Open top menu


El martes 18 de Julio se realizó en la Parroquia Caacupé de la Villa 21-24 una asamblea para definir acciones para visibilizar y denunciar el asesinato de Cristian “Paragüita” Toledo a manos del bombero de la Policía de la Ciudad Adrián Gustavo Otero, el pasado Sábado 15 de Julio. El próximo viernes 21 a las 17:00 se convoca a concentrar en Luna e Iriarte para movilizar hasta el Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires (Av Patricios 1142)


Foto de La Garganta Poderosa

Cada 25 horas un pibe/a es asesinado/a a manos de la policía, delito conocido como “gatillo fácil”. La estadística explota en el pecho lleno de tristeza y angustia. “Tiroteo y persecución” rezan los medios masivos de desinformación. Ayer, tres días después del asesinato de Cristian, otro policía en San Martín (provincia de Buenos Aires) fusiló con 16 tiros a Rodrigo Alejandro Correa, un pibe de 14 años. Comienza entonces el doble trabajo: conseguir justicia para Cristian Toledo, y para todxs lxs pibxs asesinadxs (no son “muertos, son asesinadxs por la policía) y el “limpiar” sus nombres frente a tantas mentiras mediáticas, como varios vecinos y vecinas dijeron en la gran Asamblea que se realizó en el día de ayer en la Parroquia Caacupé en el corazón de la 21-24.


La Asamblea del barrio por Paragüita y por todxs




La parroquia explotaba de gente, la gendarmería cortaba la callecita, Osvaldo Cruz. Mate cocido muy azucarado y galletitas circulaban entre todos/as quienes estábamos ayer reunidos. Familiares, amigos/as, medios alternativos, Crónica en la puerta, organizaciones, ex preceptores de Cristián, ex maestras de la familia de Cristian, el Padre Toto, el Padre Charly, la Comisión de Derechos Humanos del barrio, Roque -el dueño de la ferretería donde laburaba Cristian-, vecinas/os. Muchos y muchas. El micrófono circuló, entre propuestas de movilización, conferencia de prensa, el recuerdo de los familiares y un emotivo “CRISTIAN PRESENTE” al cierre de la Asamblea.


No podemos decirles que es gratis

La justicia, cuando los asesinados/as son las/os pobres y los/as asesinas/os integrantes de las fuerzas de seguridad, como en este caso, no falla nunca para este lado si no se acompaña la parte judicial, de organización y presión popular. En este sentido, se expresó el Padre Charly a poco de empezada la asamblea: “Nosotros ahora estamos conmocionados porque conocemos a Cristian, su historia, su ser un pibe de bien, pero evidentemente esta lucha es una lucha larga. Pensaba en la importancia de que esto llegue, que no quede impune, porque nosotros frente a la injusticia nos tenemos que organizar. Porque si las fuerzas de seguridad con la cabeza caliente, medios de comunicación que estigmatizan a los pibes, piensan que es gratis, nosotros estamos en el horno. Frente a la injusticia nosotros nos tenemos que organizar y decir esto no puede ser. Por eso es muy importante que este policía termine recontra preso. Cada vez que un policía vaya a agarrar el arma tiene que sentir el miedo de terminar detrás de los barrotes. Y eso solo se puede conseguir con organización. Acá hay dos planos, una cosa es Cristian y el respeto al dolor de la familia, y otra cosa muy importante también, es dejar claro que esto no puede pasar más en el barrio. Por eso sin duda, la marcha que hagamos tiene que ir hacia a algún lugar que meta presión en los tribunales. Porque los juicios, cuando está involucrado un policía vienen ya con presiones de arriba, si nosotros como barrio abandonamos esto, si no manifestamos, si no metemos presión, le estamos diciendo es gratis. Y no lo podemos decir. No lo podemos decir
Y tenemos que recordarlo en el tiempo, porque estos juicios son largos, cada vez que haya una audiencia, meter presión en la calle. Porque el juicio también se gana con la presión de los medios, si no corta al calle, si no le importa a nadie, es como los innumerables pibes que se van perdiendo y quedan en el olvido, y que la justicia no estaba hecha para defendernos. Nosotros esta la tenemos que tomar por él y por todos los vecinos del barrio”


