Open top menu





En el marco de una multitudinaria movilización que llegó hasta el monumento a la Bandera en la ciudad de Rosario, dialogamos con Carlos Del Frade, periodista y escritor. “Nunca hay casos particulares. Al revés, la teoría de la manzana podrida encubre que la caja está podrida”




¿Qué implican estos dos meses sin Santiago Maldonado?

Siempre cuando hay ajuste de un sistema político subordinado al sistema financiero, como pasó en el 76, como paso en el 90, como está pasando hoy hay desaparecidos. Y los desaparecidos tiene que ver con el control social por encima de las discusiones estructurales del pueblo argentino como por ejemplo propiedad de tierras y pueblos originarios. Lo de Santiago Maldonado es un escenario que marca un triple escenario: la propiedad de la tierra concentrada y extranjerizada, pueblos originarios ninguneados y control social para la pibada que quiere solidarizarse con aquellos que históricamente luchan contra esta cuestión.

¿Qué opinas del discurso que se trata de instalar en torno a la posibilidad de que haya actuado un gendarme de manera individual, y de no implicar a la gendarmería como institución, y a las fuerzas de (in)seguridad en general?

Justamente nosotros siempre creemos que nunca hay casos particulares. Al revés, la teoría de la manzana podrida encubre que la caja está podrida. Las fuerzas de seguridad nacionales, a partir del decreto N° 228 del 21 de enero del 2016, en donde se dice que están para ir a los territorios en conflicto, están al servicio del control social en la Argentina, y por lo tanto la desaparición forma parte de esa hipótesis de conflicto. Sino fijémonos Brasil, la semana pasada el ejército en la Rocinha, la principal favela, con la hipótesis de conflicto esa, la hipótesis de conflicto de territorio en conflicto, desaparecidos. Es el mismo plan, decreto 228 del 21 de enero de 2016.


¿Con qué otras luchas de Santa Fé se emparenta el pedido de aparición con vida de Santiago Maldonado?

Hoy se cumplen dos meses de la desaparición de Rosalía Jara, en Fortín Olmos, es una localidad muy chiquita del departamento más grande de la provincia, que es el departamento Vera, en el límite con Chaco. Rosalía Jara una chica de 18 años, que generalmente tiene que ver esta desaparición con la trata de personas, vinculada con la delegación del Estado en el crimen organizado, que es la policía de la provincia de Santa Fé. Hoy también se cumplen dos meses en relación a eso. Así que estas luchas en torno a lo que significan los desaparecidos en democracia son en realidad la punta del iceberg que revela la continuidad de mafias que siempre tienen el apoyo de nichos corruptos del Estado, nacional, provincial o municipal.

¿Qué implica la frase el Estado es responsable?

Creo que esa frase está muy bien conceptualmente pero después lo que hay que analizar es cuándo el Estado empieza a hacerse legalmente responsable. Por eso digo, la piedra angular de eso es el decreto 228 del 21 de enero de 2016.
Claves