce, quién le arrebató el puñal y se lo clavó en la sien. El agresor, al igual que Natalia y Nuria, fue trasladado al hospital Argerich.

El juicio comenzó el 14 de junio. Las primeras tres audiencias se desarrollaron en una pequeña sala a la que sólo pudieron ingresar familiares directos y abogados, excluyendo amigos, prensa y otras personas interesadas en presenciar el juicio. Esta vez la querella logró que el tribunal otorgue una sala más grande y por fin el juicio adquirió un verdadero estado público.

Fue una jornada de testimoniales muy importantes. Con la sala repleta de gente, declararon como testigos los médicos de guardia del Hospital Argerich, el coordinador de Terapia Intensiva del Hospital Santojanni, tres integrantes del equipo de salud mental del mismo Hospital y los padres de Bonetto. Por su parte, Bonetto prefirió estar ausente en la audiencia.

El Jefe de Guardia del Hospital Argerich, Roberto Veneroni, comenzó su declaración con una actitud hostil hacia la querella. Fue cuando le consultaron acerca de la ausencia de los análisis toxicológicos en los informes médicos. Luego, al ser consultado sobre el estado en el que se encontraba Bonetto contestó: “Me dijo que la verdad iba a ser revelada, luego hizo una tijera y tiró una patada que le pegó en la cabeza a una enfermera. La frase la sentí apocalíptica”.

En el mismo sentido declararon las tres testigos propuestas por la defensa, integrantes del equipo de salud mental del Hospital Santojanni. La doctora en psiquiatría Mariana García dijo que tan sólo dos entrevistas de 20 minutos cada una fueron suficientes para arribar a un diagnóstico presunto de “Síndrome de Descompensación Psicótica, con Fenómenos de Influencia Auditivos con tinte místico”. La Licenciada Mariana Torres, psicóloga del mismo equipo, reforzó la idea de ese diagnóstico: “Escuchaba voces que le decían que tenía que matar” dijo. Silvia Tersoli, Licenciada en Psicología declaró, “Bonetto nos dijo que si él no acuchillaba se le volvía en contra”.

Luego de cada testimonio, las tres fueron consultadas por el Fiscal sobre si habían considerado la posibilidad de que Bonetto las hubiera engañado, a lo que todas respondieron que no y que, por lo tanto, no habían realizado los test correspondientes para comprobar una posible manipulación del discurso.

Mabel Raca, madre de Bonetto, también fue testigo en la jornada del martes. Ante todo se le informó que debía omitir cualquier dicho que perjudicara a su hijo, ya que la ley prohíbe que declare en su contra. Acerca de la infancia de su hijo dijo que “fue un niño normal. Exceptuando algunos berrinches, nunca noté otra cosa, pero bueno… ahora me doy cuenta de que ya ahí empezaban sus problemas”. Contó también que su último contacto fue un mail de despedida, rompiendo toda relación con su familia, por lo que ella y su marido temieron que fuera a suicidarse. Frente a esto, la querella sostuvo que de ese correo sólo existe una fotocopia de una captura de pantalla que lo vuelve imposible de rastrear y por lo tanto creen que es una prueba falsa.

Por último, llegó el turno de Santiago Bonetto, padre del doble femicida, quien utilizando los mismos conceptos e idénticos términos, brindó un discurso calcado al de su esposa Mabel Raca.
Durante el intenso debate, tanto la fiscalía como las querellas señalaron una gran cantidad de contradicciones en las declaraciones. La mayoría de los testimonios evidenciaron una clara tendencia a orientar la causa hacia un nuevo fallo de inimputabilidad del asesino, que ya fue sobreseído dos veces en primera instancia por esa razón.

Al finalizar la jornada, en declaraciones a los medios presentes Liliana Borysiuk, abogada de la querella, dijo: “La defensa apunta a que Mariano Bonetto no entendía su comportamiento al momento del hecho”.
Por su parte Anna Rodionova, madre de Natalia Grebenshikova, dijo: “Lo que escuché confirmó lo que pensaba, los padres son malas personas… están mintiendo. Nunca se pusieron en contacto con nosotros. Lamento haber tenido que escucharlos”.

La próxima audiencia se realizará el día jueves 12 de Julio a las 11 horas.



*FM La Caterva, FM Riachuelo, La Retaguardia, Agencia Paco Urondo, Sur Capitalino, ANCAP
Seguir Leyendo
Télam: trinchera de lucha(s)

El jueves 5 de Julio de 2018 se convertirá, sin dudas, en una fecha histórica de lxs trabajadorxs de prensa. Una inmensa movilización abrazó a lxs despedidxs de Télam, desde el Obelisco al Centro Cultural Kirchner. Una marcha federal encarada por una agencia nacional de noticias. Lxs trabajadorxs de las corresponsalías se hicieron presentes y llevaron las banderas de Misiones, Río Negro, Tucumán.


Foto de Carlos Brigo (uno de lxs despedidxs de la Agencia TÉLAM) 

Un enorme operativo policial fue, nuevamente, la respuesta. Por momentos parecían menos que la concentración de la semana anterior, pero no, sucedía que la cantidad de participantes era mayor.
De la movilización, convocada por el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SIPREBA) y Sindicato de Trabajadores de Prensa  (SITRAPREN) participaron lxs trabajadorxs de la TV Pública, los despedidxs de Radio del Plata, lxs despedidxs del INTI, lxs trabajadorxs de Pagina 12, Perfil, medios autogestivos, organizaciones populares, compañerxs organizadxs del transporte como lxs metrodelegadxs, hasta agrupaciones sindicales como  CTA autónoma, CTEP, ATE, entre otros además de numerosas organizaciones políticas.

