Open top menu

El pasado miércoles, la familia de Santiago Maldonado, acompañada por organismos y referentes de Derechos Humanos realizaron una conferencia de prensa en el Hotel Bauen tras el cierre abrupto de la causa por la desaparición seguida de muerte sin responsable alguno y el festejo de la ministra de (in)seguridad nacional, Patricia Bullrich.


El 28 de noviembre el Juez Lleral cerró la causa que investigaba la desaparición forzada seguida de muerte de Santiago Maldonado y sobreceyó a Emmanuel Echazú, el único gendarme imputado. Patricia Bullrich festejó con un tuit que decía: “La verdad le ganó al relato (...) Mientieron, quisieron engañar a la sociedad y generar miedo; hoy logramos dar un paso más hacia la Argentina de la ley y la verdad”. “¿Quién mintió? ¿Nosotros mentimos? Pergunta Sergio, el hermano de Santiago en la Conferencia, y le habla directamente a Bullrich: “queremos saber qué le pasó, todo lo que hicieron fueron sacarle los celulares a los gendarmes para que no siguieran hablando, no es que lo inventamos nosotros. No inventamos los libros adulterados de municiones y vehículos que fueron secuestrados. Esa es tu gente, a la que vos respaldaste, a la que no ibas a tirar a ningún gendarme por la ventana, porque a esa institución la necesitabas para el trabajo que estaban haciendo de fondo. ¿Cuál era el trabajo, matar a Rafael Nahuel, a Facundo, apretar a toda la gente en las villas, torturando, torturandonos a nosotros psicológicamente? Tenés detenidos que no tienen ni siquiera una sentencia, una causa, los sacás un día de la cárcel, los metés en arresto domiciliario, después los volvés a la cárcel. Jugás con las personas. Ese es el poder que tienen ustedes. Ese es el poder que tienen los grandes medios que encubren estos temas todo el tiempo. Yo no la puse en el Ministerio de Seguridad, ella buscó todo eso. Yo no busqué estar acá. No busqué enfrentarme con la gendarmería, no buscamos estar haciendo una conferencia de prensa, no buscamos tener a Santiago desaparecido 78 días, andar en Plaza de Mayo, por todos los lugares pidiendo verdad y justicia. Ni es algo en lo que nos sentimos cómodos. Nos tocó, no lo elegimos. Lleral eligió ser juez. Y si vos elegís algo, hacete cargo. Entonces no podés decir que te presionaron y te apretaron para cerrar una causa."


Por su parte, la abogada de la familia, Verónica Heredia aseguró que el fallo no fue judicial sino un acto político: “necesitaban mostrar al mundo que acá no pasó nada, como no pasó nada con el crimen de Lucía Pérez. Los jueces saben que estos fallos tienen un efecto directo en la sociedad, pretenden garantizar la impunidad”. La defensora afirmó que con el sobreseimiento de Echazu están sobreseyendo a Gendarmería, al Ministerio de Seguridad y al Poder ejecutivo y aclaró que la medida ya fue apelada por no resistir los mínimos pasos procesales.