Open top menu

*Dos policías que balearon a un pibe en 2015 fueron declarados culpables*

El 29 de diciembre finalizó el juicio contra tres policías que en septiembre de 2015 golpearon y dispararon a Totó, un pibe de 15 años de Barrio Obrero, Cipolletti provocando la pérdida de un ojo.

Mario Leiton y Matías Gutierrez fueron declarados culpables por el juzgado cipoleño mientras que Claudio García, el tercer policía imputado, fue absuelto. El 6 de enero se dictarán las condenas para los dos policías.
Tomás Agustín Vallejos "Totó" recibió un balazo de goma y perdió el ojo

En diálogo con La Caterva, Lorena Rizo, trabajadora de Red Puentes de Cipolleti, contó los pormenores y mayores de un juicio en donde "se intentó constantemente responsabilizar al pibe", y afirmó: logramos lo que queríamos que era que lo declararan culpable y dar vuelta esa postura de que el pibe provocó para que lo reprimieran. Gran parte de la sociedad en la que vivimos piensa de esa manera. Lo que tenemos que hacer es seguir trabajando para que estos casos no queden impunes, cambiar la mentalidad de las personas y seguir acompañando a los pibes de los barrios, que realmente son estigmatizados y perseguidos por la policía, no pueden salir al centro porque la cara, la forma en la que se visten los convierte en delincuentes.”


Los adolescentes y jóvenes son víctimas sistemáticas convertidas en victimarios: cuando no son perseguidos, son atrapados por el sistema, que los copta para vender drogas con la complicidad policial y política. Nos quieren hacer creer que los muertos son productos de pelea entre pibes, entre bandas, así se pierde la dimensión del sistema de muerte en el que están inmersos.

Lorena habló también sobre Sebastian Sapuri, otro jóven de 18 años que trabajaba en la Red Puentes y murió el pasado 15 de diciembre, otro pibe muerto a manos de la violencia en los territorios. "El juicio por Sebita va a comenzar en breve, nosotros vamos a denunciar a la policía por negligencia, porque liberaron la zona, no hicieron nada para que los pibes se separaran y reprimieron a los vecinos que intentaban ayudar. Lo importante acá es señalar que el sistema es responsables de esto, no los pibes. No queremos que haya ningún Sebita más, ni de este lado ni del otro".


Lorena precisó, en relación al caso de Sebastián, que los policías que estarán presentes en el juicio como testigos no llamaron a ninguna ambulancia, y que la ambulancia que llamaron los vecinos no se acercó. “Un pibe que venia 6 meses con nosotros laburando dia a dia, compartiendo todo, haciendonos enojar y reir mucho, era de todo. Tenia una hija de 8 meses, èl siempre me decìa que quería cambiar su situación, tambien me decia que estaba estigmatizado y que no podía conseguir trabajo por la forma en que a él le gustaba vestirse, que tal vez se la había mandado pero él quería cambiar, quería que lo miren con respeto. Esta pérdida la vamos a seguir en la lucha. El juicio va a empezar ahora en 3 meses y amos a luchar para que se haga justicia por Seba y por que la policía pague.