La calle Corrientes se colmó. Una columna de unas cuantas cuadras bajaba hasta Alem, por Corrientes, desde el Obelisco. En el escenario se observaba la enormidad de la convocatoria a la marcha nacional de prensa. Las voces fueron muchas y diversas, pero hiladas por un sentimiento común: solidaridad de clase y la convicción de que todxs somos Télam.
Raúl Arévalo, corresponsal de Télam por Misiones, encabezaba la marcha “la corresponsalía se acaba de cerrar, han despedido a los 4 corresponsables”,  explicó. Por último, exigió que las autoridades den explicaciones, ya que “Misiones es la provincia más rica del norte y limita con Paraguay y Brasil, hoy Télam no tiene voz allí”.

Horacio Prada, secretario de la Asociación de Trabajadores de Radio Nacional (Atrana), afirmó: "estamos luchando porque somos empleados estatales y sabemos que lo que les pasó a los compañeros de Télam nos puede pasar a nosotros". En la misma sintonía, Miguel González, secretario de derechos humanos de los metrodelegadxs, afirmó que: "el  papel de esta lucha de los compañeros es importantísimo, porque son 357 despedidos”. Según su perspectiva,  son muchos quienes se informan a través de la agencia TÉLAM. En relación al accionar de Hernán Lombardi expresó: "todavía Lombardi no ha sabido dar una respuesta que no sea evasiva, lo que responde son boludeces”.

Por su  lado, Mariano Sánchez Toranzo, director de cultura y bienes comunes de la CTA Autónoma, afirmó que los despidos representan una persecución ideológica y gremial asociada con un recorte de los medios públicos a favor de los privados y, así, acallar las voces disidentes.

Diego, trabajador de la TV Pública, afirmó "vinimos acá a bancar por (…) solidaridad con los trabajadores de Télam, porque les toca a ellos pero nos toca a todos". Y agregó "la situación en Canal 7 es que hay un gran vaciamiento de producción que está en vigencia" Agustín Lecchi, también trabajador de la TV Púbica y delegado de SIPREBA  contó que desde Enero Hernán Lombardi no recibe al gremio de prensa.
A la vez, Camilo Moreira, delegado de la comisión de trabajadores del INCAA, reforzó la idea de solidaridad: "Nos parece que donde hay un compañero despedido tenemos que estar todos, y en el caso de Télam es muy emblemático, es la agencia de noticias nacional que siempre ha estado reflejando las luchas que ha llevado nuestro pueblo, enfrentando los distintos ajustes; hoy el ajuste el ajuste lo tienen los y las compañeras de Télam, por eso hay que estar acá adelante apoyando la lucha hasta que logremos la reincorporación de los compañeros despedidos, que es el único final que puede tener esta lucha (…)el de la victoria”.

Roberto Caballero, periodista de Radio del Plata, expuso la situación de su medio: “despidos masivos, ajuste y trabajadorxs que se han  enterado de su despido por un listado en la puerta”.

Respecto a Radio Nacional, el secretario de Atrana informó una cifra de 20 despidos, los cuales no pudieron restituirse en su totalidad por la situación precaria en la contratación de los trabajadorxs.

Rubén Schofrin, delegado de Perfil y secretario adjunto de SIPREBA, fue contundente al expresarse sobre el accionar de Hernán Lombardi “el de Lombardi es un síntoma de debilidad, abandonaron el barco, no aparecen más por Télam” También se refirió a la violencia con la que el ministro habló de lxs trabajadorxs despedidxs, “la acusación de mote ideológico es una provocación  que atenta contra la libertad de expresión. Además hay compañeros que han sido echados con 28 años de servicio y han criticado a este gobierno, al anterior, al anterior y al anterior, todos cómplices del achicamiento de la agencia nacional de noticias” Y cerró advirtiendo el panorama general de los medios públicos “detrás de Télam viene Radio Nacional y la guadaña contra la TV Pública, se esperan más de 1000 compañeros que puedan ser despedidos en esos medios, por lo tanto la lucha de Télam es una trinchera para que no pase la ofensiva contra el ajuste que ha lanzado un gobierno en su acuerdo con el FMI”.

Télam como trinchera, y una clara decisión clara de lxs trabajadorxs de prensa: esta batalla se gana en unidad y Télam no se vende, Télam se defiende. 
Seguir Leyendo
“Télam es un medio que hay que defender porque es una bandera nacional”

En medio de la enorme movilización de lxs trabajadorxs de prensa, en medio de las banderas, de los bombos, de los carteles que rezan “No a los despidos en Télam” “Pousá vaciador” estaba Sergio Maldonado. Acompañando esta lucha, como tantas otras, con su sonrisa y su enorme predisposición para charlar un ratito.




¿Por qué estás acá apoyando la lucha de lxs trabajadorxs de Télam?

Muchos medios del interior se nutren de su información para poder informar. Están esperando los cables de Télam, si no está Télam, ¿de donde se van a nutrir? Es muy importante, no son sólo 350 trabajadores

¿Qué papel jugaron los medios en el caso de Santiago?

