Open top menu


Hoy se cumplen 11 años de la segunda desaparición de Julio López, desde el 18 de septiembre de 2006, el día antes de la condena a Etchecolatz. Dialogamos con Rubén López, hijo de Julio. Cómo se transitan estos 11 años de búsqueda, qué implica sumar el nombre de Santiago Maldonado.

Desde las 17:00 se realiza una concentración en Congreso para marchar hasta Plaza de Mayo, para seguir exigiendo Aparición con Vida de Julio y de Santiago.


Primero, gracias por charlar un día Domingo, antes de que se cumplan 11 años de la segunda desaparición de Julio López. Y preguntarte ¿cómo estás? ¿Cómo se está? ¿Cómo se transitan estos 11 años y qué implica que se sume el nombre de Santiago Maldonado en la movilización?  

Se está como se puede, no es fácil de explicar con palabras, se van caminando por estos 11 años tratando de explicar lo que no puedo, no porque no quiero   
Que se le sume el pedido de Santiago Maldonado a esta fecha, primero es que hay un desaparecido forzado, y que todos debemos pedir por él y si en esta fecha tan particular para nosotros, hay visibilidad de Santiago bienvenido sea.                                              
¿Cómo ves, o qué opinas, de esa especie de disputa que se abre o se intenta abrir en torno a los desaparecidos de uno u otro gobierno y los reclamos de justicia y las exigencias de aparición con vida?       
           
Es una manera de des - información, es para tratar de tapar lo que está pasando con Santiago, a esos que dicen así yo les pregunto si alguna vez marcharon por alguien, si se comunicaron con nosotros, si alguna vez hablaron de mí viejo en público, no tienen altura moral para retrucar así.    

¿Qué balance de estos 11 años en cuanto a la respuesta del Estado, en sus distintas esferas, poder judicial, político, etc?

El balance es negativo, no está mí viejo, pero desde el gobierno anterior siempre estuvieron a disposición de la familia, por el lado de la justicia es negativo también, no nos dan respuesta, no se investiga, no hay una pista firme.  
                   
¿Qué recuerdo de tu papá, cómo viene al presente en cada  nuevo aniversario en que no sabemos dónde está Julio Lopez?      
                                        
El mejor recuerdo es su compromiso con los compañeros de lucha, a los que el representó en el juicio. Siempre en su casa y con su familia.  
        
¿Cómo se siente que la exigencia de aparición de Julio López sea de toda la sociedad?                    
             
Ahí puedo disentir, no toda la sociedad, una muy grande mayoría sí, y lo mismo pasa con Santiago, no todos se comprometen.   
                
Lamentablemente cierto                        

Pero no importa la cantidad, sí la calidad.                        

Claves