Open top menu

Hace 17 dìas está desaparecido Santiago Maldonado, luego de la represión que  el 1º de Agosto llevó adelante Gendarmería en la comunidad mapuche que habita el territorio de Pu-Lof en Resistencia Cushamen, (Chubut). Santiago fue visto por última vez cuando se lo llevaba detenido la gendarmería, como relatan los integrantes de la comunidad. El miércoles pasado, mientras Patricia Bullrich estaba en el Senado criminalizando al pueblo mapuche en vez de dar explicaciones por la desaparición de Santiago, se realizaba un rastrillaje en el territorio de la comunidad.

Relmu Ñamku, de la comunidad mapuche Winkul Newen (Neuquén) habló con FM La Caterva, desde el Pu-Lof en Resistencia Cushamen, luego del rastrillaje. ¿Cuál es la situación de los pueblos indígenas? ¿qué implica la desaparición de Santiago como forma de amedrentar las luchas de los pueblos y la solidaridad?

-Hoy Patricia Bullrich dio un informe en el Congreso, nos interesaba hablar con vos, sabemos que se hizo un rastrillaje en el territorio y queríamos que nos cuentes cómo está la situación allí, cómo están los integrantes de la comunidad.
Llegamos anoche a la zona de Esquel, sabíamos que se iba a realizar este procedimiento, nos trasladamos al lugar pero no nos dejaron ingresar en el momento que se estaba realizando el rastrillaje. Cuando terminó llegamos hasta el Lof, estuvimos con la gente de la comunidad, y nos transmitieron un poco cómo fue, cómo se llevó adelante este procedimiento, con un gran despliegue de efectivos de gendarmería para llevar adelante la búsqueda de Santiago Maldonado en el lugar. Nos sorprendió ver el despliegue que había en la zona, de helicópteros, todo tipo de vehículos para llevar adelante este rastrillaje por el campo y por el río. Hasta el momento no contamos con un informe oficial del juez federal Otranto, pero sí sabemos que no pudieron encontrar nada contundente que nos diera indicios de dónde está Santiago.
Está circulando una noticia que dice que el juez Otranto reconoció la vinculación de gendarmería en la desaparición de Santiago, hace minutos nos comunicamos con el juez, y nos comunicó que esto es mentira, que él no ha dado esta información. Hay cadenas de información, de mensajes que están mandando esta información y el juez no dijo eso.  A penas nos llegó esta información mantuvimos una comunicación con el juez y nos desmintió. Estamos todos a la espera del informe oficial que va a ser, no lo que ocurrió pero sí desde la voz de la justicia, cuál es el posicionamiento que van a adoptar.
Pudimos hablar con la gente del lof, que siguieron todo el rastrillaje muy cercanamente, principalmente por los dichos que trascendieron desde el Ministerio de Seguridad, que se dijo que la comunidad no dejaba hacer el rastrillaje en el territorio, como culpabilizando a la comunidad de la desaparición de Santiago.  Creemos que fue bueno que se pudiera dar este rastrillaje, más allá de que hay otros lugares que tienen que ser allanados e investigados para encontrar a Santiago, pero con este rastrillaje se realizó en la comunidad se cae el discurso del Ministerio  de Seguridad en torno a por qué la comunidad no permitía este procedimiento. Ahora no tienen cómo sostener el discurso y cada vez se achican más las posibilidades de decir quién realmente es el responsable de la desaparición de Santiago y no nos cabe duda que fue la gendarmería, y con el rastrillaje queda más en evidencia lo que ocurrió con Santiago.
-No se si escuchaste la intervención de Patricia Bullrich, ¿qué opinión tenés sobre el lugar que está jugando el gobierno con la desaparición de Santiago?
Nosotros escuchamos parcialmente lo de Bullrich hoy a la mañana porque en ese momento estábamos en la comunidad, pero pudimos escuchar algunos de los dichos. Nos parece totalmente descarada la actitud de Bullrich, cuando se hace una sesión especial para indagarla como ministra y funcionaria pública sobre la desaparición de Santiago, y no para que ella se explaye sobre lo que opina del pueblo mapuche y las vinculaciones que ha hecho el pueblo mapuche  al terrorismo y principalmente al RAM. Lo que se pretendía en esta sesión es que ella explicara sobre el procedimiento de gendarmería que culminó con un desaparecido y no que tratara de empañar lo que se le estaba preguntando con un supuesto terrorismo del pueblo mapuche.


-Los dichos de la ministra Bullrich me hicieron acordar a los de Videla “no está ni vivo ni muerto, están desaparecidos" ella dijo que "no puede ni afirmar o negar que fue o no gendarmería" y eso va en la misma línea de aquel discurso de la última dictadura.