Todo lo opuesto a lo que brinda Télam. Los medios hegemónicos en quienes este gobierno quiere dejar todo en sus manos. A los medios chicos y a los medios como Télam los ahogan, los aprietan para que no informen objetivamente. Eso es lo que hay que defender.

¿Cómo están, cerquita del año de la desaparición de Santiago?

Pasaron muchísimas cosas, así como en un momento el presidente dijo “pasaron cosas” ya lo creo que pasaron cosas, le dieron rienda libre a la gendarmería, a las fuerzas de seguridad, represión contra los trabajadores, ajustan las fuentes de trabajo, todo está mal, pero no porque es algo personal lo nuestro con Santiago. Nuestras fuentes de trabajo también peligran. Con la apertura de la importación, de los productos que ingresan, están destruyendo las fuentes de ingreso de pequeños micro emprendimientos. No hay nada que dejen en pie. Viene la represión, el ajuste, el hambre. El caso Melmann, Facundo, hoy está el juicio por el albatros que le disparó a Rafael Nahuel. Que esperemos que tenga un fallo, por lo menos una a favor del Pueblo.

¿Cómo está la causa hoy?

A 11 meses estamos igual que desde el inicio. Ayer presentamos en la corte suprema todo esto que desde el 1 de noviembre pedimos un grupo de expertos independientes, no hicieron lugar y pasaron 8 meses de los cuales todos los días se rechaza algo que pedimos. Ampliación de la autopsia, la recusación de la fiscal, la destrucción de las escuchas. Investigan a la familia y a los testigos en vez de investigar a quienes participaron.

¿Qué le dirías a Patricia Bullrich si la tuvieras en frente?

Ya se lo dije el 1 de septiembre que dé un paso al costado en Plaza de Mayo. Pero no. Ella es la candidata perfecta para esto. No le diría nada. Ellos no quieren diálogo lo que quieren es sembrar odio como lo están haciendo.

¿Van a convocar para el año de la desaparición de Santiago el 1 de Agosto?

Vamos a hacer algo el 1 de Agosto. Vamos a convocar más adelante.

Seguir Leyendo
Se agrava el conflicto docente en Chubut: una provincia en el fondo.

#Chubut: se agrava el conflicto docente y CTERA anunció un paro a nivel nacional para el martes 3 de julio. La provincia está en crisis total en el sector público y ayer por la noche se sostenía la toma del Ministerio de Educación y el paro por tiempo indeterminado. 

Comunicado enviado por Rosana Cartolano, docente de Chubut.

Audio:





La CTERA hará paro nacional el 3 de julio en solidaridad por los docentes de Chubut.

Después de la represión del día martes, el miércoles se cerraron todas las escuelas de Chubut en repudio por la agresión sufrida a lxs maestrxs y se hicieron grandes movilizaciones en todas la ciudades con acompañamiento de la comunidad entera. 

El jueves fuimos citados a paritarias y el Gobierno se presentó, una vez más, con la misma propuesta del 14% de aumento cuando lxs docentes estamos solicitando el 30% y un plan de refacción de nuestras instituciones, además de la aplicación del transporte educativo gratuito para estudiantes y docentes. 

La propuesta fue rechazada y nuestrxs paritarixs decidieron quedarse en el lugar al que fueron convocadxs en un hotel en las afueras de la ciudad, cosa de que nos dispersemos, se quedaron sentadxs a la mesa esperando a que el Gobierno realice una mínima propuesta para comenzar la discusión.

Afuera, miles de maestros estuvimos 20 horas esperando. 


A esta situación sumamos vocinazos cada media hora donde toda la comunidad de Rawson se acercó para acompañarnos. Una jornada con mucho frió, con mucha resistencia y alegría por parte de lxs docentes porque sabemos que estamos en un proceso donde no estamos solxs sino sostenidxs por la solidaridad de muchos gremios y de un montón de países que van entendiendo que Chubut está en crisis. 

Al día de hoy, sábado, los diarios titulan que el Gobierno va a imponer por decreto el aumento del 14%. 

Cerraron el diálogo y la provincia entró en crisis. El dinero para pagar los aumentos salariales y para sostener la educación y la salud está pero lo están reteniendo a cambio de que la comunidad apruebe los proyectos megamineros. Es una extinción de los gobiernos nacional y provincial. Esto viene de la mano de los grandes empresarios y del FMI para que el ajuste se dé en los que menos cobramos. 

Lxs docentes de Chubut estamos de paro por tiempo indeterminado y CTERA nacional anunció un paro para el martes 3 de julio en las escuelas de todo el país.


Seguir Leyendo
TÉLAM: “entre lxs despedidxs hay compañerxs con 30 años de antigüedad, hay radicales, peronistas, gente de izquierda, gente que votó a Macri, gente que votó a Scioli”


Jorge Pailhé es trabajador de la Agencia Nacional de Noticias TÉLAM hace más de 30 años,  e integrante del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SIPREBA). A él no le llegó el telegrama de despido y sí el mail de “bienvenida a la nueva agencia Télam” pero sostiene sin dudar  que en la son 870 familias en la calle, porque TÉLAM no se puede sostener con el 40% de la planta menos. En las corresponsalías del interior como  Formosa, Misiones, Viedma, Bariloche, Catamarca, Rawson no quedo ningún compañero.  A su hermano, trabajador del archivo hace más de 30 años, le tocó telegrama de despido. Charlamos con Jorge en la emisión del viernes de Enredando las Mañanas, el programa de la Red Nacional de Medios Alternativos.



