Open top menu


Los pibes y las pibas no son peligrosos, están en peligro.

Desde el taller de radio que llevamos adelante compañeros y compañeras de FM La Caterva y la Red Puentes la propuesta fue dialogar, informarnos y debatir sobre el proyecto que propone la “Baja de imputabilidad” presentado por el Gobierno Nacional. Decidimos dialogar con María Elena Naddeo que es la Directora General de Niñez, Adolescencia, Género y Diversidad de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires y co-directora de la APDH (Asamblea Permanente por los Derechos Humanos) sobre el tema. Lo que sigue a continuación es una transcripción y el audio de la entrevista que realizaron lxs pibxs de la Red Puentes en nuestro estudio de FM La Caterva.
La experiencia radial se llama “Aguantándola Careta” y se emite los lunes cada quince días a las 16.30hs en directo desde Barracas por www.fmlacaterva.com.ar y por el 97.3 de la FM.





_María Elena gracias por la comunicación y… ¿Qué nos podes decir sobre la baja de imputabilidad?

Este es un viejo tema. Cada vez que hay un gobierno de tipo conservador o neoliberal arrecian las ofensivas los argumentos basados desde el poder político para perseguir y castigar a los más débiles. El tema de la baja de imputabilidad lo estamos discutiendo en estos treinta años de democracia cada vez que hubo gobiernos de "mano dura". 
La propuesta que hace el gobierno de Mauricio Macri tiene que ver con culpabilizar, castigar y profundizar las líneas de castigo punitivas. 
El fenómeno de la "delincuencia juvenil" o de los pibes que están en "conflicto con la ley" se puede mirar desde una mirada punitiva, represiva, o desde la inclusión y la prevención. Y la verdad es que los organismos de DDHH estamos por la prevención de estas situaciones de delito y no por exclusivamente mirar la cuestión cuando es demasiado largo, cuando ya se habla de construir más cárceles y más comisarías. 
Cuestionamos el proyecto presentado por el Gobierno Nacional de bajar la edad de imputabilidad a catorce años. Creemos que no es un problema grave en la argentina el tema de los delitos a baja edad. Es un problema en general la inseguridad y es un problema grave también la inseguridad que viven los pibes en los barrios populares con el gatillo fácil e inseguridad muy grave es la que viven las pibas con las violaciones, los femicidios y los abusos sexuales intrafamiliares. Hay un problema de inseguridad porque la ciudad es cada vez más injusta y más violenta en todas sus versiones. 

_Tu cargo en la Defensoría del Pueblo es muy abarcativo. Queremos saber específicamente en la baja de imputabilidad cómo actúa la Defensoría. 

La Defensoría del Pueblo es un organismo administrativo. Por mi parte milito en DDHH en la Asamblea Permanente por los DDHH, ahí soy co-presidenta. Como organismo de DDHH integramos la "Red Argentina No Baja" en donde participan múltiples organizaciones y que se vienen reuniendo hace décadas y trabajando por aplicar la convención de los Derechos de los niños y las niñas. 
Desde la Defensoría lo que hicimos fue una declaración cuestionando y participando en la audiencia que citó el Ministerio de Justicia donde sobre 45 especialistas convocados, 40 dijeron que no a la baja de imputabilidad. Es un tema que le compete al Congreso Nacional. Lo que estamos haciendo es dando una opinión y planteando la necesidad de que se amplíen las políticas públicas de prevención. ¿Por qué un chico de 14 años llega a delinquir? Porque falló la escuela, la familia, el Estado. Tenemos que insertarnos mejor en los barrios y vamos por más políticas públicas de prevención. Esto es lo que se reclama desde las Defensorías del Pueblo de todo el país. 

_ ¿Por qué se elige encerrar a los pibes y pibas en vez de otras alternativas como buscar una familia para ellos y ellas por ejemplo?

Hay algunas experiencias positivas y programas de acompañamiento a chicos en conflicto con la ley penal. Uno de los lugares más terribles son las barriadas populares de la provincia de Buenos Aires. Ahí hay que trabajar con muchos más programas de los que hasta ahora se han desarrollado. Cuando una criatura tiene 14 años por qué se van de la escuela. A veces son expulsados, no son interpretados y fracasan. Hay que acompañarlos, becarlos y ver cuáles son sus necesidades y si se equivocan ver a fondo el conflicto. Muchas veces no tienen vivienda, tienen padres que son golpeadores o abusadores y entonces la calle no es una buena escuela de vida para los chicos y chicas. Lo comprobamos a los largo de los años. Hay que hacer mucho trabajo social y menos trabajo penal cuando se trata de adolescentes, niños y niñas. 