Por Cristián y por todxs

El micrófono lo tomó luego una vecina, de las muchas que estaban explotando la Caacupé. Había, sin duda, más mujeres que varones. Madres, hermanas, amigas, madrinas, tías. “La justicia no se hizo para los pobres. 46 años viendo morir pibes que jugaban a la pelota. Tenemos que decir basta, hoy es Cristian, pero esto viene pasando desde que tengo 14 años y vengo a esta Parroquia. Muchos ya no están. Tenemos que aprender a organizarnos, todos juntos podemos lograr un montón de cosas. Esto no se vio casi nunca en el barrio por un pibe, pero hay muchos chicos” expresó esta vecina, aclarando luego que no era un reproche, sino una invitación a la organización, y continuó por la defensa del barrio, que fue una constante en las distintas intervenciones, “los medios no vienen acá a las 5 de la mañana a ver como salen todos a ganar el pan. Acá hay más de 120 organizaciones, todos juntos podemos lograr que se haga justicia por una vez aunque sea” Luego se refirió a la necesidad de que los medios masivos de desinformación que difundieron el caso como persecución, tiroteo y muerte de un delincuente, se retracten: “los medios sí o sí se tienen que retractar. Tenemos que estar todos los que podamos. Siempre uno de la familia que vaya en cada lugar donde estemos. Tenemos que hacer que se retracten.” Sus palabras finales describen de forma muy fiel la asamblea de ayer “vi gente que no vi nunca en una reunión del barrio hoy acá, lástima que no lo tengamos a Cristian que fue un buen chico, realmente” “Lo siento en el alma señora, todos somos madres, encuentre en nosotros todos un apoyo para lo que usted necesite” finalizó hablándole a la madre de Cristian Toledo, sentada frente a ella.


Persecución, tiroteo y muerte: cómo se construye el mensaje

Entre las propuestas que circularon en torno al recorrido de la marcha que se va a realizar el próximo viernes 21 de julio a las 17:00 desde Luna e Iriarte, surgió la de movilizar al Ministerio de Justicia y Seguridad GCBA (Av. Patricios 1142). Al respecto, Roque, dueño de la ferretería donde trabajaba Cristián, y como parte de su familia, expresó que “el Ministerio de Seguridad fue el que dio la información a los medios de que había habido un tiroteo y que habían matado a un chorro y había dos detenidos. Esa fue la primera información que el ministerio de justicia dio a los medios, y que empezaron a sacar en todos los noticieros”. Efectivamente, el sábado a las 17:00, mientras cientos de personas se(nos) concentraban(mos) en la Comisaría 30, todos los medios televisivos masivos de comunicación presentaban el hecho como persecución, tiroteo y muerte. Así funciona la construcción (mentirosa) del hecho que consume la mayor parte de la población.


Cierre, definiciones y CRISTIAN PRESENTE

Al cierre de la asamblea, y luego de haber logrado definir movilizar el próximo viernes 21 de Julio a las 17:00 desde Luna e Iriarte hasta el Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires (Av. Patricios 1142) Estela Nadalich, la tía de uno de los amigos de Cristian que estaban el Sábado en el auto con él, tomó el micrófono para remarcar que los únicos dos testigos del hecho, Daniel Nadalich y Carlos Galván, pueden ser perseguidos por las fuerzas de seguridad. Y contó lo que le dijo a su sobrino Daniel Nadalich, el asesino, Adrián Gustavo Otero, luego de matar a Paragüita “quédate quieto, ya me cagó uno la vida, no me cuesta nada matarlos a ustedes dos”
Los amigos, abrazados, todos, pibes, chicos, con lágrimas en la voz y en los ojos dijeron que “me hubiese gustado que ninguno de ustedes esté acá. Cristian siempre va a estar presente, en todo, en todo, en todo en todo. Siempre, vamos Cristian” terminaron agitando el dolor, estallado en lágrimas y aplausos. La asamblea se cerró al grito de “no nos dejen, por favor, cada marcha, estén con nosotros” y un terriblemente real ¡CRISTIAN PRESENTE AHORA Y SIEMPRE!


*El próximo viernes 21 a las 17:00 se convoca a concentrar en Luna e Iriarte para movilizar hasta el Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires (Av Patricios 1142)


Claves