¿Cuándo comienza esto?

Jorge Paihle: Esto es un tema que viene desde hace bastante tiempo, el avance sobre los medios públicos es muy claro en el gobierno de Macri, nos tocó a nosotrxs ahora en TELAM la peor situación que es sufrir un vaciamiento completo, porque nosotrxs somos 870 familias y nos están sacando casi 400, 357 familias quedan en la calle. Si esto no se revierte esta agencia no va a poder trabajar, nosotros también estamos despedidos, porque no vamos a poder trabajar. En corresponsalías del interior como  Formosa, Misiones, Viedma, Bariloche, Catamarca, Rawson no quedo ningún compañero, ninguna compañera, es decir, la van a cerrar. La agencia de La Plata que eran nueve compañeros, que hacían deportes, espectáculos,  política, cultura, quedan tres. Hay una política de vaciamiento bastante clara que también fue en el área nacional con despidos de diecinueve compañeros en Enero en el canal público, con la eliminación para que no se pueda emitir el noticiero el fin de semana, en Télam con el achique brutal de las coberturas en el exterior, cosa que era un orgullo de nuestra agencia hacer coberturas en el exterior, políticas deportivas, ahora en el mundial hicieron volver al mínimo equipo de un cronista y un fotógrafo que habían ido al mundial, en virtud del paro que estamos llevando adelante, porque no tiene sentido que estén allá.

¿Cuál es la función de los medios públicos?

El problema es cuando los gobiernos tienen una ideología determinada y toman al Estado como un costo y no como un servicio, que es lo que tiene que ser. Por eso hay funcionarios que se quejan de lo que se gasta en los hospitales, en los hospitales no se gasta, se invierte en la salud de la población. Los medios públicos tienen una función social importantísima, desde siempre. No nos olvidemos que la agencia Télam la creó el general Perón en 1948, en ese momento para revertir el discurso unívoco de las agencias internacionales, hacía falta una voz nacional para quebrar ese discurso. Esto fue siempre en el tiempo, se mantuvo y se va a mantener siempre porque siempre vamos a tener sectores de la oposición, o sectores de afuera que están trabajando para imponer un relato que no es el de la realidad. Lo estamos sufriendo nosotros en Télam, que nos vienen a decir que se por fin se acabaron los ñoquis, yo conozco a todos los compañeros y compañeras despedidos, a uno lo conozco más que nadie, porque es mi hermano, más de 30 años en Télam, dedicado al archivo, con una hija de 7 años, un profesional dedicado al archivo con un conocimiento, con una carrera. ¿Qué me vienen a hablar de ñoquis? Hay una doble vara ahí que hay que anular, hay que enfrentar porque el discurso de Lombardi, y de Pousá, el presidente de Télam, que fue presidente de Télam en el año 2000 cuando quisieron liquidar la agencia también, y él siendo presidente de Télam designado por De La Rúa, cuando se fue de la función pública le hizo un juicio al Estado y se llevó 600.000 dólares, se llevan la plata del Estado cuando hacen un juicio, cuando cumplieron una función política de un gobierno determinado. Cuando ellos dicen que hay que echar a gente que estaba demasiado ideologizada, primero que es una barbaridad y es reconocer una cacería de brujas, pero aparte eso no es verdad, en el reboleo de telegramas de despido hay compañeros que tienen 30 años de antigüedad, 25 años de antigüedad, hay radicales, peronistas, gente de izquierda, gente que votó a Macri, gente que votó a Scioli. Con lo cual lo que en el fondo quieren tapar es la política de lo que en verdad quieren hacer que es destruir los medios públicos. Yo no estoy contento en el sentido de “a mí no me tocó” porque acá el martes arrancaron justo antes del partido con Nigeria, empezaron los revoleos de telegramas y a algunos nos llegaba un mail de la oficina de recursos humanos  que nos daba la bienvenida al nuevo Télam era como decir, vos quedas. Por supuesto que todos los que recibimos el mail estamos todos en la pelea delante de todo, en las asambleas, en las marchas, delante de todo. No van a ganar un amigo por eso, nos invitan a nueva Télam que no va a existir, no hay forma de que haya Télam si no hay corresponsales en 8 provincias, y la sección policiales de los 12 compañeros que había quedan 6, es imposible, es imposible cumplir los turnos.

Una compañera despedida nos decía que intentan instalar la lógica del terror en el sentido de que a cualquiera le puede tocar

Es exactamente eso. Y que vos te sientas agradecido porque te mandan un mail, y que los otros ya fue. No es así. Nosotros tenemos una visión de hermandad colectiva en cuanto a que somos todos trabajadores, acá nosotros decimos que somos 870 familias en la calle. Apoyamos los medios públicos, queremos trabajar en medios públicos, nos sentimos orgullosos de ser periodistas de los medios públicos. Sabemos que este gobierno quiere todo lo contrario. Con gobiernos anteriores hemos tenido buenas y malas en todos sentido como empleados estatales que somos, nos hemos peleado con el gobierno de Néstor, de Cristina, yo que soy un viejo trabajador he pasado todas las épocas de Alfonsín para acá. En e l ´96 Carlos Menem nos cerró, nos liquidó Télam, revertimos esa situación. En el 2000 nos liquidó De La Rúa con Pousá como presidente de Télam y con Lombardi en el famoso grupo Sushi, son los mismos personajes de siempre.