_ ¿Por qué en este momento se lleva adelante este proyecto de ley de baja de imputabilidad?

Es una actitud demagógica y propagandística del Gobierno. Piensan que van a aumentar puntos en ese sector de la población que quiere mano dura, de quienes dicen que los delincuentes que entran por una puerta y salen por la otra de una comisaría. Y esto no es cierto. En muchos casos quedan encerrados en las comisarías durante meses y en los institutos de menores durante años. Es una medida facilista de quedar bien con un sector de la población sin pensar que un chico que es detenido a temprana edad va a vivir situaciones de mayor violencia en los institutos que son verdaderas escuelas y que aumentan el nivel de violencia que ya tienen en situación de calle o en situación de marginalidad. Y tiene que ver con una manera de pensar la sociedad donde sobran los pobres y los chicos morochos, los chicos que están en situación de marginalidad. 

_ ¿Es como que la marginalidad estuviera de moda?

Claro, porque hay una política de concentrar la riqueza y además los que la concentran se la llevan fuera del país cuando hay una cantidad muy grande de empresarios que en vez de re invertir en el país se llevan los fondos al exterior como los Panamá Papers que son inversiones de empresarios argentinos, algunos ministros de este Gobierno que se llevan el dinero en el sector privado porque consideran que el país no es seguro. Y están allá esos dineros dándoles intereses y sin pagar impuestos. Tenemos un problema muy serio de vaciamiento del país. Por eso todos los problemas económicos que tenemos. Cada vez hay más desocupación. Y los hijos de los desocupados son los pibes y pibas que nosotros vemos en las ranchadas y que ahora vemos otra vez en situación de calle, en situación de grave riesgo social. 

_ Nosotros debatiendo este tema llegamos a la conclusión que nadie nos prepara para el fracaso y pareciera que bajar la edad de imputabilidad estuviera en el orden de lo necesario. 

No está en el orden de lo necesario. Eso implicaría llenar las cárceles de chicos y chicas. Cada vez que hay una situación de robo por ejemplo y que involucra a menores en vez de ir a un penal estos chicos tienen que ir a un sistema de promoción social donde haya becas, vacantes en una escuela o en un taller, que sea del gusto de estos chicos y de un acompañamiento de un cuerpo de tutores, de operadores sociales que los acompañe y que ellos tengan que dar cuenta de una vida de otro tipo. A veces cuando uno lo manifiesta parece una utopía pero si nunca lo soñamos nunca lo vamos a poder plasmar en la realidad. Tenemos que soñar una sociedad donde no existan los pibes chorros, ni los pibes en situación de marginalidad. Luchar por más políticas públicas y más programas sociales. Estamos en un momento donde estamos yendo al revés. Estamos en un retroceso y negativo para los jóvenes. 
En el mundo hay un momento difícil porque es un sistema de mucha injusticia, de mucha ganancia del capital concentrado donde los ricos cada vez tienen más y los pobres menos. Entonces donde se desprecia la vida se desprecia el valor de la niñez y las políticas sociales van cayendo. Es un fenómeno que sufren otros países como Brasil, gran parte de Centroamérica, Europa, etc.
Esta es una lucha puntual porque no baje la edad de imputabilidad. Menos cárceles de chicos y que haya más escuelas y centros y talleres de formación laboral, centros recreativos, clubes deportivos a los cuales todos y todas tengan acceso. 



_ ¿Por qué se sigue eligiendo el encierro? ¿Hay alternativas? 

Hoy está bastante generalizada la provation, el juicio abreviado, hay programas alternativos al encierro pero siempre están dentro del sistema penal. Hay que apostar a más programas sociales ese es el mensaje. Programas sociales y alternativos. 

_ ¿Los pibes y pibas salen a robar por influencia de los que más tienen?

Si, muchas veces son inducidos a robar o a veces son inducidos a prostituirse para consumir sustancias. Eso lo vemos en los barrios. Vemos que son adultos los que inducen a los pibes y pibas al consumo de drogas. Y después para seguir consumiendo los incorporan a una red de transas. Por supuesto que es así. Esos grandes también se iniciaron de la misma manera, es un círculo terrible de la pobreza y la perversidad. Y en el código penal está castigado severamente el adulto que utiliza a niños y adolescentes para concretar delitos. 

_ María Elena muchas gracias por tu tiempo. 

Gracias a ustedes y decirles que la Defensoría del Pueblo tiene sedes en todas las villas de la ciudad y que se acerquen. Nos pueden llamar al 4338-5504 o buscarnos en internet. Acérquense a participar y a luchar para que en cada barrio, que seguramente hay un centro cultural que está peleando y participando, se siga peleando. 



Claves