Open top menu


Luego de 28 horas de acampe en las puertas del Consejo Nacional de las Mujeres, Mujeres en Lucha consiguió el compromiso firmado de Fabiana Tuñez, titular del Consejo, de regularizar la deuda que desde hace un año tiene con la experiencia de las Casas de las Mujeres en las Villas 1-11-14 y 31bis (CABA), Gerli (Pcia. de Bs. As), Barrio Las Delicias 2 (Santa Fé) y Barrio Obrero (Cipolletti-Río Negro). 

Foto En Movimiento Teve


La Casa de las Mujeres Luchadoras, iniciativa popular desarrollada en un primer término en la Villa 31 y 31 bis, se expandió luego a otros barrios y provincias, a raíz del incremento de situaciones de violencia y la necesidad de dar una respuesta organizada a este flagelo. El acampe fue instalado el Lunes 23 de mayo en las puertas del Consejo, para reclamar la efectivización de los fondos con los que, hace más de un año, se comprometió Fabiana Tuñez. 

En diálogo con FM La Caterva, Alejandra (integrante de Mujeres en Lucha) afirmó que dichos fondos son “para las compañeras que sufren violencia de genero acá en el barrio, que hay muchas”. Desde su lugar de mujer organizada, Alejandra denunció la ausencia y falta de respuesta del Estado: “nosotras que no somos funcionarias hacemos lo que ellas tienen que hacer acá en el barrio, estamos en distintos barrios haciendo acompañamientos de las compañeras en situaciones de violencia”. 

Este proceso de contención y acompañamiento incluye grupos de mujeres que forman cuadrillas de prevención y autodefensa frente a cualquier tipo de violencia, a la vez que garantiza el refugio transitorio a mujeres que sufren violencia, asesora legal y jurídicamente, realiza seguimientos posteriores, y elabora estadísticas a partir de un registro interno de los casos en los que se interviene. Asimismo, se piensa desde lo propositivo y no sólo desde lo defensivo, por lo que se llevan a cabo talleres de oficios, para la conformación de cooperativas de mujeres que permitan su autonomía económica, así como talleres culturales, sociales y políticos de debate, todos abordados desde una perspectiva de género. 


¿Qué cambió después del 3 de Junio y el #NiunaMenos? 

A días de cumplirse un año de la gran movilización del 3 de junio del 2015, Alejandra denunció que “no cambió nada, se sigue desapareciendo a nuestras pibas, sigue habiendo femicidios, continúa habiendo policías que tienen a nuestras pibas en redes de trata. El tema es político, de policías y de un montón de funcionarios que dicen defender a las mujeres, pero nada que ver. La policía te sigue diciendo 'tenes que esperar 48 horas para hacer la denuncia', pero en ese tiempo las matan o las desaparecen del país. Tenemos que seguir luchando, seguir metiéndole el pecho para que todo esto cambie”. 

En relación a la coyuntura socio-económica actual, Alejandra agregó que es aún más difícil para las mujeres salir de situaciones de violencia en este contexto de ajuste. No obstante, lejos de compartir una mirada derrotista, afirmó con optimismo que “las mujeres no están solas, estamos en distintos barrios, para que podamos construir un mundo mejor para nosotras y nuestros hijos. Con lucha podemos todo”. 

El Consejo Nacional de las Mujeres estableció 90 días como plazo máximo para hacer efectivos los compromisos asumidos. Si, una vez más, incumplen su palabra y su firma, sin duda Mujeres en Lucha estará exigiendo en la calle lo que les corresponde a quienes, todos los días, se hacen cargo del ¡Ni Una Menos! en los barrios más pobres de las grandes urbes, construyendo desde abajo feminismo popular y comunitario.
Audio de la entrevista Alejandra- Mujeres en Lucha

Claves