Otra de las cosas que quieren instalar es que la profesión del periodista supuestamente no se puede ejercer desde un lugar político, ¿cómo sería ejercer el periodismo desde un lugar no político?

Ahí también intentan confundir, yo como sujeto político tengo orientación en todo lo que hago. En mi barrio cuando defiendo una plaza, lo que hago en mi familia cuando hablo con mis hijos, somos sujetos políticos. Y también como periodistas somos sujetos políticos, pero además de eso, como periodistas cuando ejercemos nuestro oficio, el más llano y liso que en el caso mío es escribir un cable, yo me tengo que atener a mi profesión. Yo he escrito cosas contra personajes que me caen simpáticos, pero tengo que informar. Yo hago internacionales, es una sección que tenes que tener mucho cuidado en como transmitís, porque está todo muy lejos. Es muy difícil decir de golpe hay una huelga de mineros en Bolivia, y Bolivia está parada 10 días. Es verdad, la noticia es esa, pero qué hay atrás de eso, nosotros buscamos el contexto, porque estamos dando una noticia de un contexto distinto. Siempre uno se atiene a su oficio. Y la gran mentira de Lombardi, usando una política muy de él que  es dar datos, es que te dice que en 2003 había 500 trabajadores, en 2015 había 900. Claro, lo que no te dice es que desde ese año a este último año, Télam se reconvino como todas las agencias del mundo e incorporó a toda el área audiovisual completa, camarógrafos, editores de video, periodistas, sonidistas, locutores, la página web. Todo ese laburo es nuevo, entonces, claro que se incorporó mucha gente, pero tiene que ver con eso. Cuando se incorpora gente también tenes que tener un apoyo administrativo, gente que siga el tema de los sueldos, de los viajes, etc. Es una cuestión elemental y en Télam funcionaba bien. Es una maquinaria que nosotros decimos, a pesar de los sueldos funciona bien. Funciona en piloto automático.

En los medios masivos no está saliendo nada, y está clara la decisión de Hernán Lomabrdi de no darle visibilidad al caso. Habló sólo un ratito con Luis Majul y dijo entre otras cosas que el sueldo promedio de los despedidos es de $55.000…

Es una lucha titánica. Es muy difícil, no por casualidad los grandes medios hegemónicos están apostando a esto, ponen todo el tiempo su poder y su dinero para armar este discurso del Estado, de los ñoquis, de los vagos y toda esta historia. Y nosotros cuando habló Lombardi fuimos a América Noticias y no nos dieron derecho a réplica, le mandaron un móvil porque estábamos nosotros ahí. Los centros que le tiró Majul parecían los de Pavón o Meza al Cun Agüero o al Pipita Higuain. Pero sabemos quiénes son. No nos sorprende eso. Tenemos que luchar contra eso y lo hacemos desde nuestra profesión, desde las redes, saliendo a la calle, con medios como ustedes que siempre están atentos a lo que nos pasa. Las radios de las provincias que nos llaman y la realidad de ellos es que sienten que no hay servicio de Télam. No puede ser que el gobierno diga, no pasa nada, que no salga Télam. Porque es importante, lo que pasa es que no te lo quieren decir. Lo de los sueldos es una barbaridad, ojalá ganáramos esa plata. Es un gobierno mentiroso que se basa todo el tiempo en frases para zócalos. Es una lucha permanente, es dura.

¿Cuál ha sido la respuesta de las autoridades?

Se fueron y no volvieron nunca más. Se fueron el martes a la mañana. Los compañeros de la comisión interna de Sipreba intentaron hablar con ellos, no los atendió nadie, desaparecieron, dejaron los edificios en banda y se las tomaron. Son una vergüenza como funcionarios públicos, ellos son los delincuentes, están cobrando un sueldo que les pagamos todos y no cumplen su función. No están trabajando, no están trabajando en el sentido más llano de la palabra que es vení y hacete cargo, sentate acá, hacete cargo, sentate con los representantes de los trabajadores, discutí, debatí. Pero no, se fueron. Y hoy, esta mañana algunos compañeros y compañeras se encontraron en sus cuentas las liquidaciones finales sin haber recibido el telegrama de despido, y los que recibimos el famoso mail tenemos la cuenta en cero porque no nos pagaron ni el sueldo, ni el aguinaldo, es de terror. En mi larguísima experiencia en Télam es una pesadilla lo que estamos viviendo. Hay compañeros, compañeras al lado de tu escritorio, que de golpe se largan a llorar porque lo llama la mamá o la pareja porque llegó un telegrama. No se puede contar, hay que vivirlo.

¿Cómo sigue esto?

Ayer hicimos una asamblea y algunas comisiones fueron al Congreso, otros a la legislatura, se trató de sacar un proyecto de condena a los despidos y no se logró porque el PRO y la Coalición Cívica  pusieron sus 31 votos para que no se pueda sacar. Y otros se juntaron con dos de los triunviros de la CGT y ellos sacaron una nota de respaldo y anunciaron que van a intervenir para hacer una gestión ante las autoridades de Télam. Todo lo que hagan todos los sectores es bienvenido.
A los 354 le agregamos 3 más que son compañeros despedidos antes, los dos que despidieron con causa, es decir sin indemnización, los echaron por un error en un cable que denuncian como una operación. Y antes habían echado a una compañera de audiovisuales. Son 357 despedidos. Pero tenemos contados los telegramas y son cerca de los 200, faltaba mucha gente recibir telegrama, y a algunos les depositaron la liquidación y jamás les llegó el telegrama. Y compañeros/as que están como en el limbo, que no le llegó ni mail, ni telegrama.

