Open top menu


El lunes 11 de febrero frente a la Legislatura Porteña, la CTEP Seccional Capital lanzará un plan de lucha en defensa del trabajo. Rafael Klejzer, secretario general de la Confederación de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular de la Ciudad, en diálogo con FM La Caterva apuntó contra el Gobierno de Larreta, la CAME, y advirtió: "hay que revertir el fascismo social".





Es conocida la represión institucionalizada en la ciudad contra lxs vendedores ambulantes y en particular la saña racista contra los senegaleses. Rafael Klejzer aseguró que existe una ofensiva general del Gobierno de la Ciudad para expulsar a lxs trabajadorxs de la vía pública en la ciudad y que la misma es fomentada desde la Cámara de la Mediana Empresa (CAME), "Culpan a los vendedores ambulantes de la falta de trabajo" y señaló a Nike y Adidas como dos de las empresas multinacionales responsables de esta avanzada: "La única forma de sacar a lxs vendedorxs ambulantes es a nivel legal, hay un andamiaje legal por la que los tipos encontraron para ir contra lxs trabajadorxs de la vìa pública".

Mientras el Gobierno impone tarifazos, las fábricas y Pymes siguen cerrando "el mismo gobierno que genera desocupación te persigue a la hora de que lxs compañerxs salen a vender algo en la calle. Frente a ello, el gobierno instruye a sus patoteros de espacios publicos, y controla a traves de la policia racista del GCBA"

Es por eso que los vendedores ambulantes de Liniers, de Once, del Predio de Rioja, trabajadorxs de la Feria Los Patos, parrillerxs y feriantes del Parque Centenario, organizaron un plan de lucha que como adelantó Klejzer, incluirá una huelga de hambre de todos lxs trabajadorxs. "Hay una pelea despareja y por eso la radicalidad de la propuesta del plan de lucha de lxs compañerxs, que tienen que plantear la condena social y llevar el conflicto a las casas de los funcionarios que dictan si hoy comes o no, si trabajas o no, y la huelga de hambre es para romper el cerco mediático y generar alguna sensibilidad que nos permita modificar la relación de fuerzas". El secretario de la CTEP porteña señaló con preocupación que "estamos perdiendo una batalla cultural. Los mismos que compran en las ferias o en mantas en la calle son los que nos criminalizan. Hay un fascismo social que odian al pobrerío, al extranjero. Eso hay que revertirlo. También vemos un abandono de los dirigentes políticos, sindicales que en su mayoría están ausentes."



El trasfondo político de la exclusión de estos trabajadores.

Ante la pregunta, Klejzer responde con varias razones, primero el modelo de ciudad: "No tienen un plan de gobierno si no un plan de negocios. Por ejemplo, para ellos no tiene que haber manteros en la calle pero si tiene que haber muchas mesas de los bares que ponen en Palermo. Hay un modelo de negocios que prioriza la empresa, un modelo de ciudad en detrimento de otro". La segunda razón es lo polìtico: "Tienen consenso para desalojar, si no lo tuvieran sería más complicado, pero lo tienen. Nosotros estamos hace más de un año y medio peleando por esto y no estamos pudiendo resolver las cosas. Lo cierto es que a este modelo de negocio en esta ciudad necesitan un tipo de ciudad para poder seguir generando el lavado de dinero, el circuito financiero y por supuesto el inmobiliario. Cuatro desarrolladores humanísticos junto al gobierno son los que fijan el precio del metro cuadrado en la ciudad. Entonces nosotros pagamos el alquiler en función de lo que deciden cuatro vivos con Larreta. Ese es el modelo de ciudad. Nosotros peleamos por otro y a la vez defendemos los arrebatos a los trabajadores".


2019: entre el tarifazo y las elecciones

 Klejzer también analizó la coyuntura argentina atravesada por el ajuste y el año electoral: "En lineas grales el ajuste es una gran confiscación de los salarios de los trabajadores, de los sectores populares hacia las grandes empresas, ellos reciben plata, si es en forma de subsidio o forma de tarifazo eso no les importa. El tema es que no regulan las inversiones, sobre todo a partir del 2001/2003 que a las privatizadas les sacaron las obligación de invertir, entonces el que invierte es el Estado. Hay una malaña judicial, porque las injusticias son legales en este país. Vamos a tarifazos que implican la bancarrota de las pymes, una terrible traslación de precios a partir de los costos de la energía y el transporte hacia los productos de mayor necesidad, para secar la plaza, transferir recursos de los sectores populares a los sectores más concentrados y una bicicleta financiera que permita a traves de la deuda, mantener esto que es como un tren que se va a estallar en cualquier momento contra la pared. Lo grave es que dentro de ese tren hay niñxs, ancianxs, pueblo trabajador sufriendo en todo este sistema de mierda. Nosotrxs intentaremos con la lucha retrotraer las tarifas a las de dos años atrás. No se puede desarrollar un país con energía y alimentos caros. Frente a eso convocamos a los ruidazos en todos lados, el martes llamamos a discutir un programa, que plantee la nacionalización y estatización de los servicios públicos, que sean estos derechos humanos y que el Estado se haga cargo. Sin un programa político nos quedamos solo en lo defensivo. Una tarea más para la CTEP, que frente al vacío que haya una oposición política en el país, nosotros tendremos que ocupar ese espacio, no suplantarla, porque no es solo no queremos tener tarifazos si no hacernos cargo de esas empresas y lxs trabajadorxs que estén al frente de ellas."
Claves