Open top menu

A raíz del acuerdo de Chevron e YPF más de 5000 manifestantes decidieron salir a la calle a expresar su descontento con este nefasto convenio. El Gobierno provincial de Sapag reaccionó como suele hacerlo: brutal represión, heridos con balas de plomo, varias personas en estado crítico y otra penosa situación. Maiten, militante de AJI (Agrupación Juvenil de Izquierda), está peleando en ese lugar y le contó a FM La Caterva como está la situación.
Claves