Te agradecemos mucho esta comunicación

Agradecemos nosotros y nosotras. Decir que acá cada despedido, cada despedida es de carne y hueso tiene una familia, tiene hijos, sueños, vocación, una vida por delante, enfermedades, tienen… eso, que es la vida misma.



Seguir Leyendo
Despidos en TÉLAM: “La lógica que primó es la del terror, que a todxs nos puede tocar”



Hace algunas horas se realizó una gran movilización  al CCK para exigir la inmediata reincorporación de los/as 354 trabajadoras/es despedidas/os de la Agencia Nacional de Noticias TÉLAM. Dialogamos con Natalia Concina, una de las trabajadoras despedidas, en medio de un enorme operativo policial. 
La agencia permanece pacíficamente ocupada por los trabajadores y trabajadoras.


Audio: 


Mi  nombre es Natalia Concina, trabajadora, o ex trabajadora, de la Agencia Télam. Trabajo en la agencia desde el año 2005, hace trece años, en la sección de Sociedad. Ayer nos mandaron un telegrama de despido, sin avisarnos, sin preaviso,  de una forma bastante siniestra. Algunos compañeros recibimos el telegrama, otros recibían un mail con una bienvenida a la nueva agencia Télam, usaban nueva agencia Télam como concepto. Muchos compañeros todavía se encuentran en una situación en la que no recibieron ni una cosa ni la otra, por lo cual no sabemos si están o no despedidos. Es una situación inédita, somos 350 trabajadores que quedamos sin empleo en un contexto de crisis. Con argumentos bastante espurios por parte de las autoridades  que tratan de vender que la agencia estaba llena de personas que  no laburan, de personas poco profesionales, nosotros somos todos profesionales de muchísimos años de experiencia, hay compañerxs que hace más de 25 años que están y fueron despedidos. Estamos tomando los dos edificios de forma pacífica e iremos viendo como seguimos el plan de lucha.

¿Las autoridades se hicieron presentes en los edificios de la agencia?

Desde ayer que empezamos a recibir los telegramas de despido no tenemos ninguna autoridad, de hecho por los compañeros que comentaba que están en el limbo no tenemos a quien preguntarle, golpeamos la puerta de Recursos Humanos y nadie te da un listado, lo cual es terrible, pero a la vez es muy perverso no saber en qué situación te encontrás. En principio estamos ocupando pacíficamente los dos edificios por ahora sin ningún tipo de resistencia de parte de las autoridades, no sabemos muy bien a donde apunta eso.

¿Qué opinión te merece el enorme operativo policial desplegado?

Son consecuentes con su política represiva, vienen reprimiendo a todos los trabajadores, por más que seamos trabajadores de prensa no estamos teniendo ningún beneficio, lo cual es consecuente con su actitud y con nuestra condición de clase. Somos trabajadores, estamos cortando una calle y ellos lo vienen haciendo en todas las medidas, es una mierda pero es la forma que tienen de responder.



¿Hubo alguna lógica en los despidos?

Realmente es terrible porque en el radio pasillo cuando te vas encontrando preguntas a vos que te tocó telegrama, mail o ninguna de las dos cosas. Y la respuesta de los compañeros, aún de los que recibieron el mail es “estamos todos despedidos”. Para nosotros es muy difícil tratar de entender cuál fue el criterio, no hay una lógica. No hay una lógica de los que hayan ingresado últimos, ni los que tienen menos antigüedad, como dicen, ni los que no laburan como dicen, por momentos parecen que agarraron un bolillero y según el número que salió de legajo fuimos despedidos.
La lógica de eso es el terror,  de que a todos nos puede tocar, y esa fue la lógica que primó.
La respuesta es absolutamente solidaria, la redacción está parada, administración está parada. En Télam coexisten tres organizaciones gremiales y hay una unidad absoluta, estamos desde ayer todos los trabajadores de los tres sindicatos juntos y en la misma lucha.




Seguir Leyendo
Diálogo radial con Daniela Fagioli sobre la despenalización y legalización del aborto.

El proyecto por la despenalización y legalización del aborto fue presentado en siete oportunidades durante los últimos trece años. Dialogamos con Daniela Fagioli, abogada e integrante de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Seguro, Legal y Gratuito.


“Desde el miércoles a la mañana dije que este iba a ser un día de fiesta” 

Desde el Enredando las Mañanas, el informativo de la Red Nacional de Medios Alternativos, realizamos una charla radial con Daniela sobre la histórica vigilia frente al Congreso Nacional mientras se realizaba el tratamiento del proyecto de ley por la despenalización y legalización del aborto en la Cámara de Diputados.

Sus primeras impresiones sobre la vigilia fueron:

“El ánimo de fiesta duró todo el día y toda la noche. No me hubiera imaginado jamás que se hubiera quedado tanta gente. Durmiendo en un estacionamiento, en la calle, en cualquier lado; fue muy emocionante”

Luego de la votación en general los/as diputados/as trataron la ley en particular. Daniela nos comentó sobre las modificaciones dentro del proyecto. En particular sobre la “objeción de conciencia”.


