Open top menu


Mabel Bellucci, activista feminista queer, analizó en diálogo con Enredando las Mañanas, en la edición especial del viernes 24 de marzo, una dimensión poco explorada de como fueron los feminismos durante la dictadura ¿Qué pasaba con la lucha de las mujeres previa, durante y posterior al golpe militar?
“Las feministas eran grupos reducidos y estaban haciendo una revolución diferente a lo que se estaba planteando en los años 70’ porque tenían un visión micro política, es decir, ellas trabajaban sobre la sexualidad, sobre el mundo privado, sobre la familia, temas que no estaban en la agenda en ese momento y aún hoy las izquierdas no lo tienen como lema”. Así comienza la charla con Bellucci quien reconstruye la historia de los feminismos durante la dictadura cívico militar y eclesiástica, un tema poco tratado a ya 41 años.

Pero la organización feminista comienza mucho antes del golpe, Bellucci comentó que fue en los 70’ cuando aparecieron pequeñas agrupaciones feministas, a las cuales la triple A empieza a perseguir. Sin embargo, como siempre, la lucha no cesa y es para el 74’ cuando hacen una alianza con Néstor Perlongher y algunos más del Frente Homosexual de Liberación, “habían armado el grupo de política sexual por la prohibición de los métodos anticonceptivos, que otorga el gobierno de Perón”, relata.

Ya en dictadura, la activista feminista menciona algunas agrupaciones feministas de la época que continuaron con su camino de lucha: Asociación de Trabajo y Estudio de la Mujer (ATEM) 25 de noviembre, el Centro de Estudios Sociales de la Mujer Argentina (Cesma).
En cuanto a las organizaciones de izquierda Bellucci es clara, para ese entonces, “las organizaciones político y armada no tenían ni idea la existencia de las feministas”. Muchas de ellas se suman luego a la Unión Feminista Argentina (UFA). En ese entonces también existía el Movimiento de Liberación Femenina (MLF) liderado por María Elena Oddone, “ella da una política más hacia afuera, mientras la UFA hacía de estudio y de autoconciencia, el Movimiento de Liberación Feminista intenta instalar el debate”, reflexiona Bellucci.

Paralelamente, desde la trinchera de la comunicación aparece en el 82’ la primera publicación feminista que aun hoy tiene vigencia “El Genero Mujer” de Leonor Calvera. Así también, se suceden una serie de boletines de las distintas organizaciones y además, María Moreno junto con Moira Soto publican una sección que se llamaba “La Mujer” en el diario La Opinión antes de la intervención de Masera. “Luego crean en el 82’ la publicación ‘Alfonsina’ que es casi como ícono del feminismo en Buenos Aires”, finaliza Bellucci.
Claves