Open top menu



El Sábado 23 de Agosto la Gendarmería Nacional, la Policía Metropolitana y la Policía Federal desalojaron en un operativo conjunto el Barrio Papa Francisco ubicado en el sur de la Ciudad de Buenos Aires, lindero a la Villa 20 de Lugano.
Durante la semana anterior al hecho, el Ministro de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, generó las condiciones para legitimar el desalojo en una gran parte de la población. Desde las declaraciones xenófobas sobre los habitantes de países hermanos, hasta la infundada acusación del crimen de Melina López (ocurrido el día 18 de Agosto en Fernández de la Cruz y Pola) a los habitantes del Barrio Papa Francisco. Los medios hegemónicos de comunicación también hicieron su parte, fogoneando estas declaraciones y estigmatizando aún más al Barrio.

Es así como llegamos al Sábado 23 de Agosto, donde cientos de familias fueron desalojadas, acusadas por el gobierno de la ciudad de "despojo de la tierra", con sus derechos básicos vulnerados, y viendo cómo las topadoras destrozaban lo que tenían a su paso. 

De los delincuentes, las armas y el narcotráfico  que supuestamente se "escondían" en el Barrio, ni noticia.

Durante el desalojo, seis personas fueron detenidas, a las que luego se sumaron otras cuatro. De las seis primeras, cinco fueron liberadas luego de varias horas, y como consecuencia de una fuerte presión que realizaron diferentes organizaciones populares en las puertas del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires. 

En una cobertura conjunta, FM La Caterva y En Movimiento TV dialogaron con Cristian Ibarra (uno de los seis detenidos, referente del Barrio y militante de la Corriente Villera Independiente) y con Ramiro Geber (abogado de los detenidos)

Ramiro Geber - Abogado


Cristian Ibarra - Detenido


Marina - CVI