“El dictamen que salió por mayoría quedó redactado lo mejor posible. El tema de no poner la objeción de conciencia es porque de todas maneras ellos van a sacar una ley de libertad religiosa que todavía está frenada en el Congreso. Determinamos en la objeción que en el caso de la interrupción voluntaria del embarazo tiene que garantizar lo que la mujer pide.”



En el plano concreto cómo se puede garantizar el derecho al aborto estando de por medio la objeción de conciencia. Respecto a este punto Daniela nos aclara:

“Tiene que garantizarlo el director/ra del hospital o la clínica dentro de los cinco días sino pueden ser penados por la ley. Vamos a tener mucho trabajo las abogadas porque seguramente va a ver muchas objeciones para comenzar a denunciar y que eso no avance”. 



Si la ley es aprobada en el Senado sobreviene un período de implementación donde seguramente se presentarán recursos en el plano de lo legal como medidas cautelares para frenarla. ¿Qué puede suceder con esto?

“La implementación tiene que ver con la regulación de las prácticas. Como por ejemplo el registro de objetores y el tema de los medicamentos. Va a ser difícil porque además el mayor problema que los programas de educación sexual no tienen recursos. Van a presentar cautelares o pedidos de nulidad pero no van a ser viables”. 

El audio completo de la entrevista en el reproductor de RadioCut




Seguir Leyendo
Masacre de Pergamino: ordenan prisión preventiva al ex comisario Alberto Donza


El miércoles pasado, en el marco de la audiencia pública en el juzgado de garantías Nº 1 de Pergamino, el fiscal Nelson Mastorchio y las partes querellantes solicitaron al juez de garantías Cesar Solazzi la prisión preventiva para el ex comisario Alberto Donza, máximo responsable de la Masacre que terminó con la vida de 7 jóvenes. Hoy se conoció la decisión del juez: denegar los pedidos de excarcelación extraordinaria y/o arresto domiciliario solicitados por la defensa del ex comisario Alberto Donza, que esperará el juicio detenido en un penal.

Ex Comisario Alberto Donza y su abogado Carlos Torrens 


Por Colectivo de Medios de Comunicación Popular*


Crónica de una audiencia


La mañana del miércoles 13 de junio helaba. A las 10 estaba citada la audiencia pública que definiría el destino del ex comisario Alberto Donza, que permaneció prófugo de la justicia por más de 400 días, con pedidos de paradero nacional e internacional.

La audiencia no sería simple: no se sabía si Alberto Donza estaría presente, pero todo hacía suponer que sí. Las madres, hermanas, compañeras, de las víctimas de la masacre de Pergamino no pudieron dormir la noche anterior. Era la primera vez que tendrían en frente al máximo responsable de la masacre. El que faltaba, el que la justicia no buscó, el que armó una red que le permitió permanecer más de 400 días prófugo, el que mintió en su declaración cuando se entregó. El que dejó morir a los pibes, el que no entregó las llaves, el que no usó los matafuegos.

La llegada al poder judicial de Pergamino siempre es tensa para las familias de los siete pibes que murieron producto del fuego y de la acción policial el 2 de marzo del 2017 en la celda 1 de la comisaría primera de Pergamino (ex centro clandestino de detención). Es que desde el que abre la puerta hasta el que cuida los pasillos del palacio son policías, todos compañeros de los responsables de la masacre. Ahí están, en todos lados, actuando, como acostumbran, de forma corporativa, de miradas desafiantes y provocaciones concretas.  Que los registremos no les gusta, al punto que uno de ellos no se aguanta y nos pregunta “¿para qué necesita sacar fotos, señorita?”, “soy prensa, vengo a registrar”. 

Así es la espera en los pasillos de los tribunales de Pergamino. La audiencia que estaba citada a las 10 empezará pasadas las 11. Alberto Donza salió de Campana, donde permanece preso, a las 8:45, nos informan. Seguramente, pensamos, lo esperaran a que desayune tranquilo, trato diferencial para el ex comisario, a los pibes los sacan a las 4 de la mañana cuando tienen audiencias. Pero al ex comisario no. La espera de más de una hora se vuelve ansiedad, decidimos salir al frío y dar la vuelta al edificio, a esperar frente al portón que abre el garage a ver si llega Donza. Un llamado desde dentro nos avisa que en la sala ya está todo dispuesto para el inicio de la audiencia. Que volvamos porque no podremos entrar luego. Casi instantáneamente llega la camioneta policial que traslada a Donza. No logramos verlo, custodiado entre dos integrantes del servicio penitenciario bonaerense.

Corremos a la sala, entramos. Aún no había ingresado Alberto Donza. El aire se cortaba  con la mano y un silencio enorme invadía todo el espacio. Ahí estaban las familias de las víctimas: Sergio Filiberto, Franco Pizarro, Fernando Latorre, Federico Perrota, Noni Cabrera, Alan Cordoba y Jhon Claros.  Sostenían carteles con las caras de sus hijos, compañeros, hermanos. También estaban los/as abogados/as de las querellas, entre ellas, la Comisión Provincial por la Memoria (CPM). Es 13 de junio, se vota la despenalización y legalización del aborto en el Congreso, y los pañuelos verdes también están en esta sala, en el cuello de la abogada de la CPM, en la muñeca de Ludmila, en las mochilas.  

