Open top menu

Los estudiantes de  la Facultad de filosofía y letras de la UBA resolvieron ayer por la noche en una masiva asamblea la toma de la facultad en rechazo al accionar policial que intentó desalojar las clases públicas instaladas hace varias semanas en el marco del paro docente. En una nueva asamblea realizada hace horas se decidió continuar con la medida.






Ariel Goncalves, estudiante de Historia de Facultad de Filosofía y Letras, contó en diálogo con FM La Caterva los sucedido ayer: "A eso de las cinco de la tarde la policía intentó ingresar a la facultad violando la autonomía universitaria, se les prohibió el acceso, y una hora después volvieron en patrulleros y tuvieron una reunión con AGD en la que dijeron que tenían una orden de desalojar el corte y que si no lo levantaban traerían los carros hidrantes. Seguido a eso se convocó a una asamblea donde se votó la toma, permitiendo el trabajo administrativo de los no docentes, garantizando las clases públicas, y cortes de calles para aumentar la visibilidad."

En cuanto a la situación en cada una de las facultades de la universidad, Ariel asegura que "Hay un proceso de movilización muy importante en donde hasta las facultades con menos nivel de organización y participación en centros de estudiantes se vienen armando asambleas con mucha convocatoria, como derecho, económicas, ingeniería, como hace años no sucedía. Si no hay una pronta solución del conflicto, sobre todo el presupuesto, lo más probable es que se sigan sumando otras facultades a la toma."

Asambleas, movilizaciones, cortes y paro. La comunidad educativa en su conjunto le hace frente al ajuste, rechaza el 0% de aumento de presupuesto en el caso de la UBA que alcanza sólo hasta agosto, y el 15% de aumento para lxs docentes cuando la inflación anual se prevé que supere el 40%.  Esta crisis generalizada lejos de de la prometida "Revolución educativa" responde a una política decidida que golpea a la educación pública en su conjunto, frente a la cual lxs estudiantes, docentes y no docentes se organizan para defenderla, en una lucha que se profundiza no sólo para mantener las condiciones, sino para mejorarla, dignificarla, contruyendo universidades más inclusivas, gratuitas, de calidad y al servicio del pueblo. El sábado 7 se realizó una asamblea interuniversitaria donde participaron la UBA, UNA, UNDAV, UTN, Univerdidad de las Madres, entre otras, y se plantearon las distintas problemáticas que cada una atraviesan: "Venimos avanzando en la organización de un evento que se llama 'La universidad publica no se toca' -que ya cuenta con más de 50 mil participantes y/o interesados en las redes sociales-, con una movilización y festival frente al Palacio Pizzurno", finalizó Ariel.

Para este jueves se espera una masiva movilización docente-estudiantil, y una progresiva profundización de las medidas de fuerza porque si quieren frenar la lucha, ¡La triplican!