Exactamente. Por eso es que si bien brindó un informe que dejó a disposición con algunas de las medidas de pruebas que solicitamos, no sólo organismos de derechos humanos sino nosotros como Consejo Consultivo de Pueblos Indígenas, donde solicitamos el listado de todo el personal interviniente, los datos de los vehículos, etc.  Ella estaba con todos esos datos sobre la mesa pero desligandose de la responsabilidad de gendarmería a la hora de llevar adelante este procedimiento y principalmente teniendo en cuenta que pasaron varios días hasta que se hizo el allanamiento tanto en el escuadrón de  Esquel como de El Bolsón, que eran lugares claves para traer claridad en la investigación que se está llevando adelante. La verdad es que no esperamos de Patricia Bullrich, conocemos la historia de su familia y la vinculación en su momento a la campaña del desierto, como se fueron apropiando de territorios y como fueron creando una familia poderosa, no nos extraña que sus dichos sean del tenor que hoy escuchamos.
-Ves una profundización de la criminalización a los distintos pueblos originarios, pensando en Agustín Santillán preso hace 4 meses y  la cantidad de casos de presxs politicxs. ¿Se está profundizando o se sigue sosteniendo lo que viene hace muchísimos años?
Creo que se ha profundizado en el sentido que no importa el gobierno que esté de turno, tiene que ver con un modelo, con un Estado que sigue negando la vigencia y la expresión de los pueblos indígenas en Argentina. Podemos decir que como pueblos originarios hemos crecido, hemos generado otras condiciones para poder exigir nuestros derechos y que en un Estado donde no se quiere reconocer y dar garantías de nuestros derechos se van a dar más focos de represión, eso es lo que está ocurriendo ahora, más allá de los gobiernos que estén de turno, porque el Estado está preparado para no reconocer la diversidad cultural ni la plurinacionalidad que tiene Argentina y eso, como no se puede hacer legalmente, porque Argentina ha dado un paso importante en el marco de legislar para los pueblos indígenas,  lo tienen que hacer en el marco de la violencia y la represión. Eso tiene sus resultados y es que hoy tengamos dirigentes indígenas presos, infinidad de causas judiciales abiertas principalmente por usurpación en territorios que son ancestralmente originarios y que fueron relevados bajo la ley Nº 26160 de relevamiento territorial. Una situación de violencia y de desconocimiento de los pueblos indígenas ante la reacción de los pueblos indígenas, porque ya en Argentina no se puede negar que los pueblos indígenas estamos vivimos, que seguimos existiendo y que hoy reclamamos nuestros derechos. Hasta que el Estado no asuma que vivimos en un Estado plurinacional la respuesta va a ser esta que estamos viendo en estos días con las peores consecuencias.
-Hay un sistema en las grandes ciudades que van consumiendo la tierra,  el medio ambiente y esas usurpaciones llegan a las comunidades para arrasar con los recursos naturales también...
Por supuesto, hay un modelo capitalista que tiene como blanco nuestros territorios que son los territorios ricos en distintos recursos naturales como agua y petróleo. Para eso es necesario sacarnos de ese territorio y es lo que está haciendo este Estado, más allá del gobierno que esté de turno, porque la política neoliberal, la política del capitalismo es justamente esa, explotar los recursos naturales a como dé lugar, y si es necesario remover, eliminar a cualquier comunidad que esté en el lugar lo van a llevar adelante. Por eso es muy importante esto que hoy nos golpea tan duramente, la desaparición de Santiago Maldonado, en donde una vez más vemos que no sólo se reprime físicamente un pueblo sino que se reprime para eliminar la solidaridad.  Esto también lo analizamos desde ese punto de vista de que a la hora de llevar un apoyo de un hermano o de una organización que acompaña la lucha de los pueblos originarios,  qué casualidad que de repente ocurra esto con Santiago que hoy está desaparecido, entendemos que es una forma de amedrentar el apoyo que necesitamos los pueblos indígenas para garantizar nuestros derechos.
-¿Qué nos podés decir de la causa judicial en el medio de la puja por las pruebas y la responsabilización que se intentó hacer de quienes estaban allí y no registraron el momento de detención de Santiago?

A nosotros lo que nos consta es que Santiago estaba en el Lof, por lo que nos dijeron los propios hermanos, que llegó un día antes de todo lo que pasó después.  Mientras se escapaban de la casería que montó gendarmería en el lugar, los relatos de la comunidad son terribles, de cómo ese dia se bajó a cazar a nuestros hermanos,  es muy macabro pensar que mientras todos escapaban de los tiros que recibían alguien se iba a poner a sacar una foto. Santiago quedó más atrás y la gendarmería pudo retenerlo y llevárselo. Nosotros lo único que queremos es que aparezca Santiago, sabemos que ese día se llevó adelante un procedimiento donde estaba Santiago, porque hasta los niños cuentan y saben de Santiago, lo que queremos es que nos digan dónde está.