Sentados frente a las querellas y a las familias de las víctimas se ubicaron los abogados del ex comisario Alberto Donza, Federico Mastropierro y Carlos Esteban Torrens. Ingresaron más tarde el fiscal, Nelson Mastorchio y el juez de garantías Cesar Solazzi. En la puerta, detrás nuestro, al lado del juez, al lado de los/as abogados/as,  había policías. La espera se extendió por casi 10 minutos eternos, hasta que se abrió la puerta del costado e ingresó Alberto Donza, con casco, chaleco antibalas, y esposas. Custodiado por hombres fuertemente armados. Uno de ellos llevaba un crucifijo colgado de la gorra que reza “SPB”. Donza se sentó. Le sacaron el casco y las esposas. No miró nunca, en la hora y media que duró la audiencia, para el lado de las familias.  

El fiscal inició su argumentación señalando todos los hechos que, a su criterio, justificaban el pedido de prisión preventiva por existir “riesgo procesal”: la gravedad del delito, las características personales del imputado y sobretodo la profuguez que sostuvo durante 13 meses, las contradicciones con sus compañeros coimputados y testigos de la causa, así como con sus mismas declaraciones. Una de las mentiras señaladas por el fiscal fue en torno a la declaración de Alberto Donza sobre lo que pasó ese 2 de marzo: “no escuché voces. Solamente una voz que decía ‘aguanten aguanten’”. El período de instrucción ya demostró que los gritos de los pibes se escuchaban hasta la calle. Además, con su anterior abogado defensor Donza en su declaración inicial había dicho que él mismo había intentado abrir la puerta aquel 2 de marzo, mientras que en la declaración que se le tomó hace poco más de un mes cuando se entregó, sostuvo que él no estaba en el lugar. Estas son sólo dos de las muchas mentiras y contradicciones que señalaron el fiscal y las querellas.

Las partes querellantes acompañaron en términos generales el pedido del fiscal, aunque sumaron aspectos que deben ser centrales en la investigación de la masacre, y a los que el fiscal no había hecho referencia. En este sentido, Pedro, por la querella de la CPM expresó ante el juez “también hay que analizar que se trata de un prófugo exitoso, de haber estado 13 meses en una situación así, con un pedido de captura nacional e internacional, habla de una capacidad, de una logística, de una característica especial, que a pesar del estado público del hecho ha logrado estar 13 meses evadiendo de la justicia, habla de la necesidad de que  esta medida cautelar para que el proceso sea exitoso, debe ser contundente y esperar el juicio en prisión”. Maximiliano Brajer, otro de los abogados querellantes, retomó este planteo en su exposición “Cuando se re-ordene el proceso quedará por verse qué pasó durante estos 400 días. Cómo logró permanecer ajeno al accionar de la justicia, y si hubo alguna ayuda adicional de algunas personas, que obviamente, deberán dar alguna respuesta, si es que esa ayuda no se ajusta a las excusas absolutorias que prevé el código penal”. En otras palabras lo que también hay que investigar es ¿quiénes permitieron que Alberto Donza permanezca más de 400 días prófugo?

Luego de las querellas llegó el turno de la defensa de Alberto Donza. El abogado Carlos Esteban Torrens expresó "En esta audiencia no hay que definir si Donza es culpable o no, sino que se trata de ver si existe riesgo procesal como para justificar una prisión preventiva." De este modo, el abogado defensor intentó desestimar la exposición del fiscal y de las querellas que previamente habían señalado todos los hechos que demuestran que Alberto Donza intentó entorpecer el proceso. Rozando el cinismo, el abogado del ex comisario expresó “claro que nos hacemos cargo del dolor de las familias, pero nada impedirá que vele por los derechos de mi defendido”. Esta defensa sostuvo e intentó convencer al juez, que el ex comisario no estaba prófugo, sino que estaba aguardando que “la cámara de casación provincial resuelva un pedido de eximición de prisión” que le permitiera transitar la llegada al juicio en libertad, aun sabiendo que se encontraba una orden de detención en su contra y el  pedido de paradero tanto nacional como internacional.  Antes que terminase la audiencia, Alberto Donza aceptó hacer uso de su derecho a hablar. Sin mirar a las familias intervino para desligarse de su responsabilidad al expresar que a él jamás lo instruyeron en modos de accionar ante este tipo de casos. Las palabras de Donza hicieron estallar de dolor, bronca e impotencia a las familias de las víctimas, que habían permanecido en silencio durante la hora y media, escuchando incluso provocaciones del abogado defensor. Se sucedieron entonces los gritos “asesino” “miranos a la cara, decinos qué sentías.” El juez salió de la sala. Ahí estaba Donza, inconmovible. Lo hicieron parar, lo sacaron. Fin de la audiencia.

Salimos. Mariana, compañera de Fernando Latorre, decía no poder  entender que Donza no mirara y estuviera tan frío, “Como si no le pasara nada”. Y Silvia, mamá de Fernando agregó: “verlo ahí te da mucha impotencia, porque te da ganas de que nos mire a la cara, de que vea nuestro dolor, que nos mire a los ojos y eso no pasó”

No las miró a la cara, no le importa el dolor, pero, por ahora, Alberto Donza esperará el juicio en cárcel, el único lugar que le cabe a los asesinos. Es probable su defensa apele  la decisión del juez Solazzi ante la cámara de apelaciones en lo penal. Nada hace suponer existan argumentos para que se modifique su situación procesal, pero con la justicia nunca se sabe.


* FM La Caterva, La Retaguardia, FM Riachuelo, Agencia Paco Urondo, Sur Capitalino, ANCAP.



Seguir Leyendo